recetas originales

Receta: Wrap asiático de salmón

Tengo asumido que yo en otra vida debí ser un oso grizzly, de esos que se ponen en lo alto de las cascadas a comer salmón como si no hubiera un mañana.

Una búsqueda en el recetario de mi blog os hará ver que hay muchos platos en el archivo que incluyen este pescado rico en omega 3. Pero además, lo he utilizado en wraps y sandwiches con mucha frecuencia (normalmente ahumado), como este wrap de ensalada de huevo y salmón ahumado, o el exitoso sandwich sueco, porque me parece que es una forma poco frecuente y muy atractiva de tomarlo.

En esta ocasión quise hacer algo un poco más elaborado y no recurrir al sencillo salmón ahumado, sino utilizar salmón fresco (y cocinarlo). En Luxemburgo es uno de los pescados más accesibles debido a la proximidad del Atlántico, así que también es uno de los pescados que utilizo con más frecuencia en mi cocina. Para este wrap, lo hago al vapor envuelto en papel aluminio, de forma que el pescado queda completamente cocinado pero también logramos que quede suave y jugoso, no reseco.

Mi afición por la comida asiática también me ha hecho descubrir algunas combinaciones en las que el salmón funciona maravillosamente bien. Por ejemplo, la archiconocida combinación de salmón y aguacate, que es tan frecuente en restaurantes de sushi y comida japonesa. Quizá una menos conocida es la de cacahuetes y pescado, que es en la que se basan algunos platos del sudeste asiático. Yo utilizo los cacahuetes para darle un toque crujiente al conjunto y porque el sabor de fruto seco contrasta bien con la suavidad del aguacate.

En cualquier caso, esta receta original mía ha sido todo un descubrimiento y la repetiré con regularidad para comer pescado de una forma sabrosa y diferente. Eso sí, ojito porque llena bastante. Por si fuera poco, la mezcla queda igual de bien en sandwich, haciendo exactamente el mismo proceso, de manera que si no tenemos wraps o nos ha sobrado mezcla, podemos tomarla perfectamente en pan de molde.

Wrap asiático de salmón16

Posibles sustituciones

Pasta de wasabi -> Se puede prescindir de ella sin problemas, el wrap en sí tiene mucho sabor. Simplemente untamos mayonesa en el wrap y listo.

Salsa hoisin -> En el fondo es una salsa barbacoa, basta con sustituirla por la misma cantidad (una cucharadita/teaspoon) de una salsa barbacoa de vuestra elección.

Wrap asiático de salmón

    

September 24, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 30 mins

    20 mins

    50 mins

  • Produce: 4 wraps (ocho mitades)

Ingredientes

4 tortillas/wraps de trigo

260 gr. de lomo de salmón

50 gr. de cacahuetes

1 aguacate

3 tbsp. (cucharadas) de mayonesa

1 tsp. (cucharadita) de pasta de wasabi

El zumo de media lima

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de salsa de soja

1 tsp. (cucharadita, 5 ml.) de salsa hoisin

Un buen manojo de cebollino

1 tbsp. (cucharada) de semillas de sésamo

4 hojas enteras de lechuga (no muy grandes)

Indicaciones

Empezamos envolviendo los trozos de lomo de salmón en papel aluminio.

Con un utensilio de cocina al vapor, los colocamos sobre una olla amplia con dos o tres dedos de agua hirviendo. Tapamos y dejamos que se cocinen durante 20 minutos

Mientras el salmón se cocina, prepararemos el resto de ingredientes. Empezamos picando groseramente los cacahuetes.

Después mezclamos la mayonesa con la pasta de wasabi y reservamos.

Y a continuación cortamos el aguacate en trozos y rociamos con el zumo de media lima, para evitar que se ennegrezca.

Una vez el salmón esté cocinado, lo desenvolvemos con cuidado de no quemarnos y lo colocamos en un cuenco grande. Con un tenedor lo machacamos hasta lograr que quede fino.

Le añadimos la salsa de soja, la salsa hoisin y el sésamo. Mezclamos bien.

Después añadimos el cebollino. Volvemos a mezclar.

Por último añadimos los cacahuetes picados.

Humedecemos uno de los wraps/tortillas y lo calentamos unos segundos al microondas. Esto hará que el wrap gane flexibilidad y sea más fácil trabajar con el y enrollarlo. (Es mejor NO hacer todos los wraps de golpe, porque se resecarán.)

Empezamos untando por toda la superficie la mezcla de mayonesa y wasabi que reservamos.

Después esparcimos una cantidad generosa de mezcla sólo por el centro del wrap.

Colocamos encima del salmón unos trozos de aguacate.

Terminamos colocando una hoja de lechuga por encima.

Enrollamos bien apretado y cortamos por la mitad. Podemos servirlo directamente o refrigerarlo hasta que lo consumamos.

00:00

Receta: Quesadillas hawaianas

Hacía mucho tiempo que no os traía al blog una receta de quesadillas, a pesar de que en casa la de pollo, manzana y cheddar es una de nuestras recetas favoritas de todos los tiempos.

Lo mejor de las quesadillas es que son sencillas de hacer y además gustan a todo el mundo: queso fundido con varios ingredientes envueltos en una tortilla. Eso es esencialmente una quesadilla. Además permiten un alto grado de personalización, no sólo de ingredientes, también se puede experimentar con distintas combinaciones de quesos.

Mientras buscaba recetas para inspirarme y volver poco a poco a mi rutina cocinera, me topé con esta receta de quesadillas hawaianas y la verdad es que me conquistó sin mucho esfuerzo. La única modificación que hago respecto a la receta original es prescindir del cilantro y los jalapeños, pero si os gustan, podéis incluirlos (aunque quizá convendría en ese caso utilizar tortillas grandes).

Receta ideal para las noches de ver películas o series, aunque con cuidado, porque la piña suelta un poco de agua y puede darnos algún disgusto.

Quesadillas hawaianas

  ,   

September 12, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 40 mins
  • 20 mins

    40 mins

    1 hr

  • Produce: 10 porciones

Ingredientes

5 tortillas de trigo, tienen que ser del diámetro de la sartén que utilicéis.

300 gr. de mozzarella rallada

150 gr. de piña natural, cortada en trocitos

140 gr. de bacon ahumado en taquitos

140 gr. de jamón York en taquitos

Salsa barbacoa de tu elección

Indicaciones

Empezamos sofriendo el bacon ahumado en una sartén a fuego medio.

Cuando el bacon esté ligeramente dorado (2 ó 3 minutos), añadimos los taquitos de jamón York y rehogamos todo junto durante 4 ó 5 minutos, hasta que el bacon esté cocinado (pero no muy tostado).

Reservamos todo junto en un cuenco, fuera del fuego.

En una sartén distinta y con antiadherente, a fuego medio-alto, calentamos una tortilla, basta con esperar a que la tortilla esté templada tirando a caliente (no esperéis mucho porque se os tostará y luego será difícil doblarla).

Ponemos mozzarella rallada en una mitad de la tortilla, con cuidado de no arrimarla demasiado al borde de la tortilla (cuando se derrita, se "expandirá")

Cuando la mozzarella esté medio derretida, colocamos un poco de la mezcla de bacon y jamón york encima.

Acabamos con unos trocitos de piña (no demasiada, sino soltará mucha agua) y un poco de salsa barbacoa.

Ponemos otro poquito de mozzarella encima de la salsa barbacoa y cerramos la tortilla doblándola sobre sí misma.

Le damos la vuelta a la quesadilla doblada para que se funda un poco la mozzarella de la parte superior.

Sacamos la quesadilla de la sartén y con un cuchillo la cortamos por la mitad, para obtener dos porciones triangulares.

Repetimos los siete pasos anteriores hasta agotar la mezcla de las quesadillas. Mientras vamos cocinando las quesadillas, podemos dejar las que ya estén listas en un plato en el horno a 50ºC, para que no se enfríen demasiado.

Adaptado de lo que vi en Closet Cooking

00:00

Receta: Tortitas saladas de calabacín

Ahora que es verano y muchas verduras están en su mejor momento, nos damos cuenta de que siempre comemos verduras de la misma forma: en ensalada o en alguna variante asada/a la plancha. Por eso hoy os traigo una receta estupenda para disfrutar del calabacín de una forma original, en unas tortitas saladas.

Estas tortitas son geniales si tenéis niños en casa que son reacios a comer verduras. El sabor del calabacín se nota bastante poco, y si las presentáis como unas tortitas y las acompañáis de alguna salsa (tanto una que hagáis como una comercial, tipo ketchup o mayonesa), os aseguro que se las comerán sin rechistar. Además quedan unas tortitas bastante jugosas, lo que también facilita su consumición para los niños.

A la receta original simplemente le he disminuido la cantidad de ajo, que me parecía un poco excesiva. Además, lo acompaño de una salsa a base de créme fraîche, sriracha y mayonesa que le da un puntito genial.

Tortitas saladas de calabacín

    

June 27, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 10 mins
  • 30 mins

    10 mins

    40 mins

  • Produce: 7 tortitas, aprox.

Ingredientes

2 calabacines, pelados y rallados

1 cucharadita de sal (para salar el calabacín)

40 gr. de harina

15 gr. de parmesano rallado

1 ajo, machacado

1 huevo (L), ligeramente batido

Aceite

OPCIONAL: SALSA

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de créme fraîche (o yogur griego)

1 tbsp. (cucharada, 15 ml.) de mayonesa

1 tsp. (cucharadita, 5 ml.) de sriracha

Indicaciones

Mezclamos el calabacín rallado con una cucharaditas de sal y lo dejamos en un colador sobre la pila durante 10 minutos para que suelte el agua.

Mientras el calabacín suelta el agua, en un cuenco grande mezclamos la harina, el parmesano y el ajo machacado.

Pasados los 10 minutos, extraemos toda el agua del calabacín. Podemos hacerlo con un chino, o como en la imagen, presionando con un cucharón sobre el calabacín en un colador normal, hasta que se queda bastante seco. Es importante quitarle toda el agua posible.

Integramos el calabacín con la mezcla de harina, parmesano y ajo.

A esa mezcla añadimos el huevo, y mezclamos bien.

Nos quedará una especie de pasta espesa.

Cogemos una cucharada de masa, y la colocamos en una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva. Tienen que hacerse a fuego medio, porque sino se queman.

Cuando las tortitas estén doradas por un lado (unos 4 minutos), les damos la vuelta para que se tuesten por el otro.

OPCIONAL: Para hacer la salsa ligamos bien en un cuenco la créme fraîche, la mayonesa y la sriracha.

Servimos las tortitas calientes, acompañadas si lo deseamos por la salsa.

Adaptado de lo que vi en Damn Delicious

00:00

Receta: Ensalada de rúcula, sandía y melón

Con esta ensalada participo en la campaña #Ponunaensalada organizado por Rosilet del blog Sugg-r and some salads.

Ya me habéis visto en alguna ocasión utilizar la sandía de forma original. Es una fruta que me encanta, quizá una de mis favoritas de la temporada veraniega, junto con el melón y el melocotón. Me trae muy buenos recuerdos, por ser la fruta del verano y las vacaciones, una merienda genial en las tardes veraniegas de Valencia.

Como os comenté, una combinación que ha tomado mucha fama es la de queso feta con sandía, ya que el queso feta, tan salado, “resalta” el dulzor de la sandía. Tenía muchas ganas de hacer una ensalada utilizando esta combinación, pero utilizar sólo sandía y feta me parecía un poco triste. Me acordé entonces de una de las tostadas que hice para el reto de “Tostadas Creativas” y lo bien que quedaba la rúcula con el melón, así que decidí incorporar ambos a la mezcla. Para contrastar con el dulzor de la sandía y el melón, y con el amargor de la rúcula, me decidí por un poco de cebolla morada y tomates cherry, que dan el toque ácido al conjunto. Al final, ha quedado una ensalada fresca y muy nutritiva, genial para los mediodías veraniegos, en los que necesitamos mantenernos hidratados y recuperar las vitaminas que perdemos con el sudor. La vinagreta es una combinación estándar: aceite y vinagre de Módena. Lo mejor: se puede dejar preparada con antelación la ensalada, y aliñarla justo antes de servir.

En la receta os explico el procedimiento para darle el toque original a la ensalada y servirla en la propia sandía (una pequeña, ojo), pero si no queréis calentaros tanto la cabeza, los ingredientes son exactamente los que necesitáis para dos platos de ensalada, sin toda la parafernalia del “cuenco-sandía”. Simplemente cortad la sandía y el melón en taquitos e incorporadlos al conjunto. Mi otro consejo es que no os tiemble la mano utilizando queso feta, porque le queda genial.

Posibles sustituciones

Tomates cherry -> Tomate normal, cortado en daditos. Mejor uno que esté tirante, si está muy maduro se deshará.

Rúcula -> Si queréis algo más suave de sabor, podéis poner canónigos o espinacas. Si queréis una variante más crujiente, un poco de col y zanahoria ralladas.

Cebolla morada -> Si os resulta demasiado fuerte, podéis sustituirla por dos cebolletas alargadas cortadas en aritos.

Ensalada de rúcula, sandía y melón

  ,

June 16, 2015

  • Preparación: 40 mins
  • 40 mins

    40 mins

  • Produce: 2 raciones de ensalada

Ingredientes

250 gr. de pulpa de sandía

150 gr. de pulpa de melón

75 gr. de rúcula

1 cebolla morada, laminada y las láminas partidas a la mitad

130 gr. de tomates cherry, cortados a la mitad

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de aceite

1 tsp. (cucharadita, 5 ml.) de vinagre de Módena

Sal

Feta, al gusto

Indicaciones

Partimos una sandía pequeña a la mitad

Con un "melon bowler", sacamos un poco (unas 6 ó 7 bolitas) de sandía con forma de esfera.

Una vez sacadas esas bolitas, vaciamos la sandía con una cuchara, pesamos unos 220 gr para usarlos ahora (junto con las bolitas) y reservamos el resto en la nevera, para otras recetas. Reservamos también los "cuencos-sandía"

Repetimos la misma operación con una mitad de melón de unos 660 gr. Al final tenemos que tener un total de 150 gr. de pulpa de melón para nuestra ensalada.

En un cuenco o tupper grande con tapa, colocamos la sandía, el melón, la rúcula, las cortadas de cebolla laminada y los tomates cherry. NO COLOQUES LAS BOLITAS TODAVÍA. Salamos el conjunto.

En un cuenco pequeño colocamos el aceite y el vinagre de Módena y los emulsionamos.

Vertemos la vinagreta sobre los vegetales, tapamos el cuenco o tupper y agitamos.

Colocamos dentro del "cuenco-sandía" la ensalada, decoramos con unas bolitas de sandía y melón, y espolvoreamos un poco de feta.

Podemos enfriarla o servirla directamente.

00:00