jengibre

Tartar emplatado

Receta: Tartar de atún y aguacate

Desde que me aficioné al sushi, he estado explorando otras formas distintas de degustar el pescado crudo o semi-crudo. A mucha gente esta idea le echa un poco para atrás, sobre todo por temas de higiene y sanidad, pero congelando el pescado con tiempo no hay de qué preocuparse, se pueden conseguir platos muy gustosos en los que exploramos la textura del pescado de una forma distinta a la habitual.

Los tartars me parecen ideales para experimentar con el sabor del pescado, especialmente el pescado azul, que tanto se presta a este tipo de preparación por su contenido en grasa. Este tartar concretamente está adaptado de una idea que vi en Bali cuando estuvimos allí el verano pasado. Por supuesto, tuve que hacer un proceso de cata para intentar encontrar qué llevaba el tartar, en el restaurante no me lo iban a decir. Deduje que los elementos eran estos, y aunque no me ha quedado exactamente igual, al menos no está muy alejado del que probé allí.

Esta receta me gusta mucho por su frescura y ligereza. En cambio, al contrario que otros tipos de tartars, este no lo podemos preparar con demasiada antelación porque el ácido de la lima cocinaría el atún, quitándole parte de la gracia al plato final. No se puede prescindir de la lima ya que gracias al ácido de ésta también evitamos que el aguacate se ennegrezca. Sin embargo, el plato es rápido y sencillo de preparar, especialmente si hemos dejado el atún bien picado previamente, que es quizá lo más trabajoso de todo, así que podemos hacerla y servirla al momento.

Quizá es aún un poco pronto para este tipo de platos, pero me parece perfecta para el verano y los días cálidos, ideal como entrante, por ejemplo, para una parrillada de pescado. Si el pescado de la parrillada es blanco, aún mejor, porque así podremos hacer un menú más completo para los invitados.

Tartar mezclado
Tartar mezclado

Tartar de atún y aguacate

    

March 10, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • 30 mins

    30 mins

  • Produce: 2 porciones de tartar

Ingredientes

250 gr. de atún

1 aguacate

1 ramita de lemongrass, parte blanca rallada

1 cm. de jengibre fresco, rallado

20 ml. de salsa de soja

El zumo de media lima

1 tsp. (cucharadita) de pasta wasabi

1/2 tsp. (cucharadita) de cilantro molido

Indicaciones

Pica el atún lo más fino posible.

Atún picado

Pica el aguacate y colócalo en un cuenco mediano.

Atún y aguacate

Sobre el aguacate, vierte el zumo de lima, el jengibre y el lemongrass. Mézclalo todo con cuidado de no machacar el aguacate.

Aguacate marinado

En un cuenco pequeño, mezcla la soja y el wasabi, remuévelos para disolver la pasta de wasabi.

Soja y wasabi

Agrega el atún al cuenco donde está el aguacate, y a continuación, vierte la mezcla de soja y wasabi y el cilantro en polvo. Mézclalo todo con cuidado.

Tartar mezclado

Coloca un aro de emplatar sobre un plato y vierte parte de la mezcla. Con una cuchara, comprímelo para compactarlo bien. Retira el aro y sirve.

OPCIONAL: Puedes picar un poco de cebollino fresco y esparcirlo por encima antes de servir.

Una opción si no tienes aro de emplatar es servirlo en una copa de cóctel, o en vasos chatos de vino.

00:00

Galletas enfriándose

Receta: galletas de chocolate y jengibre

En Luxemburgo, el día de entregar regalos es el 6 de diciembre, el día de San Nicolás (que es quien trae los regalos). Luego celebran la Navidad, pero los niños ya tienen los juguetes por esas fechas. Desde que vivimos aquí, también es la fecha que Ignacio  y yo tenemos para darnos nuestros regalos, porque es un poco tonto cargar los regalos hasta España en Navidades para luego volverlos a traer.

El caso es que este año, al contrario que los dos anteriores, queríamos hacer algo más especial, que no fuera darnos los regalos y ya. Este año íbamos a todo o nada. Así que pusimos árbol decorado, hicimos glühwein, y dos días antes yo dejé listas estas galletas.

La receta da unas 24 galletas, y eso son muchas galletas para dos personas y una perrita pendiente de las migajas que caen al suelo. Pasado el fin de semana, las seis o siete galletas que quedaron las envolví con un lazo para que Ignacio las llevara al trabajo, donde fueron muy bien recibidas.

A los que no seáis aficionados a las galletas con especias, os diré que en este caso el sabor, si bien es distinguible, no mata en absoluto el sabor del cacao, más bien lo realza y le da un matiz agradable, diferente a lo que estamos habituados a tomar el resto del año. Aunque sean especiales, me parecen apropiadas si tenemos que hacer galletas para una merienda, o viene gente a tomar café o, por qué no, si nos queremos dar un capricho, sin más.

Pepitas de chocolate
Pepitas de chocolate

Galletas de chocolate y jengibre

    

December 14, 2014

  • Preparación: 2 hrs 30 mins
  • Cocinado: 15 mins
  • 2 hrs 30 mins

    15 mins

    2 hrs 45 mins

  • Produce: 24 galletas

Ingredientes

200 gr. de chocolate (70% de cacao)

335 gr. de harina

1 tsp. de jengibre en polvo

1/2 tsp. de canela en polvo

1/4 tsp. de clavo de olor molido

1/4 tsp. de nuez moscada

1 tbsp. (10 gr.) de cacao desgrasado en polvo

120 gr. de mantequilla

9 gr. de jengibre fresco, rallado

55 gr. de azúcar moreno

60 ml. de melaza (melaza= tres volúmenes de azúcar + 1 volúmen de agua)

8 gr. de bicarbonato sódico

Indicaciones

Pica el chocolate en trozos pequeños, no hace falta que seas muy exacto(a), depende de cómo quieras los trozos de chocolate en tus galletas.

En un bol mediano, tamiza la harina junto con las especias secas (jengibre, canela, clavo de olor molido, nuez moscada) y el cacao en polvo.

En el bol de tu Kitchen Aid (o similar), con el batidor plano, bate la mantequilla y el jengibre, unos cuatro minutos a velocidad 6/7.

Añade el azúcar moreno, y sigue batiendo hasta que esté bien integrado.

Añade la melaza, bate hasta que esté bien integrada. La mezcla resultante debe ser de un color marrón claro, como café con leche.

Disuelve el bicarbonato sódico en agua muy caliente en un bol pequeño.

A velocidad 4/5, incorpora la mitad de la mezcla de harina. Tras un par de minutos, incorpora la disolución de carbonato sódico. Después de otros dos minutos, incorpora el resto de la mezcla de harina. Mézclalo todo bien durante unos minutos.

Agrega los trozos de chocolate.

Vierte la masa sobre una pieza de papel film, y dale una forma de "tronco" o brazo de gitano, de unos dos centímetros y medio de grosor.

Refrigera durante dos horas, o más.

Calienta el horno a 165ºC

Saca la masa del refrigerador, y córtala en medallones de medio centímetro de grosor que luego formarás en bolitas.

Si te caben las bandejas del horno en la nevera, puedes colocar las bolitas resultantes ya en la bandeja y refrigerarlas otros 20 minutos, si no, hazlo en una bandeja o plato grande que sí quepa, y recuerda colocar el papel de repostería en una bandeja del horno.

Si las has colocado en la bandeja, mete la bandeja directamente de la nevera al horno. Si no, transfiere las bolitas a la bandeja de horno y de ahí a éste. La ventaja de pasarlo de la nevera al horno es que las pepitas de chocolate conservarán mejor su forma, no se derretirán tan fácilmente.

Hornea durante 10-12 minutos, hasta que aparezcan pequeñas grietas en la superficie de las galletas. No las saques directamente del horno, déjalas dentro otros cinco minutos. Pasados esos cinco minutos, pásalas a una rejilla para que acaben de enfriarse completamente.

00:00