...no hay pan duro.

Receta: Falso arroz frito

  Publicado en   por   No hay comentarios

Falso arroz frito1

Ay, esos antojos de comida china, con arroz frito acompañando jugosos platos de carnes o verduras salteadas…

Pero ay también esa pesadez generalizada después de haber comido (demasiada) comida china. Por no hablar de que si te la tienen que traer, o la tienes que recoger como nos pasa aquí en Luxemburgo, te acabas alimentando a base de morderte las uñas esperando la comida. Además, la coliflor esa que tienes en la nevera te mira muy mal cada vez que apareces por ahí, con esos ojos acusadores de “dijiste que comerías más verduras, y por eso me compraste”. Y así unas cuantas cosas más: las zanahorias del cajón de verduras, los guisantes del fondo del congelador, unas cebollas abandonadas…

Por suerte, con esta receta puedes matar hasta tres pájaros de un tiro: comerás verduras, harás una limpieza de nevera y te quitarás ese antojo de comida china. Las verduras que lleva se pueden sustituir (quitando la coliflor, claro) por casi cualquier cosa: calabacines, judías verdes, col rallada… El cielo es el límite. Los básicos son la coliflor, que hará de sustituta del arroz, el huevo y el aceite de sésamo y la soja. Cuando mi marido lo probó dijo: “Sabe a wok”. No hay más preguntas, señoría.

Este plato es un acompañamiento ideal para filetes de carne o pescado, o también podemos utilizarlo para acompañar recetas asiáticas (y aquí en el blog hay unas cuantas, como el wok de pollo y brócoli o el cerdo agridulce ). Se mantiene bien al refrigerarlo en la nevera, así que puede ser una buena idea hacer bastante y tener raciones extra en la nevera que podemos calentar cuando queramos. Sin embargo, no he probado a congelarlo, y no sé si el resultado sería bueno una vez descongelado, ya que la coliflor conserva bastante agua.

Falso arroz frito3
Falso arroz frito3

Falso arroz frito

  ,   

junio 1, 2017

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 25 mins
  • 20 mins

    25 mins

    45 mins

  • Produce: 4 raciones

Ingredientes

1 coliflor mediana

1 tbsp. (cucharada, 15 ml.) de aceite de sésamo

3 huevos

Sal

1 cebolla pequeña, picada fina

1/2 cup (40-50 gr.) de guisantes congelados

2 zanahorias, cortadas en cubos pequeños

2 dientes de ajos, machacados

5 cebolletas alargadas, SEPARADAS la parte blanca y la verde.

3 tbsp. (cucharadas, 45 ml.) de salsa de soja (baja en sodio)

Indicaciones

1. Separa las "cabezas" de la coliflor y descarta el tallo central grande. Parte las cabezas a la mitad.

2. Cuando tengas toda la coliflor cortada, ve picándola en un procesador/picador de comida en tandas. NO la piques toda a la vez y NO la piques durante mucho tiempo de forma continuada. Hay que "pulsarla", picarla en "golpes", para evitar que suelte mucha agua y se convierta en una masa acuosa e informe. Resérvala.

3. En un cuenco, bate los tres huevos con un poco de sal.

4. Calienta un poco de aceite para freír en una sartén pequeña y cocina el huevo ahí, mezclándolo a la vez que se fríe, a modo de huevo revuelto. Una vez el huevo esté completamente cocinado, resérvalo.

5. En una sartén amplia, añade el aceite de sésamo y caliéntalo a fuego medio. Añade la parte blanca de las cebolletas, la zanahoria, la cebolla y los guisantes, durante tres o cuatro minutos, hasta que se ablanden un poco.

6. Aumenta la potencia del fuego a rápido, y añade a las verduras la coliflor picada junto con la salsa de soja. Mezcla bien, y tapa. Cocina durante cinco minutos a fuego fuerte, removiéndolo con frecuencia.

7. Por último, aparta del fuego, añade el huevo reservado, mézclalo todo y preséntalo con la parte verde de las cebolletas.

Adaptado de lo que vi en Skinny Taste

00:00

Autor: Ana

Deja un comentario