Receta: Muslos de pollo agridulces

Mientras estuve en Valencia de viaje la semana pasada coincidí en casa de mis padres con mi hermana, que está viviendo en UK. Me trajo de allí un libro enorme de recetas con muchas ideas para hacer recetas ligeras y sanas, y en cuanto volví quise probar algunas de estas recetas en mi cocina.

Una de las que más me llamó la atención fue ésta que os enseño aquí. Es extremadamente sencilla de preparar y los ingredientes más difíciles de conseguir son fáciles de sustituir. Si no tenéis pasta de tomate concentrado (podéis encontrarla en grandes superficies comerciales), podéis sustituirla por una cucharada (tablespoon, 15 ml.) de ketchup. Y si no encontráis salsa Worcestershire, es posible añadir simplemente 15 ml. más de salsa de soja, y listo.

Una de las modificaciones que he hecho sobre la receta original es no incluir pimienta Cayena en la marinada. Si os gusta el picante podéis incluirla, o podéis optar por añadir en su lugar una cucharadita de Sriracha. La otra modificación ha sido disminuir la cantidad de pollo. La receta está pensada para ocho muslos de pollo, y yo la he cocinado para cuatro. De todas formas, he mantenido las cantidades de la marinada, porque quería que sobrara para luego tostar los muslos en la sartén de hierro fundido y para aprovechar la marinada como salsa para servir en la mesa.

Muslos de pollo agridulces

    ,

May 21, 2015

  • Preparación: 15 mins
  • Cocinado: 1 hr 25 mins
  • 15 mins

    1 hr 25 mins

    1 hr 40 mins

  • Produce: 2 raciones

Ingredientes

4 muslos de pollo

Para la salsa/marinada

60 ml. de vinagre de vino tinto

30 ml. de de pasta de tomate concentrado

30 ml. de salsa de soja

30 ml. de miel (preferentemente una suave)

15 ml. de salsa Worcestershire

1 diente de ajo, machacado/prensado

Sal

Pimienta

Indicaciones

Haz dos o tres pequeños cortes en la parte más carnosa del muslo. No hace falta que sean grandes, pero sí un poco profundos.

Hacer cortes en los muslos de pollo

Mezcla los ingredientes de la marinada hasta que queden bien ligados.

Coloca los muslos en una fuente/plato, vierte por encima la marinada, tapa con papel film (o aluminio) y guarda en la nevera durante una hora como mínimo (o hasta que los vayas a cocinar)

5 minutos antes de sacar los muslos de pollo de la nevera, precalienta el horno en modo "ventilador" a 250ºC

Transfiere los muslos a una fuente de horno, el resto de líquido de la marinada utilízalo para rociar los muslos con una brocha de cocina. NO lo descartes cuando termines.

Hornea 10 minutos a 250ºC. Pasado ese tiempo, abre el horno, dale la vuelta a los muslos, rocíalos de nuevo con el líquido de la marinada que te ha sobrado, y hornéalos durante otros 10 minutos

OPCIONAL: Una vez pasado ese tiempo, en una sartén MUY caliente, dora los muslos durante 1 ó 2 minutos por cada cara para que se tuesten ligeramente.

Sirve en caliente, sobre unas hojas de lechuga, o con un acompañamiento de ensalada al lado.

Adaptado de lo que vi en el libro 'Ultimate Low Fat. Healthy cooking for you and your family' (Ed. Parragon, 2008)

00:00

2 comments

  1. Receta: Pollo con corteza de yogur | A buen hambre

    […] El otro día ya os hablé del libro que me trajo mi hermana de UK y que estoy investigando a fondo. Hay unas cuantas recetas interesantes que tengo muchas ganas de probar, y a lo largo de este mes y el que viene os iré poniendo algunas por aquí, aquellas más llamativas. […]

    Reply

  2. Receta: Pollo con corteza de yogur « A buen hambre

    […] El otro día ya os hablé del libro que me trajo mi hermana de UK y que estoy investigando a fondo. Hay unas cuantas recetas interesantes que tengo muchas ganas de probar, y a lo largo de este mes y el que viene os iré poniendo algunas por aquí, aquellas más llamativas. […]

    Reply

Leave a Reply