Receta: las mini-pizzas más sencillas

Vista superior de las minipizzas.

Me encontré con esta receta hace ya un año o así, y desde entonces ha sido una de esas recetas ideales para llenar huecos en los que carecemos de inspiración culinaria. Me gusta mucho porque los ingredientes son sencillos de conseguir (todos de supermercado o frutería/verdulería), y muchos de ellos los tenemos la mayoría de las veces a mano. Además de ser muy sencilla y rápida, es ideal para aprovechar restos. Por ejemplo, solemos comprar una bolsa grande de espinacas frescas que aprovechamos para ensaladas, sin embargo, siempre se queda un resto que no es suficiente para una ensalada pero que no queremos tirar. Estas mini-pizzas son ideales para ese tipo de casos (los últimos champiñones de la caja, los últimos tomates, etc.)

La receta original incorpora aceite de oliva, pero el pesto ya suele incorporar una parte de éste, con lo que añadir más me resulta redundante. En mi receta añado orégano, que ayuda a resaltar ese aire mediterráneo. Aunque no lo he probado, sospecho que unas hojitas de albahaca fresca troceada también quedarían muy bien, quizá para sustituir la espinaca si no sois adeptos a su sabor (aunque no se nota) y darle un punto más fresco a todo el conjunto.

Es un plato ideal para los que tengáis niños que se resisten a comer verduras, si lo presentáis en forma de pizza pequeña posiblemente no se resistan tanto a la idea. Por último, me parece que además esta receta se presta mucho a ser personalizada y adaptada al gusto de cada uno, lo que resulta genial si tenemos una cena informal de amigos en casa: podemos hacer muchos tipos de pizzas variadas y servirlas como aperitivos;  si es una cena más formal, podemos hacerlas un poco más “sofisticadas” y usarlas como un entrante para una cena de inspiración italiana. Hay miles de combinaciones, seguro que vosotros ya tenéis vuestras propias ideas.

Vista lateral de las minipizzas.
Vista lateral de las minipizzas.

Las mini-pizzas más sencillas

  ,

January 24, 2015

  • Preparación: 10 mins
  • Cocinado: 15 mins
  • 10 mins

    15 mins

    25 mins

  • Produce: 6 mini-pizzas

Ingredientes

6 panes de pita

Pesto rosso (pesto rojo, pesto de tomate)

6 ó 7 tomates cherry, laminados

Algunas hojas de espinacas frescas, cortadas en tiras

4 champiñones, laminados

10 gr. de queso feta, desmenuzado

Parmesano rallado

Una cucharadita de orégano

Indicaciones

Precalienta el horno a 175 ºC

Coloca los panes de pita en la bandeja/rejilla en la que los vayas a hornear.

En cada pan de pita, extiende una cucharadita de pesto rosso, con un poquito será suficiente.

Distribuye en cada mini-pizza los tomates cherry, champiñones, espinacas y feta.

Una vez colocados los ingredientes, esparce parmesano y orégano al gusto, no hace falta que queden completamente cubiertas, ya que son suficientemente sabrosas de por sí.

Hornea durante 12 minutos

Adaptado de lo que vi en All recipes

00:00

One comment

  1. Pilar

    Es una receta muy practica para aprovechar restos.

    Reply

Leave a Reply