recetas de postres

Gastronomía: Pastel de cumpleaños especial

Un día, mientras me paseaba por los vastos mundos de Internet buscando algo sobre chocolate, me crucé con esta receta de cheesecake y se me hizo la luz. Resulta que a Esposo™ le encantan los frutos secos, especialmente los anacardos y los cacahuetes, así que sabía que una tarta como esta, con mantequilla de cacahuete, le iba a encantar, y aunque era abril y su cumpleaños es en julio, me guardé la página para poder hacérsela el día de su cumpleaños.

Como ya sabéis, Esposo™ siempre se apunta a un bombardeo cuando le planteo ideas descabelladas, como hacer una ensalada cubo Rubik. Siempre que me apetece hacer algo o pienso en cómo puedo hacer algo, ahí está él para pensar conmigo y aportar todas sus ideas ingenieriles. Da igual si es sobre cocina, sobre fotografía o sobre cómo montar dos estanterías en el despacho, él siempre está ahí. Es muy agradable que cuando se te ocurren cosas la persona que tienes al lado te quiera ayudar a conseguirlas sin pensárselo dos veces.

Continue Reading “Gastronomía: Pastel de cumpleaños especial”

Receta: Semifreddo de vainilla, 2 estilos

Cuando era pequeña, a veces nos juntábamos con la familia en verano para merendar. Algunas de esas veces, alguien traía una de esas tartas Comtessa heladas, que siempre causaban sensación. A mí me parecían un poco aburridas entonces porque tienen sobre todo nata o vainilla y el chocolate va en capas muy finitas. Yo siempre he sido de las de mejor que sobre chocolate a que falte.

Continue Reading “Receta: Semifreddo de vainilla, 2 estilos”

Receta: Crostata de paraguayos y cerezas

Tengo una amiga de Murcia que cuando llega verano siempre comenta lo mucho que le gustan los paraguayos, o “chatos”, como ella los llama. Curiosamente, aquí en Luxemburgo los traen de España en los primeros meses de verano, y además son un éxito, ya que están algo más dulces que otras variedades de melocotones, como las nectarinas. El caso es que siempre que paso por la sección de frutería del mercado, me acuerdo de mi amiga.

Continue Reading “Receta: Crostata de paraguayos y cerezas”

Receta: Tartaletas de mascarpone y fresas

Pocas cosas hay en este mundo que griten “¡Ya llega el buen tiempo!” como una caja de fresas.

Aunque ahora se pueden disfrutar prácticamente todo el año (eso sí, a precios prohibitivos), las fresas son el emblema de la primavera y del principio del verano. A mí me resulta una fruta muy práctica porque se pueden incluir con facilidad en desayunos (incluyendo en tostadas), en postres (por ejemplo con chocolate) y he visto por ahí que también en ensaladas, aunque todavía no me he aventurado por esos terrenos.

Continue Reading “Receta: Tartaletas de mascarpone y fresas”

Receta: Mousse de chocolate y crema de naranja

A lo largo del reto Navidades 2015 os he ido enseñando unas cuantas ideas para aperitivos y entrantes que podéis elaborar estas fiestas. Sin embargo, todavía no os había enseñado ningún postre. Con esta mousse de chocolate y crema de naranja seguro que vuestros invitados quedan encantados.

Está basada en una receta que ya hice este verano, y que nos gustó bastante. En este caso, el proceso para hacer la mousse es el mismo, pero la crema de mascarpone y naranja es de invención propia. Si os gusta mucho el sabor de la naranja y el contraste con el chocolate, debo avisaros de que la crema de naranja tiene un sabor bastante suave, si queréis que tenga más sabor podéis añadir más zumo, aunque posiblemente luego haya que batir la mezcla final durante más tiempo para que se monte. Yo no soy muy fan de la combinación naranja-chocolate, por lo que el resultado me pareció ideal.

Aunque es un postre de elaboración compleja, podemos hacer la mousse de chocolate el día antes de recibir a nuestros invitados, ya que la crema de mascarpone y naranja se puede tener lista en 15-20 minutos (menos si tenéis varillas eléctricas o algo similar). La mousse es bastante pesada, por lo que considero que es más acertado servirla en vasitos pequeños, para luego dejar sitio para el turrón y los polvorones.

Mousse de chocolate y crema de naranja

    

December 15, 2015

  • Preparación: 1 hr
  • Cocinado: 30 mins
  • 1 hr

    30 mins

    1 hr 30 mins

  • Produce: 5-6 vasitos de mousse

Ingredientes

Para la mousse

5 huevos (L), claras y yemas separadas

200 gr. de chocolate negro para derretir

2 tbsp. (cucharadas, 30 gr) de azúcar fina

Para la crema de naranja

El zumo de una naranja y 1/2

La ralladura de una naranja

85 gr. de mascarpone

2 tbsp. (cucharadas) de azúcar fina

200 ml. de nata líquida (35-36% grasa)

1 tsp. (cucharadita) de esencia de azahar

Indicaciones

Empezamos por la mousse. Troceamos los 200 gr. de chocolate.

En un recipiente apto para calor colocamos el chocolate para derretirlo al baño. Es importante que no entre NADA de agua en el chocolate, por lo que lo ideal es que el recipiente que escojamos no deje resquicios y NO llenar el cazo con mucha agua.

Cuando el chocolate esté casi derretido, incorporamos los 30 gr. de azúcar y removemos bien para integrarla, a la vez que el chocolate acaba de derretirse completamente.

Una vez el chocolate esté completamente derretido, lo apartamos del fuego y dejamos que se enfríe durante unos minutos.

Cuando el chocolate se haya temperado un poco, vamos agregando una a una las cinco yemas de huevo, mezclándolas bien cada vez.

Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve (puntas firmes).

Para mezclar las claras y la masa de chocolate, utilizamos una espátula y lo integramos todo con movimientos envolventes.

Colocamos la mousse de chocolate en los recipientes de nuestra elección, tapamos con papel film y dejamos enfriar en la nevera durante al menos cuatro horas (se pueden dejar de un día para otro).

Para la crema de naranja, mezclamos bien el mascarpone, el zumo de naranja, la esencia de azahar y la ralladura de naranja.

Una vez mezclado, añadimos la nata (mejor si está fría o muy fría) y batimos todo hasta que se espese un poco.

A continuación, incorporamos las 2 tbsp. de azúcar fina y terminamos de montar la mezcla.

Colocamos la crema de naranja en una manga pastelera y la distribuimos sobre los vasitos de mousse. Servimos al momento o refrigeramos hasta la hora de servirlo.

En los tiempos de preparación y cocinado NO se cuenta el tiempo de enfriado de la mousse.

00:00

Receta: Mousse de chocolate con crema de speculoos

Hoy os traigo un postre que no requiere horno y queda riquísimo, especialmente para los que os guste mucho el chocolate. Se trata de unos vasitos de mousse de chocolate y crema de speculoos.

Ahora que el blog ya ha renacido de sus cenizas ya lleva una temporada de publicación constante, me voy fijando más en recetas y revistas de recetas que veo por ahí. Un día, mientras hacía la compra, vi una revista pequeña llamada Gourmand en la caja, y la compré porque enseñaban unas cuantas recetas que quería probar. Una de ellas era esta estupenda mousse, que queda genial, aunque elaborarla tiene ciertas dificultades (no la recomiendo para novatos).

La principal adaptación la he hecho en la crema de speculoos, ya que en la revista piden utilizar una especie de pasta untable a base de speculoos, unas galletas muy populares. Yo simplemente he triturado bien unas cuantas galletas de este tipo y las he incorporado a la mezcla.

Posibles sustituciones

Speculoos -> Son unas galletas a base de miel y canela. Podéis utilizar en su lugar las Yayitas Miel de LU, que son bastante parecidas o podéis agregar cualquier otra galleta de vuestra preferencia.

Mousse de chocolate con crema de speculoos

    

July 9, 2015

  • Preparación: 50 mins
  • Cocinado: 10 mins
  • 50 mins

    10 mins

    1 hr

  • Produce: De 4 a 6 vasitos de mousse (depende del tamaño)

Ingredientes

Para la mousse

5 huevos (L), con claras y yemas separadas

200 gr. de chocolote negro para derretir

2 tbsp. (cucharadas, 30 gr.) de azúcar fina

Para la crema de speculoos

200 ml. de nata líquida (36% de grasa)

70 gr. de mascarpone

6 ó 7 galletas speculoos trituradas

Indicaciones

Troceamos el chocolate negro para derretir.

Colocamos un recipiente apto para el calor sobre una olla con 250 ml. de agua. El recipiente no debe tocar el agua.

Colocamos el chocolate dentro del recipiente y lo dejamos que se derrita, sin moverlo.

Cuando el chocolate esté a mitad de derretirse (aún se tiene que distinguir algún trozo), agregamos el azúcar y dejamos que el chocolate se acabe de derretir. Hacia el final lo movemos con unas varillas (mucho mejor que un cucharón)

Cuando el chocolate esté derretido, lo apartamos del fuego y dejamos que se temple. Si tenéis un termómetro de cocina, yo esperé hasta que este marcara 45-50ºC

Cuando el chocolate se haya templado, agregamos una de las yemas y mezclamos bien con varillas. Repetimos el proceso con cada una de las yemas.

Quedará una pasta de chocolate bastante compacta y pegajosa. Reservamos.

Montamos las claras a punto de nieve, hasta lo que se llama "puntas firmes". A mano, se trata simplemente de batir las claras hasta que se forma una espuma compacta que no cae cuando le damos la vuelta al cuenco. Es importante que NO haya NINGUNA grasa (como la de la yema) con las claras, porque esto impedirá que se monten. Si lo hacéis en Kitchen Aid, es mejor empezar a velocidad media-baja (4) y de ahí ir subiendo cada vez más, para que las claras se mantengan estables más tiempo.

Por último incorporamos las claras a la mezcla de chocolate. No se incorporan fácilmente, tenemos que insistir mucho. Con Kitchen Aid, basta con mezclarlo todo a velocidad 5 con el batidor plano.

Repartimos la mezcla en los recipientes de nuestra elección.

Tapamos con papel film y refrigeramos durante al menos 4 horas.

Hacemos la crema de speculoos un rato antes de servir el postre. Para ello, empezamos mezclando los 70 gr. de mascarpone con las speculoos trituradas.

Añadimos la nata y batimos hasta lograr una consistencia parecida a la de la nata montada. (Es más fácil si la nata y el recipiente de batir están fríos)

Metemos al congelador durante 20 minutos, para que se haga más firme y dure mejor una vez servida.

Una vez la crema esté lista, sacamos de la nevera los recipientes con la mousse y con una manga pastelera (yo usé una boca gruesa), distribuimos la crema.

Servimos bien frío.

En los tiempos de la receta NO se cuentan los tiempos de enfriado.
Adaptado de lo que leí en la revista 'Gourmand' (Junio, nº 320)

00:00