nueces pecanas

Yogur griego con granola

Receta: granola de mantequilla de cacahuete y pecanas

Ha llegado ése momento. Los exámenes de la Universidad de Londres (en la que curso a distancia un BA English) empiezan a un mes desde este día, y “ya se le ven las orejas al lobo”. Aunque estoy intentando no entrar en pánico y aprovechar cada momento para estudiar, un mes pasa muy rápido.

La receta que os traigo hoy es ideal para todo aquel que tenga exámenes en breves. La granola es perfecta porque tiene grandes contenidos en vitamina B, necesaria para un buen funcionamiento del cerebro. Además, los frutos secos nos aportan los carbohidratos que necesitamos para cargarnos de energía. Por último, la miel y el sirope de arce nos proporcionarán el otro combustible básico para toda actividad cerebral: azúcares. Además de todo esto, con una hora de cocina tenemos granola para muchas veces, y un poco de granola con un yogur griego, miel y un café con leche al lado, es el desayuno perfecto (y rápido de preparar) para comenzar el día. Por si fuera poco, con este desayuno nos mantendremos saciados durante más tiempo, evitando levantarnos cada dos por tres a picar algo mientras estudiamos.

Las únicas variaciones respecto a la receta original, que cito abajo, es que no utilizo cacahuetes (porque me parecen redundantes), y utilizo leche normal en lugar de leche de almendras. Además, incorporo menos harina y en lugar de utilizar sólo sirope de arce, hago una mezcla mitad sirope de arce, mitad miel.

Aquí os dejo una lista de dónde podéis encontrar ingredientes poco comunes o cómo podéis sustituirlos:

Nueces pecanas -> Se pueden sustituir por avellanas o almendras (siempre y cuando NO estén previamente saladas). Es posible encontrar pecanas en grandes superficies comerciales o mercados de abastos, pero suelen ser caras. No recomiendo sustituirlas por nueces normales, que tienen un sabor más fuerte. Otra opción es incluir frutos secos como pasas, orejones troceados y similares, aunque en ese caso, es conveniente reducir el contenido líquido, porque entonces nos quedará demasiado “emplaste”.

Avena (normal, en copos) -> Zona “Bio” (o ecológica) de grandes superfices comerciales, sino, también es posible encontrarla en herboristerías y tiendas de dietética.

Mantequilla de cacahuete -> Zona internacional o similar de grandes superficies comerciales. Es posible sustituirla añadiendo más sirope de arce y/o miel, aunque se pierde el sabor a cacahuete completamente (que es la gracia de la receta). Otras opciones pueden ser sustituirla por otras mantequillas de frutos secos (mantequilla de almendras, por ejemplo), pero éstas son más difíciles de encontrar, si cabe.

Sirope de Arce -> Zona internacional de grandes superficies comerciales. Suele ser caro, una buena opción es doblar la cantidad de miel en la receta y prescindir del sirope de arce.

Granola y yogur griego
Granola y yogur griego

Granola de pecanas y mantequilla de cacahuete

    

April 4, 2015

  • Preparación: 15 mins
  • Cocinado: 35 mins
  • 15 mins

    35 mins

    50 mins

  • Produce: 600 gr. de granola (aprox.)

Ingredientes

315 gr. de avena

60 gr. de nueces pecanas troceadas (sustituible por avellanas, almendras, etc.)

25 gr. de harina

1 tsp. (cucharadita) de levadura química

120 gr. de mantequilla de cacahuete

60 ml. de aceite de girasol

80 m. de sirope de arce

80 ml. de miel

1 tsp. (cucharadita) de extracto de vainilla

60 ml. de leche

Indicaciones

Precalienta el horno a 135ºC en posición "ventilador".

Mezcla los ingredientes secos (harina, levadura química, avena y pecanas)

Avena, harina y pecanas

En un cuenco aparte, mezcla los ingredientes líquidos (mantequilla de cacahuete, aceite de girasol, sirope de arce, miel, extracto de vainilla y leche). ASEGÚRATE de que estén bien mezclados, sobre todo la mantequilla de cacahuete.

Mezcla líquida

En un cuenco grande, junta ambas mezclas. Puedes verte la mezcla líquida sobre la de sólidos y mezcla con una espátula y movimientos envolventes.

Granola cruda

Cubre una bandeja de horno con papel de hornear, y vierte encima la mezcla final, procurando que quede en una sola capa, relativamente fina.

Granola en bandeja de horno

Hornea a 135ºC durante 15 minutos

Pasados los 15 minutos, abre el horno y remueve la mezcla con un cucharón o similar. No importa si ahora no queda en una sola capa.

Cierra el horno y hornea durante otros 20 minutos

Saca la granola del horno y SIN REMOVERLA deja que se enfríe durante un par de horas. De esta forma se endurecerá. Pasada las dos horas, despégala del papel de horno. Te quedará en trozos compactos, puedes deshacerlos para que queden al tamaño de tu elección.

Adaptado de lo que vi en Pinch of Yum

00:00

Receta: Ensalada de boniato y pecanas caramelizadas

Hace tiempo que vi esta receta de ensalada y tenía bastantes ganas de probarla porque sabía que iba a ser una ensalada poco convencional, y eso me gusta. Tengo cierta tendencia a aburrirme con facilidad de los platos de ensalada, por eso siempre intento buscar alguno que se salga de lo común.

Lo que más me gusta de la receta es el contraste entre el toque ligeramente picante del aliño y el dulzor del boniato y las pecanas caramelizadas. Me parece que es un buen candidato como entrante si tenemos invitados en la mesa, sobre todo si el plato de después no es pesado o muy elaborado. También se presta muy bien a ensalada para comer entre semana: el boniato y las pecanas se pueden dejar preparados con antelación, para que a la hora de hacer la ensalada, sólo tengamos que preocuparnos del aliño y de montarla en el plato. Como todas las ensaladas, admite un buen grado de variación. En lugar de canónigos, se puede utilizar espinaca fresca, o en lugar de nueces pecanas, se pueden utilizar nueces normales, avellanas o almendras.

En la receta original, el aliño lleva mantequilla de almendra, en lugar de mantequilla de cacahuete. Me parece que la mantequilla de cacahuete le da un puntito muy agradable, y además es más sencilla de encontrar que la de almendra. Además, la receta original utiliza nueces normales y azúcar blanco, es perfectamente válido y quizá más sencillo, pero yo me vi obligada a hacer el cambio por las circunstancias (no tenía nueces normales, pero sí unas pecanas, y tampoco tenía azúcar blanca, pero sí moreno). Por último, el kale, la variedad de lechuga/col que se utiliza en la receta original, es complicado de encontrar aquí, así que hice una sustitución por canónigos, mucho más sencillos de conseguir.

Canónigos con boniato y nueces caramelizadas
Canónigos con boniato y nueces caramelizadas

Ensalada de boniatos y pecanas caramelizadas

  ,

February 26, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 25 mins
  • 20 mins

    25 mins

    45 mins

  • Produce: 2 raciones

Ingredientes

Para la ensalada

200 gr. de canónigos

Boniato horneado (ver abajo)

Nueces caramelizadas (ver abajo)

Aliño (ver abajo)

Para el boniato

1 boniato lavado y troceado en cuadrados

2 ramitas de romero fresco, troceadas (o una cucharadita de romero seco)

2 ramitas de tomillo fresco, troceadas (o una cucharadita de tomillo seco)

15 ml. de aceite de oliva (1 tbsp.)

Para las nueces caramelizadas

50 gr. de nueces pecanas (o normales)

45 gr. de azúcar moreno

20 gr. de mantequilla sin sal

Para el aliño

40 gr. de mantequilla de cacahuete

15 ml. de aceite de oliva

45 ml. de zumo de naranja recién exprimido

1 tsp. de granos de mostaza, machacados

10 ml. de sirope de arce (o miel)

1 pellizco de sal (al gusto)

1 ajo pequeño machacado

Indicaciones

Para el boniato

En un cuenco con tapa o tupper, coloca el boniato troceado y reparte por encima el aceite de oliva, el tomillo, y el romero. Ciérralo bien, y agita para que todo se mezcle.

En una bandeja forrada con papel de horno, extiende el boniato, procurando que quede en una sola capa y bien repartido.

Boniatos preparados para asar

Hornea 20 minutos a 220ºC, o hasta que veas que puedes pinchar el boniato sin que oponga resistencia. Para conseguir un color tostado, hornéalo otros 5 minutos, subiendo la temperatura a 250ºC.

Boniatos asados

Saca del horno y deja que se enfríe.

Para las pecanas caramelizadas

En un cazo, derrite a fuego medio la mantequilla, y una vez esté derretida, incorpora el azúcar y las pecanas.

Sube un poco el fuego, y remueve hasta que el azúcar esté bien disuelta y se haya convertido en caramelo.

Caramelizar nueces

Sobre papel encerado, coloca las nueces y deja que se enfríen. Te recomiendo que cuando aún están CALIENTES con una cuchara y cuidado las separes unas de otras, porque al solidificarse el caramelo se pegarán.

Nueces pecanas caramelizadas

Para el aliño

En una mini-pymer, batidora, o similiar, coloca todos los ingredientes del aliño y bátelos bien juntos. Si notas que te ha quedado demasiado espeso de textura para tu gusto, añade un poco de agua y vuelve a batirlo/procesarlo bien.

Aliño de ensalada

Para montar la ensalada

En un plato, coloca los canónigos, luego los trozos de boniato, las nueces, y por último, derrama por encima parte del aliño. El resto lo puedes servir en la mesa para que cada comensal se lo aplique al gusto.

Adaptado de lo que vi en Pinch of Yum
Si te sobra un poco de boniato, es un acompañamiento ideal para carnes asadas y filetes.
Si te sobran nueces caramelizadas, troceadas sobre yogur griego con granola pueden aportar un toque dulce muy agradable para un desayuno.

00:00

Derramando frosting sobre los sones

Receta: Scones de avena y nueces pecanas

Hay algo que adoro de la vida adulta: una taza de café. Pero si va acompañada de un buen bollo (viennoiserie, que le dicen aquí) me gusta aún más. Por eso, cuando me encontré con esta receta navegando por los vastos mundos de Internet, supe que tenía que probarla en casa. Y el resultado ha sido estupendo.

Lo que más me gusta de estos scones es que son melosos, y el punto de las nueces pecanas con el sirope de arce y la suave nota de café del glaseado funcionan juntos a la perfección. Una unidad es más que suficiente para un buen desayuno, y para la merienda siempre podemos compartirlo con alguien y tomar sólo la mitad (¡aunque ya os voy adelantando que cuando los probéis no querréis compartirlos!)

En la receta he hecho algunos cambios. Para empezar, no he hecho tanto glaseado, ya que me parecía absolutamente excesivo. “5 cups” de azúcar glas son unos 600-700 gr… Yo hice la mitad de eso y quizá los scones no hayan quedado completamente cubiertos de glaseado, pero creo que el resultado se puede disfrutar igual. Por otra parte, la autora de la receta hablaba de “extracto de arce”, que no es exactamente lo mismo que el sirope, y yo lo he sustituido por una parte de sirope de arce y otra de extracto de vainilla (uno orgánico que he visto recomendado en otros sitios), creo que el resultado es fabuloso y en Europa es más fácil conseguir sirope de arce y extracto de vainilla que extracto de arce. Para finalizar, el café que yo he usado no es fuerte, como pide la receta original, sino uno un poco más suave, aunque esto depende mucho del gusto de quien lo cocine.

Un punto positivo de esta receta es que, como no necesitamos que la masa quede uniforme, es posible hacerla sin Kitchen Aid o cualquier otro procesador similar. El glaseado quizá cueste más, porque hay que batirlo bien para que se integren todos los ingredientes y no quede arenoso, pero también es posible hacerlo a mano.

Vista lateral de los scones
Vista lateral de los scones

Scones de avena y nueces pecanas

  ,   

December 16, 2014

  • Preparación: 1 hr 15 mins
  • Cocinado: 25 mins
  • 1 hr 15 mins

    25 mins

    1 hr 40 mins

  • Produce: 8 scones

Ingredientes

Para los scones

385 gr. de harina

295 gr. de avena, algo molida (que queden tropezones, pero no copos enteros)

60 gr. de azúcar

20 gr. de levadura química

2 gr. de sal

225 gr. de mantequilla sin sal, cortada en cubos

65 gr. de nueces pecanas

1 huevo

180 ml. de nata

5 ml. de sirope de arce

5 ml. de extracto de vainilla

Para el glaseado

300 gr. de azúcar glas

30 ml. de leche

15 gr. de mantequilla, derretida

5 ml. de sirope de arce

5 ml. de extracto de vainilla.

15 ml. de café

Indicaciones

Scones

Precalienta el horno a 175ºC

En un bol grande, mezcla la harina tamizada, la avena, el azúcar, la levadura y la sal. Combínalo bien.

Harina para los scones

Añade a la mezcla los cubos de mantequilla, y mézclalo todo bien hasta que te quede una especie de masa desmigada. Puedes hacerlo con un tenedor, o con dos cuchillos, cruzándolos entre sí. Procura que no queden trozos muy grandes de mantequilla.

Masa desmigada de los scones

Añade las nueces pecanas y mezcla bien.

En un bol mediano, bate la nata, el huevo, el sirope de arce y el extracto de vainilla. No hace falta que lo batas mucho, lo justo para que esté bien mezclado.

Vierte la mezcla líquida sobre la masa poco a poco, removiendo a la vez con movimientos envolventes, hasta que esté todo ligado. La masa no se hará una pelota compacta ni tendrá un aspecto fino, más bien debe parecer una mezcla grumosa, con algunas migas sueltas.

Masa desmigada para scones

Coloca la mezcla sobre una superficie de trabajo, y aplástala con tus manos hasta obtener una torta de unos 15 cm. de diámetro y dos centímetros de espesor (no hace falta ser muy exactos)

Masa de scones

Corta la masa en ocho porciones y colócalas en una bandeja de horno con el papel de horno previamente colocado.

Scones antes de meterlos al horno

Hornea durante 20-25 minutos, hasta que el centro esté algo endurecido. Los scones NO tienen casi color a pesar de estar bien cocinados, no deberían estar tostados por los bordes ni nada parecido.

Scones sin frosting

Déjalos enfriarse bien, se desmigajan con facilidad cuando están calientes.

Glaseado

En un bol grande mezcla todos los ingredientes del glaseado. Bátelo muy bien, el azúcar glas debe quedar bien integrado en la mezcla, o sino después quedara de textura arenosa. La mezcla debe quedar espesa, pero lo suficientemente líquida para derramarla sobre los scones.

Vierte el glaseado sobre los scones y déjalo reposar durante un buen rato, hasta que el glaseado se haya endurecido.

Vista superior de los scones

Adaptado de lo que vi en The Pioneer Woman

00:00