recetas orientales

Receta: Atayef asaferi

Hoy os traigo la historia de un fracaso y una victoria.

Si me seguís en la cuenta de Instagram, el otro día visteis en los momentos (Stories o como se llame) que estaba intentando hacer clotted cream, un producto típico de Cornwall (Cornualles, para los castizos), en Wales (Gales). Tengo un amigo inglés que siempre comenta lo maravillosos que están los scones con clotted cream, y yo que soy fan de los scones, llevo pensando en esta crema desde que he oído hablar de ella, hace ya unos meses.

Continue Reading “Receta: Atayef asaferi”

Receta: Samosas de cordero

Tradicionalmente, las samosas, un plato de origen indio pero muy extendido por Oriente Medio, se rellenan de una mezcla de patata hervida y machacada con varias especias. En algunas zonas esta mezcla es sustituida por carne, habitualmente de cordero, y yo me he basado en esa idea para hacer estas samosas, un plato sabroso y diferente.

A los veteranos, esta receta os recordará ligeramente al kheema de cordero y guisantes que enseñé por aquí. Realmente, para esta receta he seguido más o menos los mismos fundamentos que para el kheema, pero prescindiendo del tomate triturado y el agua para evitar que la mezcla quedara demasiado acuosa y eso impidiera lograr unas samosas crujientes.

Para que cueste menos tiempo hacerlas, podemos dejar el relleno preparado con antelación, y que a la hora de servirlas simplemente tengamos que montar las samosas y tostarlas en el horno. Si sobra relleno, se puede tomar acompañado de arroz blanco, o en wrap para una opción rápida de hacer.

Samosas de carne

  ,   

August 18, 2015

  • Preparación: 40 mins
  • Cocinado: 10 mins
  • 40 mins

    10 mins

    50 mins

  • Produce: 6 samosas grandes

Ingredientes

6 hojas de pasta filo

250 gr. de carne de cordero picada

100 gr. de guisantes congelados

1 cebolla mediana, picada fina

1 tsp. (cucharadita) de garam masala

1 tsp. (cucharadita) de cúrcuma

1 tsp. (cucharadita) de comino molido

Sal

1 trocito de mantequilla (para dorar la cebolla)

Mantequilla derretida (para dorar la pasta en el horno)

Indicaciones

Empezamos derritiendo a fuego medio-bajo el trozo de mantequilla (unos 5 gr.)

Agregamos la cebolla y dejamos que se ablande.

Cuando la cebolla esté blanda, agregamos el cordero, y subimos a fuego rápido.

Una vez el cordero esté dorado por fuera (aún le quedará para hacerse por dentro), agregamos las especias (garam masala, cúrcuma, comino y sal), y dejamos cocer unos 5 minutos

A continuación, añadimos los guisantes congelados, y dejamos cocer todo otros 5 minutos

Precalienta el horno a 200ºC, modo ventilador.

Sacamos una hoja de pasta filo y la doblamos por la mitad horizontalmente, de manera que nos quede un rectángulo alargado.

Sobre la esquina superior derecha, colocamos un poco de la mezcla de cordero.

Con cuidado, doblamos hacia abajo.

A continuación, tomamos el resto del rectángulo y lo pasamos sobre el doblez que acabamos de hacer.

Le damos la vuelta con mucho cuidado, de forma que quede la parte rectangular hacia abajo y el relleno mirando hacia arriba.

Pasamos la pasta filo que ha quedado por abajo hacia arriba, de forma que tape la junta que quedaba visible en la imagen anterior.

Doblamos el último trocito que nos queda. Sobrará una punta que podemos meter hacia abajo, teniendo luego la precaución de colocar la parte del doblez hacia abajo, para que no se abra en el horno.

Colocamos las samosas en una bandeja con papel de horno y las rociamos con mantequilla derretida, para que se tuesten en el horno.

Horneamos durante 6-7 minutos, o hasta que las samosas tengan un tono marrón y aspecto crujiente.

00:00

Receta: Falafel de lentejas

Hacía tiempo que tenía curiosidad por el falafel, del que había oído hablar y que es quizá uno de los platos orientales más extendidos, junto con el kebab y el couscous, así que cuando vi una receta de falafel con lentejas en mi amado libro Donna Hay. Fresh and Light (del que ya os he enseñado alguna receta antes), no pude resistirme a hacerla para probar qué tal quedaba.

La salsa de acompañamiento también viene incluida en la misma receta, y os recomiendo que la hagáis porque combina perfectamente con las piezas de falafel. A primera vista puede parecer que hay poco falafel aquí, pero os aseguró que este plato llena bastante más de lo que parece, así que os recomiendo que os andéis con cuidado doblando cantidades.

Mi única modificación respecto a la receta original ha sido disminuir la cantidad de cilantro fresco utilizado, ya que yo no soy demasiado fan de esta hierba aromática, y cuando la uso trato de reducir un poco las cantidades. También he reducido un poco las cantidades de los ingredientes de la salsa, para que no saliera mucha.

Posibles sustituciones

Ricotta -> Se puede sustituir por requesón o queso tipo “cottage”.

Tahini -> Si no lo encontráis, se puede hacer tahini casero de forma fácil mezclando semillas de sésamo machacadas con aceite (de oliva o de girasol), hasta que quede de una pasta de consistencia líquida/viscosa.

Falafel de lentejas

  , ,   

July 2, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 30 mins

    20 mins

    50 mins

  • Produce: Entre 10 y 12 piezas

Ingredientes

Para el falafel

400 gr. de lentejas en conserva

70 gr. de pan rallado

100 gr. de queso ricotta

1 huevo

1 tsp. (cucharadita) de comino molido

1 tbsp. (cucharada) de hojas de cilantro fresco

1 tsp. (cucharadita, aprox. medio limón) de ralladura de limón

Sal

Pimienta

Aceite

Para la salsa de yogur

1 yogur griego (150 gr.)

1 diente de ajo, machacado/prensado

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de tahine

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de zumo de limón

Cebollino fresco, picado, al gusto

Indicaciones

Precalentamos el horno a 220ºC, posición de calor arriba y abajo.

Ponemos las lentejas en un colador, las enjuagamos y las dejamos que se escurran durante unos minutos.

Mientras las lentejas se escurren, preparamos la salsa de yogur. Mezclamos bien todos los ingredientes excepto el cebollino fresco.

Cuando la salsa esté bien mezclada, añadimos el cebollino y mezclamos con cuidado. Reservamos en la nevera.

Una vez las lentejas estén escurridas, las ponemos en una batidora, procesador de alimentos o similar, y les damos un par de golpes, NO hay que triturarlas completamente.

En un cuenco grande, mezclamos bien las lentejas procesadas, el pan rallado, el queso ricotta, el comino, el cilantro fresco, la ralladura de limón, el huevo, sal y pimienta. Quedará una pasta compacta, de color marrón claro.

Tomamos dos tablespoons (cucharadas) de la mezcla, formamos una bola y la aplastamos un poco para darle forma.

Colocamos papel de horno sobre una bandeja para hornear y lo engrasamos ligeramente, después colocamos las piezas de falafel encima. No crecen, así que se pueden separar poco.

Con una brocha de cocina, rociamos el falafel con aceite de oliva.

Horneamos por una cara primero durante 10 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. Pasado ese tiempo, abrimos el horno, le damos la vuelta a las piezas de falafel, rociamos con aceite por la cara descubierta, y volvemos a hornear otros 10 minutos.

Servimos calientes, acompañado de la salsa de yogur.

Adaptado de lo que vi en el libro 'Donna Hay. Fresh and Light' (ed. Hardie Grant Books, 2012)

00:00

Receta: Pitas de pollo y pera

Hacía tiempo que no os ponía por aquí alguna receta de “comida portátil” (wraps, sandwiches, etc).

Os voy a ser sincera.

El sabor de esta receta es estupendo, y además permite bastante personalización si algún ingredientes no os convence.

PERO.

Rellenar (y comer) pitas puede ser un auténtico dolor de cabeza. Desde mi punto de vista, es demasiado jaleo para una receta que está rica, pero que estaría igual de rica en un sandwich normal, o incluso un bocadillo tradicional o un wrap. Por supuesto, comerla en pita lo hace más auténtico y la mezcla está pensada para reavivar el toque seco que suelen tener las pitas.

A la receta original le he hecho pocos cambios. Utilizo algo menos de mayonesa, pero yo no utilizo mayonesa light, como pide la receta. Por otro lado utilizo pasas en lugar de arándanos secos, porque me parece que son más fáciles de encontrar y más asequibles, y el concepto en el fondo es el mismo: incluir un fruto seco con un toque dulzón. Además, en lugar de utilizar brotes, utilizo rúcula. En general, yo corto los ingredientes en trozos más pequeños que como los muestran en la receta porque creo que eso facilita el rellenado de las pitas.

Posibles sustituciones:

Pera -> Manzana, una variedad muy entera como Golden (toque más dulzón), Fuji, Granny Smith o Pink Lady (estas dos últimas dan un toque más ácido).

Apio -> Para aportar el toque crujiente y vegetal, también podéis utilizar un poco de col rallada. Si no, es posible prescindir de él completamente.

Rúcula -> La rúcula aporta un toque amargo al conjunto. Si no os gusta ese toque, podéis sustituirla por lechuga normal, por brotes de soja o simplemente prescindir de ella.

Pitas de pollo y pera

    

June 18, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 15 mins
  • 20 mins

    15 mins

    35 mins

  • Produce: 4 pitas

Ingredientes

4 pitas

2 pechugas de pollo

Un poco de mantequilla sin sal

Una pera, mejor una variedad tersa y dura

50 gr. de rama de apio, picada finamente

50 gr. de pasas

25 gr. de almendras laminadas

Rúcula, al gusto

1 yogur griego

30 ml. de mayonesa

1 tbsp. (cucharada) de curry en polvo

Indicaciones

Picamos las dos pechugas de pollo en cubitos pequeños. Cuanto más pequeños, más fácil luego rellenar las pitas.

Derretimos la mantequilla a fuego medio alto.

Doramos el pollo durante unos 10 minutos, o hasta que esté bien cocinado.

Lo dejamos enfriar aparte.

Mientras el pollo se enfría, troceamos la pera en cubitos pequeños.

Tostamos las almendras laminadas durante unos minutos, procurando que no se quemen.

En un cuenco grande, mezclamos por un lado las almendras, el apio picado fino, las pasas y la pera.

En un cuenco pequeño, mezclamos bien el yogur griego, la mayonesa, y el curry en polvo. Quedara una mezcla de color amarillo vivo.

Una vez el pollo esté frío, lo incorporamos a las frutas y verduras que mezclamos previamente.

Vertemos la mezcla de yogur sobre el conjunto y mezclamos bien, con movimientos envolventes para no machacar la pera.

Humedecemos ligeramente las pitas y las calentamos al microondas, unos 20 segundos. Es para que estén flexibles. Cuando las saquemos, las conservamos bajo un paño de cocina para que no se resequen mientras las vamos trabajando.

Cortamos un extremo de la pita, introducimos los dedos ligeramente en el hueco para abrirla un poco, con cuidado porque tienden a romperse con facilidad.

Introducimos rúcula en el hueco, procurando que quede pegada a una de las caras.

Sobre la rúcula, colocamos la mezcla de pollo y verduras. Aunque sea más difícil es mejor intentar rellenarlas horizontalmente, porque sino la rúcula acabará en el fondo de la pita y todo el pollo encima, lo que hará imposible comerse el final de la pita (que será un cúmulo de rúcula y ya).

Adaptado de lo que vi en Eating Well

00:00

Receta: Pollo tikka masala

Hacía bastante tiempo que quería probar a hacer una receta de pollo tikka masala en casa, porque solemos comprar la salsa de bote para hacerlo en casa, pero, aunque el resultado de los botes es bueno, nunca me fío demasiado de alimentos prefabricados y envasados.

Durante un tiempo estuve mirando varios blogs, muchos de ellos internacionales, pero nunca daba con una receta que no fuera o escandalosamente picante o difícil de hacer en casa. Es cierto que algunas de las especias utilizadas son un poco extrañas para la mayoría, incluso en esta receta que utiliza cosas relativamente frecuentes, y las que no lo son se pueden sustituir con facilidad. Esta receta sale algo más ligera que la tradicional, porque no se utiliza mantequilla o ghee, que es lo que suelen utilizar en India para cocinar. También hace que la salsa salga un poco más compacta, pero el sabor sigue siendo bueno.

Al final, una receta bastante aceptable la encontré en un blog español (al final de la receta está el link). A la receta original le he hecho pocas sustituciones. Yo no utilizo tabasco ni pimentón picante, y en su lugar utilizo un poquito de sriracha (que ya sabéis que soy bastante fan). Doblo algunas cantidades al hacer la receta para dos personas en lugar de para una. Además, incorporo un poco de concentrado de tomate, que he visto en varias recetas distintas que lo incluían para la salsa, aunque realmente no hace mucha diferencia. Por último, en lugar de utilizar dos tomates naturales, utilizo una lata de tomates cortados en cubos, con su jugo, para darle más cuerpo a la salsa.

SUSTITUTOS

Leche de coco -> Realmente no aporta mucho sabor al conjunto, se puede sustituir por la misma cantidad de nata para cocinar.

Garam masala -> Es difícil de sustituir, pero es posible hacerlo en casa. Aquí explican cómo.

Sriracha -> De venta en mercados asiáticos o en zonas internacionales/gourmet de grandes superficies comerciales. Se puede sustituir por alguna otra salsa picante de tu elección.

Pollo tikka masala

    

June 6, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 20 mins

    20 mins

    40 mins

  • Produce: 2 raciones

Ingredientes

Para el pollo

2 pechugas de pollo

1 yogur griego (150 gr.)

2 dientes de ajo, machacados/prensados

1 tsp. de sriracha

1 tsp. (cucharadita) de cilantro molido

1 tsp. (cucharadita) de comino molido

1 tsp. (cucharadita) de cúrcuma

1 tsp. (cucharadita) de jengibre fresco, rallado

El zumo de medio limón, o uno pequeño

Para la salsa

1 cebolla pequeña, picada muy fina

400 gr. de tomates naturales picados (de lata)

1 tbsp. (cucharada) de concentrado de tomate

45 ml. de leche de coco

1 tsp. (cucharadita) de garam masala

Indicaciones

ATENCIÓN: El pollo debe estar marinando durante al menos 1 noche.

Colocamos las dos pechugas troceadas en el fondo de una fuente, cubriéndolo entero.

En un cuenco mezclamos bien todos los ingredientes de la marinada del pollo: yogur griego, dientes de ajo, sriracha, cilantro molido, comino molido, cúrcuma, jengibre fresco y el zumo de limón.

Vertemos la marinada sobre el pollo, removemos bien para que se mezcle, cubrimos con papel film y guardamos en la nevera durante al menos UNA NOCHE.

Cuando el pollo esté listo, calentamos una cucharada de aceite de girasol, y doramos la cebolla ligeramente.

Añadimos los tomates de lata en dados y su jugo. Dejamos que el jugo se evapore un poco.

A continuación, añadimos el concentrado de tomate y mezclamos bien.

Agregamos a la sartén el pollo con la marinada. Subimos a fuego fuerte y cocinamos durante 5 minutos

Pasados esos 5 minutos, agregamos la leche de coco y la mezcla de garam masala. Bajamos el fuego, a fuego lento.

Dejamos que se cueza todo, sin taparlo, durante 10 minutos.

Servimos caliente, acompañado de arroz blanco.

Adaptado de lo que vi en AGV Recetas

00:00