Receta: Semifreddo de vainilla, 2 estilos

Cuando era pequeña, a veces nos juntábamos con la familia en verano para merendar. Algunas de esas veces, alguien traía una de esas tartas Comtessa heladas, que siempre causaban sensación. A mí me parecían un poco aburridas entonces porque tienen sobre todo nata o vainilla y el chocolate va en capas muy finitas. Yo siempre he sido de las de mejor que sobre chocolate a que falte.

Semifreddo vainilla8

Cuando estaba ojeando la revista de la que saqué la receta, me vinieron a la cabeza esas tardes de julio de meriendas multitudinarias. En julio cumplo años yo y también mi madre, así que es posible que alguna de estas veces las meriendas fueran para celebrar uno de los cumpleaños.

Dejando de lado el momento nostalgia, al repasar tanto los ingredientes como el proceso de esta receta me atrajo enseguida la combinación de ingredientes, y también que el chocolate va picado groseramente, así que es bastante probable que te encuentres un trozo de chocolate considerable cuando estás comiéndote tu corte de semifreddo.

Semifreddo vainilla1

Que las almendras y el chocolate funcionan bien juntos lo saben “hasta los chinos de Rusia”, que diría Manolito Gafotas. Si las almendras van un poco tostadas, ya ni te cuento. Y almendras tostadas y vainilla es otro clasicazo. Para pelar las almendras (y ahorrarme un par de euros), seguí este vídeo: se trata de calentar las almendras en agua muy caliente, y así la piel luego sale fácilmente. Si no, podéis ahorraros el proceso y comprar las almendras ya peladas.

No os voy a engañar, para esta receta, mínimo necesitáis unas varillas de batir eléctricas, porque sino la cosa es muy cansada. Yo tengo suerte porque me regalaron la KitchenAid para mi boda hace unos años, y este es el típico postre que queda genial (y no te cansas nada) si lo haces con el cacharro este, pero va regular a mano, porque hay que montar nata, montar claras a punto de nieve y hacer las yemas en crema con la miel… Vamos, que como no tengas algún cacharro que te haga parte del trabajo, acabas con los brazos como Hulk Hogan.

Ahí estaba yo, la mar de feliz, pensando en lo rico que iba a estar todo, cuando me di cuenta de que mi elección de molde iba a resultar insuficiente para toda la mezcla de vainilla. Esta receta de semifreddo se puede hacer para una fuente cuadrada grande o para un par moldes alargados si queremos que tenga forma de barra. Como yo estaba en plan nostálgico recordando algunas meriendas veraniegas de mi infancia, quise hacerla con forma de barra.

Por otra parte, me parece que es insuficiente la cantidad de chocolate y almendras. Las cantidades de mi receta son exactamente las de la receta de la revista, pero a toro pasado, yo le hubiera echado más almendras y más chocolate. El caso es que cuando estaba viendo cómo solucionar el tema del molde y la falta de almendras, se me ocurrió utilizar el resto en un molde alargado más pequeño, pero cambiando ligeramente el contenido.

Y aquí entran las pecanas.

Semifreddo vainilla5

Pecanas y vainilla es otra pareja que se hizo en el cielo, y que se da muchos besitos. Aquí tuve otra oleada de inspiración (estas oleadas nunca van solas), y pensé que al semifreddo con pecanas se le podía agregar al servir un poquito de sirope de arce, y ya el remate del tomate. La verdad es que no me equivoqué, el sirope quedaba genial. Lo bueno es que si utilizamos pecanas no es preciso calentarlas ni tostarlas de ninguna forma, ya que crudas están riquísimas, mientras que las almendras necesitan tostarse para dar profundidad de sabor al conjunto.

Semifreddo vainilla11

El semifreddo de vainilla con almendras ofrece una combinación más clásica y también más sofisticada. Por otra parte, las almendras (especialmente en España) siempre van a resultar mucho más baratas que las nueces pecanas, ya que las almendras son un producto autóctono español, mientras que las nueces pecanas son de origen americano, y están caras porque vienen de importación (en Norteamérica tienen árboles de pecanas decorando las calles, como dato curioso). Además, almendras encontraréis en cualquier lado, mientras que las nueces pecanas tendréis que buscarlas adrede.

Semifreddo vainilla4

Cualquiera de las dos opciones que os presento está para chuparse los dedos, eso sí, hay que hacerlo con tiempo porque necesita como mínimo seis horas de congelador. Pero si lo dejáis hecho la noche de antes, para la comida del día siguiente tenéis un postre delicioso. Bueno, para la comida, la merienda, el postre de la cena… Porque salen bastante raciones. Pero a nadie le amarga un dulce, ¿verdad?

¿Os gustan los postres fríos? ¿Qué tomáis de postre en verano? Contádmelo en los comentarios, por Twitter o por Facebook.  

Semifreddo de vainilla

    

July 15, 2017

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 5 mins
  • 30 mins

    5 mins

    35 mins

  • Produce: +6 raciones

Ingredientes

250 gr. de chocolate con leche

80 gr. de almendras peladas o de nueces pecanas

3 huevos, claras y yemas separadas

500 ml. de nata líquida, muy fría

25 gr. de miel

75 gr. de azúcar

2 vainas de vainilla

Para servir (OPCIONAL):

Sirope de arce

Indicaciones

Tostamos las almendras en una sartén, con cuidado de que no se quemen, las dejamos enfriar.

Picamos el chocolate groseramente junto con las almendras. Reservamos.

Batimos las yemas de los huevos con la miel, hasta formar una mezcla de color crema y algo espumosa.

Mezclamos la nata con las semillas del interior de las vainas de vainilla. Montamos la nata.

Mezclamos la crema hecha con las yemas junto con la nata montada con la ayuda de una espátula de silicona o un utensilio similar, con movimientos envolventes. Reservamos en frío.

Agregamos unas dos cucharadas del azúcar a las claras de huevo y batimos bien. Agregamos el resto y montamos las claras a punto de nieve (puntas firmes).

Mezclamos las claras a punto de nieve junto con la mezcla de nata y huevo, de nuevo con la técnica de movimientos envolventes y ayudados por una espátula de silicona.

Para montar el semifreddo, revestimos un molde de bizcocho o una fuente de horno amplia con papel film, procurando que nos sobre papel film ampliamente por los bordes.

Vertemos la mitad de la mezcla sobre el papel film, y cubrimos con la mitad del chocolate y las almendras o las pecanas.

Cubrimos esa capa con otra capa de crema de vainilla, y acabamos con el resto de chocolate y frutos secos.

Refrigeramos en el congelador mínimo 6 horas.

Adaptado de lo que vi en el número especial 2016 de la revista 'Saveurs'.

00:00

GuardarGuardar

Leave a Reply