recetas de snacks

Receta: Salsa para totopos

Ay, el verano. Las vacaciones, las siestas, la piscina, la playa y la brisa del mar… O bien, el calor pegajoso, los malditos mosquitos, los niños todo el día gritando fuera… Peor aún: ése niño que siempre tiene que salpicarte en la piscina y reírse. Como todo en esta vida, el verano tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Otra de las malas es ese letargo característico de la época calurosa, que no nos apetece movernos ni siquiera para coger el mando del aire acondicionado, y por supuesto, cocinar nos horroriza un poco.

¿Acercarse a fogones? ¿ENCENDER FOGONES? ¡¿ESTAR AL LADO DE FOGONES?! Ni hablar.

Salsa para totopos2

Para esas ocasiones, os traigo esta receta de salsa para totopos, que se puede tener lista en menos de 20 minutos, sin encender ni un solo fuego y con bastante poco movimiento por vuestra parte.

Cuando la encontré, la autora afirmaba categóricamente que era la mejor salsa que había probado nunca, y yo pensé que la mujer estaba exagerando y echándose un farol, porque los bloggers a veces somos un poco así, nos gusta pintar las cosas como si cada bocado que comemos fuera una explosión increíble en nuestros sentidos. No obstante, decidí hacerla porque se tardaba muy poco y sale mucha, lo cual es una gran victoria.

Salsa para totopos3

Pues resultó que la mujer tenía razón.

La salsa tiene el punto ideal entre frescura y picante. Es cierto que a la mía le he hecho algunas modificaciones, porque huyo del picante excesivo y en cambio me encantan las recetas de sabor fresco. Yo sí que he agregado cebolla (morada/roja), he puesto sólo un jalapeño y sin semillas y además he puesto sólo dos dientes de ajo. Quedó bastante suave, por si alguno la quiere hacer un poco más fuerte: tenéis margen. Para los que el jalapeño es vuestra cruz (o la de vuestra colon): podéis sustituirlo por unos chorritos de tabasco.

Sin embargo, a mí me encantó. Me parece que vale para muchas cosas, no sólo para los totopos/nachos/chips. Queda genial, por ejemplo, con el pollo frito que os enseñé la semana pasada. Vale también para tacos (como estos, por ejemplo), fajitas, burritos… Lo que se os ocurra que tenga algo medianamente mexicano o tex-mex. O simplemente para refrescar un buen corte de carne a la brasa.

Salsa para totopos6

Otra cosa que me ganó de esta receta es que tienes para varias veces (jejé, buena suerte intentando no comértela de una vez). Y que, cuando en un día de calor tienes invitados que vienen absolutamente agobiados del calor exterior, quedas como una reina cuando sirves esta salsa bien fría con unos totopos al lado, y unas bebidas recién sacadas de la nevera o el congelador. Te adorarán y no se fijarán en todos los juguetes que tu hija ha dejado esparcidos por toda la existencia. Victoria infinita.

¿Os gusta la salsa? ¿Qué soléis servir cuando tenéis invitados y no queréis encender fogones? Contádmelo en los comentarios, por Twitter o por Facebook.

Salsa para totopos

  , ,   

July 4, 2017

  • Preparación: 10 mins
  • 10 mins

    10 mins

  • Produce: ~1 litro de salsa

Ingredientes

800 gr. de tomates enteros en conserva

1 jalapeño (si no encuentras, usa tabasco)

1 cebolla morada/roja

2 dientes de ajo

Un ramillete de cilantro fresco

Sal al gusto

Comino al gusto

30 ml. de miel

El zumo de una lima

Indicaciones

Vaciamos de semillas el jalapeño si queremos que la salsa no nos quede muy picante. En su defecto, echaremos tabasco al gusto a nuestra salsa.

Escurre los tomates enteros en conserva. En su defecto, puedes utilizar tomate triturado.

Si utilizas un robot/procesador con capacidad, puedes agregar todos los ingredientes casi enteros, simplemente con la cebolla cortada en cuartos, triturarlo a máxima potencia y listo. Si utilizas la batidora, te recomiendo ir poco a poco, y al final del proceso de triturado verter la salsa en un cuenco para mezclarlo tú misma/o.

Refrigera la salsa al hacerla (fría está riquísima), y sírvela con totopos o chips de tu elección.

Adaptado de lo que vi en Souffle Bombay

00:00

Receta: Tacos de babilla de buey

Es que suena fatal. Babilla de buey. Podéis hacer como yo y llamarle como los franceses, bavette, y así de paso os acordáis de esa señora tan loca y tan maja que salía en Las Chicas Gilmore (es lo que me pasa a mí cada vez que leo/escribo/oigo “bavette“). Sin embargo éste es uno de esos casos en el que, aunque el plato suena fatal, sabe a gloria bendita.

Yo no sé vosotros, pero yo con el tema de la carne me pierdo muchísimo. Que si entrecôte, que si solomillo, que si costillas, que si babilla. Qué mareo. No ayuda nada tampoco que en cada país parece que la carne de vacuno la cortan de una forma. No cortamos igual en España, que en Francia o que en Reino Unido. Tanta eurozona y tanta tontería para esto, hombre ya. A ver si nos ponemos serios con lo que realmente importa: ¡cortes de carne unificados para toda la Unión, YA!

Tacos de 'bavette' 7

De hecho, cuando he venido aquí a contaros el tema de los tacos de babilla y la carne, me he dado cuenta de que no tenía ni idea de qué era exactamente la bavette, así que he perdido un ratito investigando. Primero con el traductor. Mala idea. Me decía que bavette era solomillo (no, no lo es). Y yo buscaba imágenes de bavette y de solomillo y no me salía lo mismo, claro. Luego, menos mal, he dado con esta página en la que explican bien y claramente los cortes de la carne de ternera, que nos vale igual para el buey, porque todo es carne de vacuno al final. Una opción si no encontráis buey es que os decantéis por la ternera, que será lo más parecido.

Para que la carne me quedara perfecta para los tacos, yo la he cocinado en una cast iron, o una sartén de hierro forjado. Estas sartenes pesan como un difunto, como diría la hermana de mi suegra, pero duran para siempre. Sólo hay que tener la precaución de curarlas en el horno un par de veces al año, y son espectaculares para cualquier cosa de carne o incluso para pizzas, como os expliqué aquí. Son buenas para mantener una temperatura uniforme a lo largo de la cocción, y además, incluso en vitrocerámica alcanzan muy altas temperaturas.

Una vez explicado todo el embrollo de la carne, os tengo que decir que aquí el que brilla de verdad es el pico de gallo. No por sí solo, sino en compañía de la carne protagonista.

Tacos de 'bavette' 6

El pico de gallo tiene una propiedad imbatible en verano y es que refresca automáticamente el plato en el que lo pones. En estos tacos, es el pico de gallo el que hace brillar la textura y las notas térreas de la carne. Es importante dejar que macere un ratito en la nevera, porque de esta forma los sabores se entremezclan y el conjunto se beneficia muchísimo. Si os sobra pico de gallo, podéis tomarlo con nachos o con otros filetes de carne.

Tacos de 'bavette' 2

Respecto al pico de gallo, un truquito que yo leí en el libro The Food Lab: Better Home Cooking Through Science, es que si la cebolla la remojas en agua muy fría, pierde parte de su picor fuerte y se suaviza, cosa ideal para cuando la tomamos cruda, como en ensaladas o en este pico de gallo. De esta forma obtenemos todo el frescor de la cebolla, pero no se matan en absoluto el resto de sabores que la acompañan.

Debido a que utilizaba el pico de gallo, no quería repetirme y hacer un guacamole que resultara redundante en el taco, así que lo simplifiqué al máximo, y al aguacate básico le agregué lima, sal y un poco de Franks Redhot Chilli and Lime, una salsa que encontramos por aquí en el supermercado y que es fantástica si queréis un poco de sabor y gracia, pero os espanta la idea de que algo pique demasiado (como a servidora). Si no, podéis hacer un guacamole más potente utilizando Sri Racha o simplemente pimienta de Cayena.

Aunque yo no lo hago porque quería conservar estos tacos frescos y ligeros, podéis agregarle un queso de vuestra elección espolvoreado por encima. Si queréis mucho sabor, el cheddar puede ser una opción, si lo queréis más suave, podéis utilizar mozzarella. Yo sinceramente creo que no lo necesitan, pero para gustos los colores.

¿Os gustan los tacos? ¿Habéis probado alguna combinación sorprendente en unos tacos? Contádmelo en los comentarios, por Twitter o por Facebook.

Tacos de babilla

  , ,   

June 29, 2017

  • Preparación: 35 mins
  • Cocinado: 15 mins
  • 35 mins

    15 mins

    50 mins

  • Produce: 5 tacos

Ingredientes

5 tortillas/wraps de trigo pequeñas

1 ó 2 filetes de babilla, preferiblemente de la parte de la cadera

Para el guacamole rápido

Un aguacate grande, maduro

El zumo de media lima

Sal

Salsa picante de preferencia (yo utilizo 'Frank's RedHot Chili n' Lime')

Para el pico de gallo

1 tomate y medio, firmes (2 si son pequeños)

1/2 cebolla roja/morada

El zumo de media lima

Un ramillete de cilantro fresco

Una tsp. (cucharadita) de comino molido

Sal

Pimienta

Indicaciones

Pico de gallo

Empezamos picando la cebolla muy fina. Como la servimos cruda, para que pierda parte de la intensidad, tras picarla la ponemos en un cuenco con agua fría y hielos. Esto hará que pierda un poco de fuerza.

Mientras la cebolla se enfría, picamos el tomate en dados pequeños. Si los tomates son firmes, costará menos de hacer.

Colocamos el tomate en un cuenco, agregamos el zumo de media lima, el ramillete de cilantro, el comino molido, la sal y la pimienta. Removemos.

Escurrimos bien la cebolla, quitando el máximo de agua posible, y mezclamos con el tomate y las especias. Removemos de nuevo, tapamos con film, y dejamos reposar en la nevera.

Guacamole rápido

Pelamos y deshuesamos el aguacate, lo machacamos con un tenedor en un cuenco, y agregamos el zumo de media lima, sal y la salsa picante de nuestra elección, al gusto. Tapamos y reservamos en la nevera.

La babilla

En una sartén muy caliente o una plancha, cocinamos el filete de babilla a fuego rápido. Idealmente, el filete debería alcanzar una temperatura interior de 54ºC, para que esté cocinado pero tierno.

Cortamos la babilla al contrario del grano de la carne, en tiras. Y colocamos en un cuenco.

Para montar los tacos

Humedecemos ligeramente las tortillas/wraps y los calentamos durante 15 seg. en el microondas

Colocamos unas tiras de carne en el centro de la tortilla, el pico de gallo a un lado de la carne y el guacamole al otro.

Para presentarlo abierto como en la imagen, basta con apoyar unos tacos sobre otros. Los tacos más cargados deben ir en los extremos, para sujetar los centrales.

También podemos servir todo en cuencos separados y las tortillas en un plato cubiertas con un paño ligeramente húmedo, para que no se resequen.

Si no encuentras babilla de ternera de la cadera, cualquier otro corte de ternera tierno te vale para esta receta.

00:00

Receta: Pollo frito infalible

Ya os he comentado en alguna otra ocasión que a Laura, mi hija de 14 meses, le pirra absolutamente el pollo. En general le gusta la carne, pero el pollo siempre se lo come, incluso cuando ha comido bien antes, nunca se lo deja. Eso sí, le gusta comérselo ella solita, con las manos, y sólo cuando tiene bastante hambre tolera que se lo demos con el tenedor, para ir más rápido.

Pollo frito1 (+)

Eso hace que tengamos que reinventarnos con cierta frecuencia, bien para complementar el pollo con otras cosas igual de necesarias, o bien para presentarle el pollo combinado con sabores diferentes para que se vaya habituando a diferentes formas de tomarlo. Empezamos con los purés hace un tiempo, pero la verdad es que los purés los come exclusivamente en la guardería y en casa suele comer comida sólida cortada en trozos muy pequeños, preferiblemente lo que comamos nosotros.

"Soy como un gatito. Juego con mi presa antes de zampármela"
“Soy como un gatito. Juego con mi presa antes de zampármela”

Esta receta en realidad ya la conocíamos desde hacía un tiempo, porque desde que estuvimos de viaje por la costa este de EEUU y probamos el pollo frito, decidimos hacerlo en casa a mano. Es bastante sencillo y además está riquísimo. Nosotros solemos reservar esta receta para esos días en los que la vida nos ha derrotado un poco y queremos simplemente relajarnos con una comida de picoteo viendo la televisión. Y mañana será otro día.

Pollo frito1

Esta es la receta simplificada, sin especias, sin complementos. Es la base. Cuando no lo hacemos para Laura, también le echamos pimentón de la Vera picante a la buttermilk, pimienta molida, y alguna cosa más. Podéis personalizar vuestro pollo con una combinación de especias que le dé un punto especial, por ejemplo: orégano, albahaca y tomillo para pollo frito con aires mediterráneos, acompañado de pisto o salsa marinara. O también garam masala y curry para un pollo frito con un toque de indio, acompañado de un delicioso chutney de mango. Vamos, que hay muchas opciones para tomarlo a vuestro gusto, ¿me contáis vuestra preferida? Si no encontráis buttermilk, que es leche fermentada, una forma muy sencilla de hacerlo es agregar 15 ml. de zumo de limón por cada 250 ml. de leche, y dejarlo una media hora a temperatura ambiente, se separará la leche en dos, y al removerlo de nuevo tendremos nuestra buttermilk.

Otro uso maravilloso para esta receta es el de snack multitudinario. A veces tenemos a gente en casa, bien de visita o bien con juegos de mesa de por medio, y este pollo se prepara rapidito y suele gustar a todo el mundo. Si lo servimos con salsas variadas, tenemos en un periquete un picoteo delicioso para una noche de películas o para cualquier cena informal.

¿Te gusta el pollo frito? ¿Cuál es tu combinación ideal de especias? Cuéntamelo en los comentarios, en Twitter o en Facebook.

Pollo frito infalible

    

June 27, 2017

  • Preparación: 10 mins
  • Cocinado: 25 mins
  • 10 mins

    25 mins

    35 mins

  • Produce: 2 o 3 raciones de pollo frito

Ingredientes

2 pechugas de pollo enteras

300 ml. de buttermilk

Sal

Harina

Indicaciones

Cortamos las pechugas en tiras siguiendo el "grano" del pollo (la dirección de las estrías de la carne)

Mezclamos sal al gusto en la buttermilk (o también cualquier especia de nuestra elección)

Maceramos el pollo como mínimo media hora en la mezcla de buttermilk y sal, cuanto más lo maceremos mejor.

Calentamos abundante aceite para freír (tipo girasol) en una sartén.

Sacamos el pollo de la buttermilk, lo pasamos por la harina y lo echamos en la sartén. Lo freímos hasta que esté completamente dorado, y sacamos sobre papel de cocina para que se escurra el exceso de aceite.

Servimos caliente.

Se puede personalizar la harina con especias, para un toque todavía mejor.

00:00

Receta: Atayef asaferi

Hoy os traigo la historia de un fracaso y una victoria.

Si me seguís en la cuenta de Instagram, el otro día visteis en los momentos (Stories o como se llame) que estaba intentando hacer clotted cream, un producto típico de Cornwall (Cornualles, para los castizos), en Wales (Gales). Tengo un amigo inglés que siempre comenta lo maravillosos que están los scones con clotted cream, y yo que soy fan de los scones, llevo pensando en esta crema desde que he oído hablar de ella, hace ya unos meses.

Continue Reading “Receta: Atayef asaferi”

Receta: Empanadillas de berenjena

No sé vosotros, pero yo he echado de menos a mi horno este verano. Y cuando me encontré esta receta de empanadillas de berenjena por los vastos mundos de Internet me prometí que tenía que probarla.

Las empanadillas son una de esas cosas que los luxemburgueses no conocen, para su desgracia (y para la mía, que no las como tan a menudo como antes). En España, en cambio, son quizá uno de los productos de bollería salada más populares y extendidos. Y también tenemos las empanadillas fritas, las que hacían nuestras madres y nuestras abuelas cuando éramos pequeños. Así que, aprovechando que estoy en una época en la que echo bastante de menos muchas cosas de la gastronomía española, me he dado el capricho de hacer estas delicias.

A la receta original, citada más abajo, le he hecho pocos cambios. Utilizo menos cantidad de relleno, porque luego quería aprovechar la masa para hacer otros tipos de empanadillas (las de atún, que me pirran). Aparte de eso, no uso tomates naturales, como en la receta original, sino tomate triturado. Por un lado, no tenía tomates a mano, y por otro, los tomates de aquí dejan mucho que desear en cuanto a sabor, así que es mejor sustituirlos por tomate triturado cuando el objetivo es lograr una salsa o sofrito.

La masa no es difícil de hacer. Para los que no tengáis máquina para ayudaros, se puede hacer a mano sin mayor problema, aunque hace falta echarle ganas.

Empanadillas de berenjena

  , ,

October 3, 2015

  • Preparación: 35 mins
  • Cocinado: 1 hr 20 mins
  • 35 mins

    1 hr 20 mins

    1 hr 55 mins

  • Produce: 16 empanadillas (sobrará masa)

Ingredientes

Para el relleno

1 berenjena mediana

1 cebolla mediana

250 ml. de tomate triturado

1 tsp. (cucharadita) de comino molido

1 pizca de canela

Sal

Pimienta

Para la masa

200 ml. de aceite de oliva

250 ml. de agua templada

1 tsp. (cucharadita) de sal

700 gr. de harina

Para el horneado

Un huevo, batido

Semillas de sésamo

Indicaciones

Empezamos pelando y cortando la berenjena en dados.

A continuación, colocamos los dados de berenjena en un colador y los salamos. Dejamos reposar entre 20 y 30 minutos, para quitar el "amargor" de las berenjenas.

Mientras tanto, picamos la cebolla y la doramos en una cazuela con un poco de aceite a fuego bajo, hasta que esté transparente.

Añadimos la berenjena y mezclamos.

A continuación incorporamos el tomate triturado, el comino molido, la sal, la pimienta y la pizca de canela.

Dejamos cocer todo junto a fuego suave durante 40 minutos, hasta que los dados de berenjena hayan reducido su tamaño. Dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Mientras el relleno se enfría, elaboramos la masa. Si la hacemos a mano, empezamos mezclando bien en un cuenco grande el aceite de oliva, el agua y la sal. En Kitchen Aid juntamos el aceite, el agua y la sal y los batimos con las varillas a velocidad media (4-5).

A continuación, añadimos la harina. Si hacemos la masa a mano, podemos ir añadiéndola poco a poco, incorporándola con la mezcla líquida, hasta que quede una masa deslavazada que podremos trabajar. En Kitchen Aid, colocamos el gancho de amasado y trabajamos la masa a velocidad 5 durante unos minutos. En ambos casos, si la masa no se aglutina, podemos añadir agua POCO A POCO (una cucharadita de agua templada cada vez)

Cuando la masa esté lisa y sea una pelota homogénea, la extendemos sobre una superficie enharinada con un rodillo, y con un cortador de galletas de 10 cm. de diámetro, hacemos unos círculos que serán luego nuestras empanadillas para rellenar.

Una vez tengamos los círculos cortados, colocamos en cada uno un poquito de relleno en el centro. Debe sobrar espacio suficiente en los bordes para luego poder cerrarlo (un dedo y medio o dos)

Doblamos el círculo con el relleno y presionamos bien los bordes. Los bordes se pueden mojar un poquito con agua para mayor seguridad.

Una vez los bordes estén juntos, con un tenedor presionamos la parte exterior del borde, con cuidado de no pinchar la masa donde está el relleno. Es conveniente presionar con fuerza y arrastrar hacia fuera para asegurarnos de que la empanadilla queda bien cerrada.

Con una brocha de cocina extendemos el huevo batido sobre las empanadillas y a continuación espolvoreamos un poco de semillas de sésamo sobre cada una.

Horneamos a 180ºC durante 35 minutos, o hasta que las empanadillas estén doradas.

Adaptado de lo que vi en Cocinando entre Olivos
- Sobrará masa. Se puede refrigerar un día o dos y emplear en otro momento con otros rellenos.

00:00

Receta: Falafel de lentejas

Hacía tiempo que tenía curiosidad por el falafel, del que había oído hablar y que es quizá uno de los platos orientales más extendidos, junto con el kebab y el couscous, así que cuando vi una receta de falafel con lentejas en mi amado libro Donna Hay. Fresh and Light (del que ya os he enseñado alguna receta antes), no pude resistirme a hacerla para probar qué tal quedaba.

La salsa de acompañamiento también viene incluida en la misma receta, y os recomiendo que la hagáis porque combina perfectamente con las piezas de falafel. A primera vista puede parecer que hay poco falafel aquí, pero os aseguró que este plato llena bastante más de lo que parece, así que os recomiendo que os andéis con cuidado doblando cantidades.

Mi única modificación respecto a la receta original ha sido disminuir la cantidad de cilantro fresco utilizado, ya que yo no soy demasiado fan de esta hierba aromática, y cuando la uso trato de reducir un poco las cantidades. También he reducido un poco las cantidades de los ingredientes de la salsa, para que no saliera mucha.

Posibles sustituciones

Ricotta -> Se puede sustituir por requesón o queso tipo “cottage”.

Tahini -> Si no lo encontráis, se puede hacer tahini casero de forma fácil mezclando semillas de sésamo machacadas con aceite (de oliva o de girasol), hasta que quede de una pasta de consistencia líquida/viscosa.

Falafel de lentejas

  , ,   

July 2, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 30 mins

    20 mins

    50 mins

  • Produce: Entre 10 y 12 piezas

Ingredientes

Para el falafel

400 gr. de lentejas en conserva

70 gr. de pan rallado

100 gr. de queso ricotta

1 huevo

1 tsp. (cucharadita) de comino molido

1 tbsp. (cucharada) de hojas de cilantro fresco

1 tsp. (cucharadita, aprox. medio limón) de ralladura de limón

Sal

Pimienta

Aceite

Para la salsa de yogur

1 yogur griego (150 gr.)

1 diente de ajo, machacado/prensado

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de tahine

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de zumo de limón

Cebollino fresco, picado, al gusto

Indicaciones

Precalentamos el horno a 220ºC, posición de calor arriba y abajo.

Ponemos las lentejas en un colador, las enjuagamos y las dejamos que se escurran durante unos minutos.

Mientras las lentejas se escurren, preparamos la salsa de yogur. Mezclamos bien todos los ingredientes excepto el cebollino fresco.

Cuando la salsa esté bien mezclada, añadimos el cebollino y mezclamos con cuidado. Reservamos en la nevera.

Una vez las lentejas estén escurridas, las ponemos en una batidora, procesador de alimentos o similar, y les damos un par de golpes, NO hay que triturarlas completamente.

En un cuenco grande, mezclamos bien las lentejas procesadas, el pan rallado, el queso ricotta, el comino, el cilantro fresco, la ralladura de limón, el huevo, sal y pimienta. Quedará una pasta compacta, de color marrón claro.

Tomamos dos tablespoons (cucharadas) de la mezcla, formamos una bola y la aplastamos un poco para darle forma.

Colocamos papel de horno sobre una bandeja para hornear y lo engrasamos ligeramente, después colocamos las piezas de falafel encima. No crecen, así que se pueden separar poco.

Con una brocha de cocina, rociamos el falafel con aceite de oliva.

Horneamos por una cara primero durante 10 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. Pasado ese tiempo, abrimos el horno, le damos la vuelta a las piezas de falafel, rociamos con aceite por la cara descubierta, y volvemos a hornear otros 10 minutos.

Servimos calientes, acompañado de la salsa de yogur.

Adaptado de lo que vi en el libro 'Donna Hay. Fresh and Light' (ed. Hardie Grant Books, 2012)

00:00

Reto “Tostadas creativas”: Día 1.

Empezamos con el reto que os propuse ayer para esta semana.

Para la tostada salada, os propongo una mezcla de créme fraîche y salmón ahumado que nunca falla, especialmente si la acompañamos con eneldo. Es una receta con muchas reminiscencias nórdicas (a los veteranos os habrá recordado a esta receta). Es bastante consistente y está bien cargada de proteínas. Si queréis completar un poco el desayuno que incluya esta tostada, os recomiendo incluir media manzana, preferentemente con un punto ácido y muy tersa (variedades Granny Smith o Pink Lady, por ejemplo). Si no encontráis créme fraîche, podéis sustituirla por un poco de queso crema, o ricotta o queso “cottage”. 

Para la tostada dulce os propongo una combinación sorprendente pero tremendamente efectiva. Se trata de una tostada de mascarpone con un poco de nectarina, frutos secos (nueces y pasas) y miel. Funciona muy bien porque las nectarinas, con un puntito ácido, combinan genial con el mascarpone cremoso y el dulzor de las pasas y la miel. Es una forma genial de incluir fruta en la primera comida del día, y además os aseguro que cuando lo probéis querréis otra tostada igual.

Tostada con salmón, créme fraîche y eneldo

  ,   

June 8, 2015

  • Preparación: 10 mins
  • 10 mins

    10 mins

  • Produce: 1 tostada

Ingredientes

Una tostada multicereales, integral o de pan blanco

1 cortada grande de salmón ahumado, dividida en trozos

Créme fraîche

Eneldo fresco

Indicaciones

Tostamos el pan, si lo deseamos

Untamos la créme fraîche

Sobre la créme fraîche, colocamos el salmón

Por último, colocamos encima eneldo fresco, picado fino o en ramitas

La créme fraîche podemos sustituirla por queso crema, queso "cottage" o ricotta.

00:00

Tostada con mascarpone, nectarina y frutos secos

  ,   

June 8, 2015

  • Preparación: 10 mins
  • 10 mins

    10 mins

  • Produce: 1 tostada

Ingredientes

1 cortada de pan multicereales, integral o pan blanco

Mascarpone, para untar

Media nectarina, cortada en gajos

Cuatro nueces, picadas groseramente

Pasas

1 tsp. (cucharadita) de miel

Indicaciones

Tostamos el pan si lo deseamos

Untamos con un poco de mascarpone

Colocamos los gajos de nectarina por encima

Espolvoreamos las nueces y las pasas

Cubrimos todo con una cucharadita de miel (preferentemente una suave)

El mascarpone se puede sustituir por queso crema (tipo Philadelphia)

00:00