Receta: Kheema de cordero y guisantes

Comida ligera: kheema

Hacía tiempo que tenía algo descuidada la cocina oriental, así que pensé en ponerle remedio mostrando una receta que hago desde hace ya un par de años y que me parece estupenda para tomar un plato muy sabroso y a la vez ligero, válido tanto para comidas como cenas.

Se trata de un kheema de cordero con guisantes, un plato típico de la India pero que también se toma en otros países más cercanos, como Turquía y Armenia. Como siempre, la protagonista en estos platos suele ser la mezcla de especias, que contribuyen a dar sabor a la carne y a la vez contrastan bien con los guisantes. Mis cambios respecto a la receta original (citada abajo) han sido añadir algo más de líquido y prescindir de las especias demasiado picantes, como la canela y el chili. Si sois amantes del picante, en la receta recomiendan añadir una teaspoon (cucharadita) de canela y un poco de chili seco. La primera vez que lo hice, rebajé estas cantidades y aún así me resultó bastante picante.

El mejor acompañante para este tipo de platos, cómo no, suele ser el arroz basmati o el arroz salvaje. Otra opción es prescindir del arroz y acompañar el plato con naan, una variedad india de pan. Si no tenéis pan naan y tampoco queréis arroz, una pita es otro acompañamiento genial.

Kheema de cordero con guisantes y arroz
Kheema de cordero con guisantes y arroz

Kheema de cordero y guisantes

    

March 31, 2015

  • Preparación: 15 mins
  • Cocinado: 40 mins
  • 15 mins

    40 mins

    55 mins

  • Produce: 2 raciones

Ingredientes

20 gr. de mantequilla sin sal

1 cebolla

1 tsp. (cucharadita) de jengibre fresco rallado

3 dientes de ajo, machacados

1 tsp. (cucharadita) de cilantro molido

1 tsp. (") de comino molido

1 tsp. (") de cúrcuma

1 tsp. (") de garam masala

(OPCIONAL) 1/4 tsp. (1/4 cucharadita) de canela

50 gr. de guisantes congelados

125 ml. de tomate triturado

125 ml. de agua

Sal (al gusto)

2 ó 3 hojas de laurel

Indicaciones

En una sartén o cazo amplios, coloca la mantequilla a fuego medio (intensidad 6-7 en vitrocerámica).

Cuando la mitad de la mantequilla esté derretida, agrega la cebolla y cocínalo todo durante 8 minutos, rehogando de vez en cuando.

Cebolla rehogada con mantequilla

Una vez transcurrido ese tiempo, agrega el ajo y el jengibre, y mezcla bien, durante un minuto, hasta que desprendan sus respectivos aromas.

Ajo y jengibre añadidos a la cebolla

A continuación, vierte la carne picada.

Carne picada con la base de cebolla, ajo y jengibre

Dora la carne, pero no la cocines del todo, ya que aún tiene por delante tiempo de cocción.

Carne picada de cordero

Una vez la carne esté ligeramente dorada, añade las especias (cilantro molido, cúrcuma, garam masala, y la canela si quieres), y rehógalo todo bien, hasta que las especias estén integradas y hayan coloreado la carne.

Carne picada de cordero con especias

Cuando la carne y las especias estén mezcladas, agrega el tomate triturado, el agua y las hojas de laurel. Reduce a fuego bajo (intensidad 3-4 en vitrocerámica) y tapa la sartén. Deja que se cocine todo 15 minutos.

Hojas de laurel

Pasados los 15 minutos, incorpora los guisantes. Si los echas congelados, el tiempo de cocción será 10 minutos, si los echas ya descongelados, entre 3-5 minutos será suficiente.

Guisantes

Como sugerencia, sirve el plato con un acompañamiento de arroz basmati.

Adaptado de lo que vi en Skinny Taste

Si no encuentras cordero picado, puedes picar tú mismo la carne, o bien utilizar ternera.

00:00