Receta: Pollo a la naranja con kumquats

Cuenco con pollo a la naranja y kumquats

Hoy traigo una receta extra. No la tenía prevista porque los kumquats los compré por curiosidad el fin de semana pasado, así que esta receta se salía un poco de mi planificación semanal para comer y también de mi planificación bloguera… Al final ha quedado bien y he acabado trayéndola aquí, aunque en un día donde no suelo publicar.

Normalmente me gusta animaros a que probéis las recetas y experimentéis, pero desde aquí os aviso que esta receta es mejor para gente habituada a cocinar. Yo ya tengo cierta práctica en la cocina y en ciertas partes sufrí bastante (especialmente friendo el pollo).

Cuando compré los kumquats estuve planteándome qué hacer con ellos y busqué bastante por Internet. Por su sabor amargo, parecen ideales para repostería y mermeladas, pero la verdad es que yo quería utilizarlos para alguna cosa un poco más novedosa. Entonces me crucé con una receta que hacía tiempo que quería probar, y que es bastante típica de los restaurantes chinos norteamericanos: pollo a la naranja. Ahí se me hizo la luz. La receta original utiliza corteza de naranja, que tiene un sabor parecido a los kumquats, así que en lugar de añadir corteza de naranja rallada, añadí unos cuantos kumquats laminados y con las semillas quitadas. Aporta el mismo sabor, pero se ve más en la presentación del plato.

Otro cambio que hice fue empanar el pollo con fécula de patata, que tenía en casa debido a que la utilizo para las gyozas y los wan tun. El resultado final fue agradable, pero sospecho que debido a la fécula de patata tuve bastantes problemas a la hora de freír el pollo (saltaba muchísimo). La próxima vez haré una mezcla de harina y fécula, para que no sea tan complicado pero a la vez lograr una textura del empanado parecida.

El sabor es genial: pollo con un toque cítrico. Ya sabéis que me gustan mucho las recetas que alegran el pollo de alguna forma, ya que en Lux éste es absolutamente insípido. La receta da cómodamente para cuatro raciones, es un plato contundente por el empanado y por la salsa que lleva.

Vista cercana del pollo a la naranja
Vista cercana del pollo a la naranja

Pollo a la naranja con kumquats

    

February 6, 2015

  • Preparación: 1 hr 30 mins
  • Cocinado: 30 mins
  • 1 hr 30 mins

    30 mins

    2 hrs

  • Produce: 4 ó 5 raciones

Ingredientes

Para hacer el pollo más tierno (OPCIONAL)

3 cucharaditas de bicarbonato sódico

3 cucharaditas de vinagre de arroz

2 cucharaditas de maizena

Para marinar el pollo/La salsa

250 ml. de caldo de pollo

125 ml. de zumo de naranja (mejor recién exprimido)

100 gr. de azúcar moreno

80 ml. de vinagre blanco destilado

60 ml. de salsa de soja

2 dientes de ajo, finamente picados

5 ó 6 kumquats, cortados en láminas

2 ml. Sriracha (1/2 tsp. Opcional - también se puede echar más, al gusto)

2 gr. de jengibre seco en polvo (1/4 tsp.)

30 ml. de agua

16 gr. de maizena (2 tbsp.)

Para cocinar el pollo

2 huevos

Harina, maicena o fécula de patata, para rebozar

Aceite de girasol, para freír

Para presentar el pollo (OPCIONAL)

Una cebolleta, cortada en aritos pequeños

Semillas de sésamo

Indicaciones

Para enternecer el pollo (OPCIONAL)

Corta las pechugas en dados de 1 cm. aproximadamente.

En un bol grande, coloca el pollo y las tres cucharaditas de bicarbonato sódico. Remueve bien y deja macerar durante 15 minutos

Pollo con bicarbonato sódico

A continuación, coloca el pollo en un colador y enjuágalo BIEN con agua. Es importante que no quede bicarbonato sódico. Sécalo bien y con cuidado con un poco de papel de cocina.

En otro bol (o en el mismo de antes bien lavado), vierte el vinagre de arroz y la maizena, y remuévela un poco para que se disuelva. A continuación, coloca el pollo, mezcla y deja marinar otros 15 minutos.

Para marinar el pollo

En un bol, mezcla bien el caldo de pollo, el zumo de naranja, el azúcar moreno, el vinagre blanco, la salsa de soja, los ajos, los kumquats, la sriracha y el jengibre molido.

Marinada

Mete los trozos de pollo en una bolsa de congelador grande, y derrama por encima 160 ml. de la marinada (2/3 cup, aproximadamente), el resto de la marinada resérvala. Cierra la bolsa y deja marinar durante 30 minutos, moviendo la bolsa cada 10 minutos

Bate un poco los dos huevos en un bol. Prepara otro bol con la harina, la maicena o la fécula de patata, y un plato más (grande y amplio).

Después de los 30 minutos, escurre el pollo, descarta la marinada, y colócalo en un plato.

Con dos tenedores (si no te quieres pringar mucho), coge trozos de pollo, pásalos por el huevo, y a continuación por el producto de tu elección para empanar. Empana todos los trozos.

Empanando pollo

En una sartén amplia, coloca dos dedos o dos dedos y medio de aceite de girasol. Caliéntalo bien a fuego rápido.

Cuando el aceite esté caliente, fríe el pollo en tandas, no llenes demasiado la sartén o se pegarán entre sí.

Coloca el pollo en un plato con papel de cocina para que se escurra el exceso de aceite.

Pollo frito

Para la salsa de naranja

Coloca la marinada que reservaste en un cazo pequeño, a fuego medio alto.

Cuando la marinada hierva, vierte dos cucharadas de maizena y 30 ml. de agua. Remueve bien hasta que la salsa se espese, no tiene que estar muy espesa, cuando se enfríe un poco se espesará más.

Para servir

En un bol/tupper con tapa, coloca el pollo, vierte la salsa por encima, cierra y agita para que se mezcle. Retira los kumquats si quieres.

Derramando la salsa de naranja sobre el pollo

[OPCIONAL] Sírvelo con un poco de cebolleta picada por encima y semillas de sésamo.

El truco para enternecer el pollo lo saqué de Rasa Malaysia
La receta original de pollo a la naranja la encontré en Damn Delicious

00:00

 

9 comments

  1. Pilar

    Esta es una receta bastante elaborada , estoy deseando probarla, pero me esperare a que me la hagas tú.

    Reply

    1. Ana

      Jaja, a veces las cosas saben mejor cuando nos las cocinan otros, ¿verdad? ;)

      Reply

  2. Ester

    Me has dejado loca con lo del bicarbonato en el pollo. Qué efecto creas con eso?

    Reply

    1. Ana

      Aumenta el PH de la superficie de la carne, dificultando que las proteínas se compacten excesivamente, lo que hace que cuando las cocinemos el interior de la carne permanezca tierno :)

      Un método más convencional (y cansado) es golpear la carne con una maza.

      Reply

  3. nelson

    increible receta, se me hace agua la boca.

    Reply

    1. Ana

      ¡Me alegra que te guste! A mí me encantan las recetas asiáticas, esta es un poco trabajosa pero merece la pena :)

      Reply

  4. Vasitos de salmón y naranja | A buen hambre

    […] (Más recetas con naranja: Ensalada de hinojo y naranja, Pollo a la naranja con kumquats) […]

    Reply

  5. Las 5 estrellas de febrero | A buen hambre

    […] muy de cerca a la anterior esta receta oriental en la que reinvento un poco el pollo a la naranja asiático añadiéndole a la salsa kumquats. […]

    Reply

  6. Receta: Gambas con naranja y sésamo | A buen hambre

    […] La receta que os traigo hoy os recordará (con razón) a aquella otra receta que os enseñé de pollo a la naranja, aunque la de hoy es más ligera en términos nutritivos y más sencilla de hacer. Me parece una […]

    Reply

Leave a Reply