Receta: Tortitas saladas de calabacín

Ahora que es verano y muchas verduras están en su mejor momento, nos damos cuenta de que siempre comemos verduras de la misma forma: en ensalada o en alguna variante asada/a la plancha. Por eso hoy os traigo una receta estupenda para disfrutar del calabacín de una forma original, en unas tortitas saladas.

Estas tortitas son geniales si tenéis niños en casa que son reacios a comer verduras. El sabor del calabacín se nota bastante poco, y si las presentáis como unas tortitas y las acompañáis de alguna salsa (tanto una que hagáis como una comercial, tipo ketchup o mayonesa), os aseguro que se las comerán sin rechistar. Además quedan unas tortitas bastante jugosas, lo que también facilita su consumición para los niños.

A la receta original simplemente le he disminuido la cantidad de ajo, que me parecía un poco excesiva. Además, lo acompaño de una salsa a base de créme fraîche, sriracha y mayonesa que le da un puntito genial.

Tortitas saladas de calabacín

    

June 27, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 10 mins
  • 30 mins

    10 mins

    40 mins

  • Produce: 7 tortitas, aprox.

Ingredientes

2 calabacines, pelados y rallados

1 cucharadita de sal (para salar el calabacín)

40 gr. de harina

15 gr. de parmesano rallado

1 ajo, machacado

1 huevo (L), ligeramente batido

Aceite

OPCIONAL: SALSA

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de créme fraîche (o yogur griego)

1 tbsp. (cucharada, 15 ml.) de mayonesa

1 tsp. (cucharadita, 5 ml.) de sriracha

Indicaciones

Mezclamos el calabacín rallado con una cucharaditas de sal y lo dejamos en un colador sobre la pila durante 10 minutos para que suelte el agua.

Mientras el calabacín suelta el agua, en un cuenco grande mezclamos la harina, el parmesano y el ajo machacado.

Pasados los 10 minutos, extraemos toda el agua del calabacín. Podemos hacerlo con un chino, o como en la imagen, presionando con un cucharón sobre el calabacín en un colador normal, hasta que se queda bastante seco. Es importante quitarle toda el agua posible.

Integramos el calabacín con la mezcla de harina, parmesano y ajo.

A esa mezcla añadimos el huevo, y mezclamos bien.

Nos quedará una especie de pasta espesa.

Cogemos una cucharada de masa, y la colocamos en una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva. Tienen que hacerse a fuego medio, porque sino se queman.

Cuando las tortitas estén doradas por un lado (unos 4 minutos), les damos la vuelta para que se tuesten por el otro.

OPCIONAL: Para hacer la salsa ligamos bien en un cuenco la créme fraîche, la mayonesa y la sriracha.

Servimos las tortitas calientes, acompañadas si lo deseamos por la salsa.

Adaptado de lo que vi en Damn Delicious

00:00

Leave a Reply