Receta: Gambas con naranja y sésamo

Plato de gambas

Ya sabéis que soy muy fan de utilizar la naranja en la cocina y que además me encantan las recetas asiáticas. La receta que os traigo hoy os recordará (con razón) a aquella otra receta que os enseñé de pollo a la naranja, aunque la de hoy es más ligera en términos nutritivos y más sencilla de hacer. Me parece una buena alternativa para los guisos típicos que incorporan gambas o marisco, y además el sésamo le da un toque curioso, aunque queda algo eclipsado por la potencia de sabor de la salsa.

En la receta original (citada abajo del todo), se utilizan semillas de sésamo negras en lugar de blancas, y además he disminuido ligeramente la cantidad de vino de Jerez. Otra idea que tuve fue reducir la cantidad de maicena y utilizar parte de fécula de patata, aunque en menor proporción que en el pollo a la naranja. Además, incorporo los huevos enteros, en lugar de sólo las claras, lo cual da un poco más de consistencia al empanado. Por último, incorporo un poco más de azúcar (moreno), para obtener una salsa que al enfriarse da ese aspecto caramelizado a las gambas.

Gambas con naranja y sésamo
Gambas con naranja y sésamo

Gambas con naranja y sésamo

    

March 12, 2015

  • Preparación: 10 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 10 mins

    20 mins

    30 mins

  • Produce: 2 raciones

Ingredientes

Para las gambas

300 gr. de gambas peladas (medianas o grandes)

25 gr. de semillas de sésamo

10 gr. de maizena

15 gr. de fécula de patata (o 20 gr. de maizena si no tienes fécula)

Sal al gusto

Aceite de girasol (para freír)

Para la salsa

180 ml. de zumo de naranja

50 ml. de vino de Jerez seco (NO vinagre de Jerez)

30 ml. de salsa de soja

2 tsp. (cucharaditas) de azúcar moreno

Indicaciones

Para preparar las gambas

En un cuenco mediano, mezcla el huevo, la maizena, la fécula, la sal y el sésamo. No hace falta que lo batas mucho, simplemente asegúrate de que todo queda bien mezclado.

Mezcla de huevo, sésamo, maizena y fécula

Vuelca las gambas sobre la mezcla anterior y mézclalo todo bien.

Gambas en huevo listas para rebozar

En una sartén amplia, calienta a fuego medio-alto (intensidad 7 en vitrocerámica) un poco de aceite de girasol, el justo para que la base quede cubierta.

Cuando el aceite esté caliente pero no humeante, con unas pinzas de cocina ve colocando las gambas en la sartén. Procura que no se toquen mucho, o se pegarán entre ellas (si se pegan sólo por las puntas, luego se pueden separar).

Freír las gambas

Cocina las gambas 1 ó 2 minutos por cada cara. Es importante que el rebozado no se te queme, porque luego utilizaremos la misma sartén para la salsa y si quedan restos de rebozado quemado, pueden amargar la salsa.

Una vez cocinadas todas las gambas, resérvalas en un plato mientras cocinas la salsa.

Gambas ligeramente rebozadas y fritas

Para preparar la salsa

En la misma sartén donde has cocinado las gambas, vierte el zumo de naranja, el vino de Jerez, el azúcar y la salsa de soja.

Sube a fuego alto, y deja que la salsa hierva hasta que se reduzca, removiéndola ocasionalmente, durante 6 minutos. No debería llegar a espesarse del todo, esto sucederá al enfriarse.

Salsa de naranja, soja, Jerez y azúcar

Para servir

Cuando la salsa se haya reducido, devuelve las gambas a la sartén cuidadosamente, y para mezclarlo todo, saltea el contenido de la sartén con suavidad para que el empanado no se deshaga. Sirve acompañado de arroz blanco.

Adaptado de lo que vi en Eating Well

00:00

2 comments

  1. Pilar

    Exótica, esta me esperare a que me la hagas tu.

    Reply

    1. Ana

      Vale, aunque no es muy difícil ;)

      Reply

Leave a Reply