recetas exóticas

Receta: Atayef asaferi

Hoy os traigo la historia de un fracaso y una victoria.

Si me seguís en la cuenta de Instagram, el otro día visteis en los momentos (Stories o como se llame) que estaba intentando hacer clotted cream, un producto típico de Cornwall (Cornualles, para los castizos), en Wales (Gales). Tengo un amigo inglés que siempre comenta lo maravillosos que están los scones con clotted cream, y yo que soy fan de los scones, llevo pensando en esta crema desde que he oído hablar de ella, hace ya unos meses.

Continue Reading “Receta: Atayef asaferi”

Receta: Ensalada de aguacate y cangrejo

Me encanta el aguacate. Es un ingrediente simple, pero a la vez muy versátil y que te vale para un roto o para un descosido. En los desayunos lo podemos utilizar sobre tostadas, vale también para tartars (como este de atún) y ensaladas, puede servirse con fruta dentro de un smoothie… En verano lo consumimos con frecuencia en casa, aunque se puede disfrutar durante todo el año.

Me encontré hace poco con una receta de ensalada en una combinación que, si bien no es demasiado original, da un resultado excelente. Dio la casualidad de que tenía una lata de cangrejo por ahí perdida (seguramente de alguna otra idea que tuve), y esta receta me dio la oportunidad de aprovecharla. Se puede sustituir el cangrejo por casi cualquier marisco: gambas, langostinos o, aún más barato, surimi.

Yo hago unas cuantas sustituciones de la receta que me sirvió de inspiración. Por un lado, la presentación me parecía mejor utilizando la piel, ya que sino hay que vaciar antes el aguacate o apilar demasiada ensalada por encima (con el riesgo de que se nos caiga todo en el plato después). Además no incorporo el tomate ni el aceite de oliva. Si bien el tomate y el aguacate nacieron para ir  juntos (y esta receta es una buena muestra), me parece que es una combinación muy explotada. El aceite, por su parte, me parece un poco redundante con el aguacate, ya que tratamos en ambos casos con grasas de origen vegetal. El punto de gracia es, por supuesto, la salsa mayo-sriracha, que le queda genial a todo el conjunto. Otra opción más tradicional y sencilla sería utilizar salsa rosa, pero aquí desde que probamos la combinación de mayonesa con sriracha no hemos mirado atrás. También prescindo del cilantro (del que no soy particularmente fan).

Lo bueno de esta ensalada es que además podemos añadir y quitar ingredientes para probar nuevas combinaciones de sabores. Por ejemplo, añadirle mango para darle un toque dulzón y darle al conjunto reminiscencias del sudeste asiático. Si queremos algo más contundente, podemos utilizar pimientos, bien crudos cortados en trozos pequeños, o asados si tenemos alguna sobra o conserva.

Además, se presta también a cambios en cantidades y presentaciones. Podemos servir varios aguacates pequeños como aperitivos, podemos utilizar un aguacate grande y servirlo a cada comensal como ensalada o entrante antes de un plato principal. La posibilidad de dejar la ensalada ya lista y refrigerada lo convierte también en un plato ideal si tenemos invitados y queremos adelantar trabajo la noche de antes.

Ensalada de aguacate y cangrejo

  ,

June 6, 2017

  • Preparación: 20 mins
  • 20 mins

    20 mins

  • Produce: 4 medios aguacates

Ingredientes

2 aguacates pequeños o 1 grande

1 lata de cangrejo en conserva (120 gr. peso escurrido)

1 cebolla morada pequeña

El zumo de media lima

30 ml. de mayonesa

5 ml. de sriracha (o al gusto)

Pimentón de la Vera

Indicaciones

Para la presentación de la foto: partimos los aguacates por la mitad, descartamos el hueso y, con cuidado, los vaciamos con una cuchara. Reservamos las pieles.

Troceamos el aguacate en cubos pequeños.

Picamos la cebolla morada muy fina.

Mezclamos bien en un cuenco el aguacate, la cebolla morada y el cangrejo escurrido.

Añadimos a la mezcla el zumo de lima y removemos bien.

En un cuenco pequeño mezclamos la mayonesa y la sriracha. Agregamos esta mezcla a los demás ingredientes.

Incorporamos todos los ingredientes juntos, y con una cuchara rellenamos las pieles de los aguacates que habíamos reservado. Para ello, presionamos ligeramente la cuchara sobre la piel de aguacate, como si le estuviéramos dando forma a unas bolas de helado.

Colocamos en el plato, y si lo deseamos, espolvoreamos con pimentón de la Vera.

Inspirado en lo que vi en Skinny Taste

00:00

Receta: Gambas crujientes con mango

Para esta entrada del reto Navidades 2015 os presento unas gambas crujientes con compota de mango. A diferencia de los vol-au-vents Thai, esta receta se toma templada o caliente (al menos las gambas). Las notas cítricas del mango junto con las especias de la compota refrescan el sabor de la gamba, es una combinación estupenda.

La opción que tenéis para preparar este aperitivo con antelación es dejar la compota de mango lista antes de tiempo y las gambas ya rebozadas, listas para freír. El tiempo de fritura es corto, de manera que no nos llevará mucho tiempo y podemos freírlas y montar la presentación en vasitos mientras los invitados toman otros aperitivos.

Cuando estaba pensando en posibles recetas para este reto, sabía que quería probar a utilizar el mango en alguna especie de salsa. Estuve buscando varias recetas por Internet pero ninguna terminaba de convencerme. Algunas tenían ingredientes demasiado complejos, otras se me antojaban aburridas. Al final me decidí por hacer yo misma esta compota, que en textura contrasta muy bien con el crujiente de las gambas. Si queréis elegir otro tipo de marisco para esta preparación os recomiendo que os decantéis por especies de gamba grandes (gambón, langostino, etc), ya que son más fáciles de manipular y de presentar de forma atractiva.

Aunque esta presentación es muy atractiva comprendo que puede ser un dolor de cabeza para muchos. Otras opciones más sencillas para presentar esta receta pueden ser:

  • Servir la compota en un cuenco a modo de ‘dip’, y las gambas enganchadas en el borde del cuenco.
  • Servir las gambas colocadas en una bandeja y con un bote de boquilla pequeña (o una cucharilla y mucho cuidado), esparcir un poquito de compota por encima.

Gambas crujientes con mango

    

December 10, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 30 mins
  • 20 mins

    30 mins

    50 mins

  • Produce: 6 vasitos

Ingredientes

Para la presentación de la foto

Vasitos de chupito o similar

Palillos largos/brochetas

Para la compota de mango

235 gr. de mango

El zumo de una lima (o el zumo de 1/2 limón)

1 tbsp. (cucharada, 15 ml.) de miel

1 tsp. (cucharadita) de jengibre en polvo

1 tsp. (cucharadita) de comino molido

Para las gambas

6 gambas tigre (o gambones, o langostinos)

30 gr. de panko (pan rallado grueso)

25 gr. de cebolla frita crujiente

2 tbsp. (cucharadas) de coco rallado

20 gr. de harina

90 ml. de agua

Aceite de girasol para freír

Indicaciones

Empezamos con la compota de mango. Para ello, troceamos en cubos medianos el mango.

Colocamos el mango troceado en un cazo pequeño, junto con el zumo de lima y la miel, a fuego medio. Dejamos que se cueza todo durante 10 minutos

Mientras tanto, preparamos las gambas. Si quieres hacer la presentación de la foto, ensarta las gambas en palitos de pincho.

A continuación, con un tenedor mezclamos la harina con el agua hasta formar una pasta espesa pero fluida.

En una mini-pymer o procesador de alimentos, juntamos el panko, la cebolla crujiente y el coco rallado. Pulsamos un par de veces o tres y colocamos en un plato amplio.

Pasamos las gambas ensartadas por la mezcla de harina y agua.

Después la pasamos por la mezcla de panko, cebolla y coco, y la colocamos ya rebozada en un plato aparte. Repetimos con todas las gambas los dos últimos pasos.

Cuando el mango se haya ablandado y se empiece a formar una pasta, añadimos el jengibre y el comino al cazo y mezclamos bien.

Después ponemos todo en el vaso de una batidora y trituramos hasta lograr una pasta homogénea. Dejamos enfriar aparte.

¡ATENCIÓN!: Si estás preparando esta receta con antelación, puedes refrigerar ahora lo que has elaborado (la compota y las gambas ya rebozadas pero sin freír)

En una sartén calentamos a fuego fuerte abundante aceite de girasol.

Cuando el aceite esté muy caliente, y con cuidado, colocamos las gambas, dejando que el palito sobresalga por fuera (si es muy largo, podemos apoyarlo en el borde de la sartén, si es corto, es conveniente sujetarlo con pinzas de cocina). Cocinamos las gambas unos 2 minutos por unidad.

Para servir las gambas como en la foto, colocamos una cucharada de compota de mango en el fondo del vaso, y sobre ella, las gambas con su palillo.

Servimos mientras las gambas estén calientes.

00:00

Receta: Vol-au-vents Thai

¡Aquí llegamos con la primera receta del reto Navidades 2015! En esta ocasión os muestro unos vol-au-vents Thai, un aperitivo o entrante frío que combina el hojaldre más famoso de la gastronomía francesa con un relleno con reminiscencias de la cocina tailandesa, en la que los sabores dulces y picantes avivan el sabor del marisco y la fruta.

Para esta receta recomiendo utilizar un mango que esté maduro pero conserve firmeza, ya que así será más fácil trabajar con él (tanto para el relleno como para posibles decoraciones que queráis incorporar). Si os decantáis por gambas, utilizad unas de cocktail, si puede ser pre-cocidas, que no sean demasiado grandes y que tengan buen sabor. Para hacer una receta un poco más sofisticada, esta receta también funciona bien con langostinos, cangrejo o langosta, en definitiva, cualquier cosa que sea similar a las gambas.

Otra opción es servir la misma mezcla en vol-au-vents más pequeños, aunque en ese caso, prescindiendo de la decoración de la gamba en el borde (o usando gambas más pequeñas). Si no, en vol-au-vents grandes tenéis un entrante perfecto para dejar preparado con antelación si vuestra intención es servir después una comida o cena contundente, estos vol-au-vents quedan frescos y ligeros. Podemos dejar la mezcla del relleno preparada en la nevera y después rellenar los vol-au-vents unos minutos antes de servir, para así dedicar nuestro tiempo a elaborar platos más serios o para atender a nuestros invitados.

Vol-au-vent Thai

    ,

December 3, 2015

  • Preparación: 25 mins
  • 25 mins

    25 mins

  • Produce: 4 vol-au-vents

Ingredientes

4 vol-au-vents

1/2 Aguacate

75 gr. de mango

50 gr. de gambas cocktail (+ 8 gambas para decorar)

3 tbsp. (cucharadas, 45 ml) de mayonesa

El zumo de media lima

1/2 tsp. (cucharadita) de pimentón de la Vera

1/2 tsp. (cucharadita) de salsa sriracha

Indicaciones

Empezamos pelando y picando el medio aguacate en cubos pequeños. Lo colocamos en un cuenco mediano.

A continuación, picamos el mango también en cubos pequeños. Lo agregamos al cuenco donde tenemos el aguacate.

Picamos las gambas de cocktail en trocitos pequeños.

Agregamos las gambas al cuenco donde está el resto de la fruta y lo mezclamos todo.

En un recipiente aparte, mezclamos con un tenedor la mayonesa, el pimentón de la Vera, la sriracha y el zumo de lima.

Vertemos la salsa ya mezclada sobre el mango, el aguacate y las gambas picadas. Mezclamos todo con cuidado para que no se deshaga el aguacate.

¡ATENCIÓN!: si estás preparando esta receta con antelación, para en este punto, tapa la mezcla y refrigérala hasta unos minutos antes de servir.

Cogemos nuestros vol-au-vents, y con un cuchillo pequeño con punta y bien afilado, retiramos un poco de la "tapa" del vol-au-vent para tener espacio para el relleno. No hace falta quitarlo todo.

Colocamos dos gambas enganchadas al borde de cada vol-au-vent.

Con una cuchara y mucho cuidado, rellenamos los vol-au-vents con la mezcla que reservamos anteriormente. Servimos.

00:00

Receta: Pollo tikka masala

Hacía bastante tiempo que quería probar a hacer una receta de pollo tikka masala en casa, porque solemos comprar la salsa de bote para hacerlo en casa, pero, aunque el resultado de los botes es bueno, nunca me fío demasiado de alimentos prefabricados y envasados.

Durante un tiempo estuve mirando varios blogs, muchos de ellos internacionales, pero nunca daba con una receta que no fuera o escandalosamente picante o difícil de hacer en casa. Es cierto que algunas de las especias utilizadas son un poco extrañas para la mayoría, incluso en esta receta que utiliza cosas relativamente frecuentes, y las que no lo son se pueden sustituir con facilidad. Esta receta sale algo más ligera que la tradicional, porque no se utiliza mantequilla o ghee, que es lo que suelen utilizar en India para cocinar. También hace que la salsa salga un poco más compacta, pero el sabor sigue siendo bueno.

Al final, una receta bastante aceptable la encontré en un blog español (al final de la receta está el link). A la receta original le he hecho pocas sustituciones. Yo no utilizo tabasco ni pimentón picante, y en su lugar utilizo un poquito de sriracha (que ya sabéis que soy bastante fan). Doblo algunas cantidades al hacer la receta para dos personas en lugar de para una. Además, incorporo un poco de concentrado de tomate, que he visto en varias recetas distintas que lo incluían para la salsa, aunque realmente no hace mucha diferencia. Por último, en lugar de utilizar dos tomates naturales, utilizo una lata de tomates cortados en cubos, con su jugo, para darle más cuerpo a la salsa.

SUSTITUTOS

Leche de coco -> Realmente no aporta mucho sabor al conjunto, se puede sustituir por la misma cantidad de nata para cocinar.

Garam masala -> Es difícil de sustituir, pero es posible hacerlo en casa. Aquí explican cómo.

Sriracha -> De venta en mercados asiáticos o en zonas internacionales/gourmet de grandes superficies comerciales. Se puede sustituir por alguna otra salsa picante de tu elección.

Pollo tikka masala

    

June 6, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 20 mins

    20 mins

    40 mins

  • Produce: 2 raciones

Ingredientes

Para el pollo

2 pechugas de pollo

1 yogur griego (150 gr.)

2 dientes de ajo, machacados/prensados

1 tsp. de sriracha

1 tsp. (cucharadita) de cilantro molido

1 tsp. (cucharadita) de comino molido

1 tsp. (cucharadita) de cúrcuma

1 tsp. (cucharadita) de jengibre fresco, rallado

El zumo de medio limón, o uno pequeño

Para la salsa

1 cebolla pequeña, picada muy fina

400 gr. de tomates naturales picados (de lata)

1 tbsp. (cucharada) de concentrado de tomate

45 ml. de leche de coco

1 tsp. (cucharadita) de garam masala

Indicaciones

ATENCIÓN: El pollo debe estar marinando durante al menos 1 noche.

Colocamos las dos pechugas troceadas en el fondo de una fuente, cubriéndolo entero.

En un cuenco mezclamos bien todos los ingredientes de la marinada del pollo: yogur griego, dientes de ajo, sriracha, cilantro molido, comino molido, cúrcuma, jengibre fresco y el zumo de limón.

Vertemos la marinada sobre el pollo, removemos bien para que se mezcle, cubrimos con papel film y guardamos en la nevera durante al menos UNA NOCHE.

Cuando el pollo esté listo, calentamos una cucharada de aceite de girasol, y doramos la cebolla ligeramente.

Añadimos los tomates de lata en dados y su jugo. Dejamos que el jugo se evapore un poco.

A continuación, añadimos el concentrado de tomate y mezclamos bien.

Agregamos a la sartén el pollo con la marinada. Subimos a fuego fuerte y cocinamos durante 5 minutos

Pasados esos 5 minutos, agregamos la leche de coco y la mezcla de garam masala. Bajamos el fuego, a fuego lento.

Dejamos que se cueza todo, sin taparlo, durante 10 minutos.

Servimos caliente, acompañado de arroz blanco.

Adaptado de lo que vi en AGV Recetas

00:00