recetas de ensaladas

Receta: Ensalada de quinoa y gambas

Ensalada de quinoa y gambas. Y más cosas, no os preocupéis.

Supongo que ya habréis notado que la quinoa está bastante de moda. Todo el mundo parece estar comiendo quinoa. La he visto usada para todo tipo de cosas, hasta como rebozado. Yo la uso casi siempre para ensaladas, por ejemplo esta y esta otra. Pero es que no me extraña, la quinoa aparte de ser sana, es un cereal bastante cuqui.

Continue Reading “Receta: Ensalada de quinoa y gambas”

Receta: Ensalada de melón con jamón y burrata

Aquí en Luxemburgo hay una frutería-verdulería en la zona de la estación de trenes de la ciudad que trae unas cosas riquísimas. Es más bien de ultramarinos, porque también puedes encontrar especias, conservas, frutos secos, etc. No solemos ir con toda la frecuencia que quisiéramos porque nos pilla un poco a desmano, pero cuando coincide que vamos por la zona a buscar algo o a alguna cita médica, enseguida hacemos parada allí para cargar las arcas.

En esta ocasión, habíamos ido adrede para ver si tenían flores secas pequeñas, algo que tengo curiosidad por utilizar y que puede dar color a mis platos. Cuando ya iba a pagar se cruzó en mi camino El Melón. Esposo™ cogió un trocito que había ofrecido en el mostrador de melón francés, o melón Charentais como le llaman aquí, y no hacía más que decirme que lo probara, que estaba riquísimo, que si nos íbamos a llevar uno… Al final accedí y lo probé.

Ensalada melón con jamón y menta1

Y desde entonces decidí llamarlo El Melón. Estaba bien dulce pero sin llegar a empalagar, y los melones cerrados que habían al lado desprendían un suave aroma acaramelado, señal inequívoca de que estaban en el punto ideal de madurez. Cuando llevé el melón a caja, me dijeron que había una oferta de 2 por 1, y claro, sin pensarlo dos veces cogimos otro. Así que luego tenía que hacer algo con El Melón, además de comérmelo a bocados como si fuera maná del cielo disfrutarlo en formato de postre.

Busqué entre las revistas de recetas que tengo amontonadas por casa y encontré esta receta del año pasado. Se trata de una  reinvención del clásico castizo de melón con jamón. En realidad, la receta que encontré era, exactamente, melón con jamón y menta, que queda bastante fresca y ligera, pero para mi gusto le faltaba un matiz más de textura, y ahí fue cuando se me ocurrió incluir la burrata, un queso italiano parecido a la mozzarella, fresco y de sabor suave que puede combinarse de muchas formas. Generalmente en ensaladas da muy buenos resultados, especialmente aquellas de sabores marcados. Si no encontráis burrata, otra opción es requesón, queso fresco o mozzarella, es decir, cualquier queso suave y fresco. También se puede recurrir al feta, mucho más salado, pero que realzará más aún la dulzura del melón, aunque en ese caso recomiendo reducir un poco la cantidad de jamón.

Ensalada melón con jamón y menta3

En la vinagreta he aprovechado para utilizar la miel que obtuvimos en Sterpenich. La probé y tuve que contenerme para no estar metiendo el dedazo en el bote, cual Yogui desesperado. Es bastante fina de sabor, así que a esta vinagreta le quedaba genial, más aún teniendo en cuenta que ya utilizaba vinagre de Módena, que tiene un punto dulce. El resultado fue bastante satisfactorio: un plato fresco y rápido de preparar, sin necesidad de fogones y con contrastes de sabores y texturas.

¿De qué formas tomáis vosotros el melón con jamón? ¿Os gustan las ensaladas que incorporan fruta de temporada? Contádmelo en los comentarios, por Twitter o por Facebook

Ensalada de melón con jamón y menta

  ,   

July 8, 2017

  • Preparación: 20 mins
  • 20 mins

    20 mins

  • Produce: 2 raciones generosas

Ingredientes

1 melón francés

7 cortadas de jamón serrano, ibérico, prosciutto crudo o similar

1 tomate corazón de buey grande

1 pieza de queso burrata (en su defecto, mozzarella)

Unas hojas de menta

45 ml. aceite de oliva virgen

15 ml. vinagre de Módena o vinagre de vino tinto

1 tsp. (5 ml.) de miel

Sal

Indicaciones

Lavamos el tomate y lo troceamos en cubos.

Pelamos el melón francés y lo troceamos en cubos del mismo tamaño que los del tomate.

Picamos las hojas de menta.

Preparamos la vinagreta emulsionando el aceite, el vinagre, la miel y una pizca de sal.

Disponemos en un plato el queso burrata en el centro, y alrededor el tomate y el melón.

Colocamos el jamón a nuestro gusto entre los trozos de tomate y melón.

Vertemos la vinagreta y la menta por encima y servimos acompañado de unas cortadas de pan.

Adaptado de lo que vi en la revista 'BBC Good Food' (Julio 2016)

00:00

Receta: Ensalada de calabacín, garbanzos y rábanos

Aquí seguimos mi “dedo chulo” y  yo peleando para mantener el blog actualizado. En esta ocasión os traigo una receta de ensalada muy sabrosa, utilizando algunas de las verduras más propias de la estación: calabacines y rábanos. Los garbanzos aportan un toque nutritivo y sirven como una especie de sustituto de la clásica lechuga.

Opcionalmente le podéis añadir feta, pero la verdad es que la ensalada ya de por tiene bastante sabor debido a dos cosas. Por un lado, a la vinagreta, que incluye lima y un poquito de sriracha. Por otro lado, los garbanzos van sofritos en especias como ya os enseñé en esta receta. Lo bueno es que parte del sabor de esas especias se junta con la vinagreta al mezclarlo todo y por eso queda tan rico.

Esta ensalada es algo más compleja que las que he puesto últimamente, pero se puede refrigerar también y así poder prepararla con antelación y tomarla fría.

Ensalada de calabacín, garbanzos y rábanos

  

July 21, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 10 mins
  • 30 mins

    10 mins

    40 mins

  • Produce: 2 raciones

Ingredientes

2 calabacines

260 gr. de garbanzos en conserva (peso escurrido)

1 tsp. de garam masala

1 tsp. de ajo en polvo

1 tsp. de comino molido

2 ó 3 rábanos pequeños, laminados (mejor con mandolina)

1 tbsp. (cucharada) de sésamo

1 tbsp. (cucharada, 15 ml.) de aceite de oliva virgen

1 tsp. (cucharadita, 5 ml.) de vinagre de manzana

El zumo de media lima

1 tsp. de sriracha

Sal

OPCIONAL

Feta

Indicaciones

Empezamos sofriendo un poco los garbanzos con poco aceite, y le agregamos el garam masala, el ajo en polvo y el comino molido. Cuando estén bien mezclados, retiramos del fuego y reservamos para que se enfríen. (No limpiéis la sartén, la usaremos ahora)

Mientras los garbanzos se enfrían, pelamos los calabacines y los cortamos en juliana fina.

En la misma sartén de los garbanzos añadimos un poquito de aceite de oliva y sofreímos el calabacín durante 1 minuto, sólo queremos que se ablande.

Cuando se haya ablandado añadimos el sésamo y mezclamos todo bien durante otro minuto. Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe un poco.

Mezclamos en un cuenco con tapa o tupper grande los garbanzos, el calabacín y los rábanos

En un cuenco pequeño, emulsionamos el aceite, el zumo de lima, la sriracha y el vinagre de manzana.

Vertemos la vinagreta sobre las verduras, tapamos el cuenco y agitamos para que se mezcle bien.

Servimos, podemos espolvorear un poco de feta por encima si lo deseamos.

00:00

 

Receta: Ensalada de quinoa y tirabeques

Os sigo enseñando recetas de ensaladas ricas y frescas para este verano. En lo que llevamos de junio y julio ya os he enseñado muchas ensaladas, pero siempre hay sitio para una más, sobre todo ahora que apetecen tanto.

La ensalada de hoy es otra de esas opciones surgidas tras el furor de la quinoa, un cereal de origen sudamericano. A mí me gusta mucho utilizarla en ensaladas, pero la he visto utilizada en todo tipo de preparaciones, desde bases para tartas y empanadas a ingrediente principal de hamburguesas vegetales. La razón de su popularidad es que la quinoa es quizá uno de los cereales con mayor cantidad de proteínas, y además no tiene gluten, lo cual hace que los celíacos también lo puedan consumir.

En cuanto a los tirabeques, son una variedad de guisante que se consume con su vaina. En francés se le llama mangetout (“come-todo”) precisamente porque se consume todo, en lugar de comer sólo las semillas y descartar la vaina, como en el caso de los guisantes normales. No tiene un sabor fuerte, así que se puede incorporar cortado finito en muchas ensaladas para aportar un extra de nutrientes y fibra. Son más propios del final de la primavera, pero en verano también podemos encontrarlos.

A la receta original sólo le he hecho dos modificaciones. Por un lado, he descartado el eneldo fresco, simplemente porque no tenía en casa. Por otro lado, he reducido, como siempre, la cantidad de vinagre (hay que ver la querencia que tienen los angloparlantes por el vinagre).

Posibles sustituciones

Champiñones pequeños -> Si la idea de los champiñones crudos no os hace mucha gracia, siempre podéis incorporar champiñones en conserva, bien escurridos. Otra opción es laminarlos y pasarlos un poco por la plancha.

Cebolla roja -> Como siempre: si os resulta fuerte de sabor, probad con cebolleta.

Ensalada de quinoa y tirabeques

  ,

July 14, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • 20 mins

    20 mins

  • Produce: 3 raciones

Ingredientes

180 gr. de quinoa (1 cup)

70 gr. de tirabeques

15 champiñones pequeños

1 cebolla morada

Para la vinagreta

60 ml. de aceite de oliva virgen

15 ml. de vinagre de Módena

El zumo de medio limón

La ralladura de medio limón

5 ml. de sirope de arce (1 tsp./cucharadita)

Indicaciones

Empezamos cociendo la quinoa siguiendo las instrucciones del fabricante. Dejamos a enfriar una vez cocida.

Mientras la quinoa se enfría, preparamos el resto de verduras. Empezamos cortando los tirabeques en diagonal, a lo largo, haciendo tiras finas.

Después, laminamos la cebolla (preferentemente con mandolina) y cortamos a la mitad las láminas.

A continuación, lavamos bien los champiñones y los cortamos en cuartos (octavos si son grandes)

Cuando tengamos todos los ingredientes cortados, preparamos la vinagreta. Mezclamos en un bote con tapa todos los ingredientes (aceite, vinagre de Módena, ralladura de limón, zumo de limón, sirope de arce) y agitamos bien.

Por último, en un cuenco o tupper grande con tapa, colocamos la quinoa, las verduras, y regamos con la vinagreta. Tapamos y agitamos para aliñar.

Podemos servirla al momento o dejarla a enfriar hasta que la queramos servir.

Adaptado de lo que vi en Eating Well

00:00

Receta: Ensalada veraniega de couscous

No es la primera vez que os pongo una ensalada con couscous de base. Si estáis intentando no consumir demasiados carbohidratos de absorción rápida (¡hola, bikini/bañador del año pasado!), una buena alternativa para solucionar los antojos de pasta es el couscous, especialmente si es integral. En peso, consumimos muchos menos carbohidratos con un plato de couscous que con un plato de pasta tradicional.

En esta alternativa, además, tenéis un plato perfecto para los días de verano: fresco, muy sabroso, barato y extremadamente sencillo de hacer. En la receta os dejo indicaciones por si lo queréis preparar con antelación, para que esté frío al consumirlo o por necesidades de horario.

La mayor modificación respecto a la receta original es que en la vinagreta utilizo mucho menos vinagre del que recomienda la receta original, y además no incluyo pimienta negra. También prescindo del feta porque me parecía que la ensalada tenía ya bastante sabor, pero lo podéis incluir si queréis un extra de nutrientes o un toque más salado.

Ensalada veraniega de couscous

  , ,

July 4, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • 20 mins

    20 mins

  • Produce: 2 raciones generosas

Ingredientes

Para la ensalada

125 gr. de couscous

120 gr. de tomates cherry (o al gusto)

70 gr. de garbanzos cocidos

Medio pepino

4 cebolletas alargadas

25 gr. de piñones, tostados

Para la vinagreta

70 ml. de aceite de oliva virgen

60 ml. de vinagre de vino tinto

1 tsp. (cucharadita) de mostaza en salsa

1 tsp. (cucharadita) de sal

Indicaciones

Cocemos el couscous siguiendo las instrucciones del fabricante.

Mientras el couscous se enfría, cortamos las verduras (tomates, pepino, cebolletas) y tostamos los piñones (si no los tenemos tostados)

En una ensaladera o cuenco grande, mezclamos el couscous, los garbanzos, las verduras cortadas y los piñones tostados.

ATENCIÓN: Si estás preparando la ensalada con antelación, ahora puedes guardar el cuenco en la nevera y hacer el último paso JUSTO ANTES de servir.

En un bote, vertemos todos los ingredientes de la vinagreta, cerramos bien, agitamos durante unos minutos, y a continuación lo vertemos sobre la ensalada.

Mezclamos bien la ensalada y servimos en platos o cuencos.

Adaptado de lo que vi en Big Oven

00:00

Receta: Ensalada-carpaccio de tomate y pepino

Para los días de calor que ya están aquí, os traigo una receta genial para tomar un entrante fresco, fácil de hacer y que no necesita que nos acerquemos a ningún fogón.

Se trata de una ensalada de tomate y pepino presentada como un carpaccio. De hecho, ese es el principal cambio respecto a la receta original, ya que a mí particularmente no me gusta demasiado el pepino cortado en trozos grandes. Lo tomo o bien muy picado, o bien en rodajas no muy gruesas.  El pepino es una de las verduras estrella de la temporada veraniega, y es genial porque además de mantenernos hidratados, su sabor suave hace que lo podamos combinar de muchas maneras distintas. Además, en lugar de utilizar tomates cherry, utilizo tomates normales, también debido a los cambios en la presentación.

No recomiendo comer sólo esto, ni siquiera para una cena ligera, porque te quedas con hambre. Viene mejor como posible entrante, en lugar de la “típica” ensalada, o como acompañamiento para alguna carne. También puede ser un sustituto original para el gazpacho o el salmorejo.

Ensalada-carpaccio de tomate y pepino

  ,   

June 20, 2015

  • Preparación: 15 mins
  • 15 mins

    15 mins

  • Produce: 2 platos de ensalada

Ingredientes

2 tomates medianos

Medio pepino

50 gr. de feta

3 cebolletas alargadas

Orégano seco

Para el aliño

2 tsp. (cucharaditas) de aceite de oliva virgen

1 tbsp. (cucharada, 15 ml.) de zumo de limón

Indicaciones

Laminamos el tomate y el pepino (preferentemente con una mandolina)

Disponemos en un plato el tomate y el pepino laminados.

En una botella o tarro con tapa, introducimos el aceite y el zumo de limón, cerramos bien y agitamos para que se emulsione.

Aplicamos el aliño sobre el tomate y el pepino, espolvoreamos el feta desmenuzado, la cebolleta picada, y orégano seco al gusto. Servimos.

Adaptado de lo que vi en Simply Recipes

00:00

Receta: Ensalada de rúcula, sandía y melón

Con esta ensalada participo en la campaña #Ponunaensalada organizado por Rosilet del blog Sugg-r and some salads.

Ya me habéis visto en alguna ocasión utilizar la sandía de forma original. Es una fruta que me encanta, quizá una de mis favoritas de la temporada veraniega, junto con el melón y el melocotón. Me trae muy buenos recuerdos, por ser la fruta del verano y las vacaciones, una merienda genial en las tardes veraniegas de Valencia.

Como os comenté, una combinación que ha tomado mucha fama es la de queso feta con sandía, ya que el queso feta, tan salado, “resalta” el dulzor de la sandía. Tenía muchas ganas de hacer una ensalada utilizando esta combinación, pero utilizar sólo sandía y feta me parecía un poco triste. Me acordé entonces de una de las tostadas que hice para el reto de “Tostadas Creativas” y lo bien que quedaba la rúcula con el melón, así que decidí incorporar ambos a la mezcla. Para contrastar con el dulzor de la sandía y el melón, y con el amargor de la rúcula, me decidí por un poco de cebolla morada y tomates cherry, que dan el toque ácido al conjunto. Al final, ha quedado una ensalada fresca y muy nutritiva, genial para los mediodías veraniegos, en los que necesitamos mantenernos hidratados y recuperar las vitaminas que perdemos con el sudor. La vinagreta es una combinación estándar: aceite y vinagre de Módena. Lo mejor: se puede dejar preparada con antelación la ensalada, y aliñarla justo antes de servir.

En la receta os explico el procedimiento para darle el toque original a la ensalada y servirla en la propia sandía (una pequeña, ojo), pero si no queréis calentaros tanto la cabeza, los ingredientes son exactamente los que necesitáis para dos platos de ensalada, sin toda la parafernalia del “cuenco-sandía”. Simplemente cortad la sandía y el melón en taquitos e incorporadlos al conjunto. Mi otro consejo es que no os tiemble la mano utilizando queso feta, porque le queda genial.

Posibles sustituciones

Tomates cherry -> Tomate normal, cortado en daditos. Mejor uno que esté tirante, si está muy maduro se deshará.

Rúcula -> Si queréis algo más suave de sabor, podéis poner canónigos o espinacas. Si queréis una variante más crujiente, un poco de col y zanahoria ralladas.

Cebolla morada -> Si os resulta demasiado fuerte, podéis sustituirla por dos cebolletas alargadas cortadas en aritos.

Ensalada de rúcula, sandía y melón

  ,

June 16, 2015

  • Preparación: 40 mins
  • 40 mins

    40 mins

  • Produce: 2 raciones de ensalada

Ingredientes

250 gr. de pulpa de sandía

150 gr. de pulpa de melón

75 gr. de rúcula

1 cebolla morada, laminada y las láminas partidas a la mitad

130 gr. de tomates cherry, cortados a la mitad

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de aceite

1 tsp. (cucharadita, 5 ml.) de vinagre de Módena

Sal

Feta, al gusto

Indicaciones

Partimos una sandía pequeña a la mitad

Con un "melon bowler", sacamos un poco (unas 6 ó 7 bolitas) de sandía con forma de esfera.

Una vez sacadas esas bolitas, vaciamos la sandía con una cuchara, pesamos unos 220 gr para usarlos ahora (junto con las bolitas) y reservamos el resto en la nevera, para otras recetas. Reservamos también los "cuencos-sandía"

Repetimos la misma operación con una mitad de melón de unos 660 gr. Al final tenemos que tener un total de 150 gr. de pulpa de melón para nuestra ensalada.

En un cuenco o tupper grande con tapa, colocamos la sandía, el melón, la rúcula, las cortadas de cebolla laminada y los tomates cherry. NO COLOQUES LAS BOLITAS TODAVÍA. Salamos el conjunto.

En un cuenco pequeño colocamos el aceite y el vinagre de Módena y los emulsionamos.

Vertemos la vinagreta sobre los vegetales, tapamos el cuenco o tupper y agitamos.

Colocamos dentro del "cuenco-sandía" la ensalada, decoramos con unas bolitas de sandía y melón, y espolvoreamos un poco de feta.

Podemos enfriarla o servirla directamente.

00:00