Receta: Biscotti de cacao, pistachos y avellanas

Ahora que tengo más tiempo libre también tengo más ganas de hacer algunas cosas de repostería que de normal no puedo hacer por ser algo más trabajosas. Esta receta, aunque requiere trabajo, luego da muchas galletas y se mantienen bien porque no llevan mantequilla, así que es una opción ideal para tener galletas crujientes a la hora del desayuno durante una semana.

La opción de hoy es otra de las recetas que he leído en el libro Donna Hay. Fresh and Light, que me encanta por su fotografía y del que ya os he puesto alguna otra receta antes (como la ensalada de garbanzos y zanahoria). Las recetas están muy bien explicadas, no son complejas y pueden adaptarse con facilidad si no encontramos algún ingrediente. Además, en concreto este libro de la serie ofrece muchas opciones de comida sana y ligera.

A la receta original sólo le he cambiado las almendras por avellanas, sin variar cantidades. Al respecto de esto, os recomiendo que si utilizáis avellanas las piquéis un poco previamente (no mucho), porque sino a la hora de cortar los biscotti las avellanas enteras resultan difíciles de cortar y se nos pueden desmontar. Si queréis utilizar almendras, la receta original dice que utilicemos almendras peladas (sin piel). 

Biscotti de cacao, pistachos y avellanas

  ,   

June 23, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 1 hr
  • 20 mins

    1 hr

    1 hr 20 mins

  • Produce: 40-50 biscotti (depende del grosor)

Ingredientes

300 gr. de harina, tamizada

35 gr. de cacao de repostería en polvo

2 tsp. (cucharaditas, unos 10 gr.) de levadura química

175 gr. de azúcar moreno

80 gr. de avellanas, picadas groseramente

45 gr. de pistachos, SIN sal y sin cáscara

2 huevos (L), ligeramente batidos

60 ml. de leche

Indicaciones

Precalentamos el horno a 160 ºC, calor arriba y abajo.

En un cuenco grande, mezclamos la harina, el cacao y la levadura química.

Incorporamos a esa mezcla el azúcar moreno, los pistachos y las avellanas (mejor ligeramente picadas).

Mezcla los huevos ligeramente batidos con la leche.

Añade la mezcla de huevo y leche sobre la mezcla de harina y frutos secos, y mezcla hasta que se forme una masa.

Cuando no sea posible mezclarlo más con cucharón, sácalo a una superficie ligeramente enharinada y amásalo ahí. Se pega bastante, así que cuidado. La masa debe quedar como la de la imagen: sólo tienen que distinguirse los frutos secos.

Divide la masa en dos.

Engrasa una bandeja con papel de horno y un poco de mantequilla. Importante, porque en el primer horneado se puede pegar mucho.

Con cada parte de la masa forma unos cilindros y colócalos bien separados en la bandeja.

Hornea a 160ºC durante 35 ó 40 minutos, o hasta que la masa este firme al tacto (no se hunda).

Una vez horneados los cilindros, sácalos del horno y disminuye la temperatura del horno a 140ºC. Deja que los cilindros se enfríen bastante antes de manipularlos.

Cuando los cilindros estén fríos córtalos en láminas relativamente finas y colócalas de nuevo en la bandeja de horno. No hace falta que vuelvas a engrasar porque ya no se pegarán.

Hornea las cortadas durante 15-20 minutos, o hasta que estén crujientes.

Adaptado de lo que vi en el libro 'Donna Hay. Fresh and Light' (Ed. Hardie Grant Books, 2012)

00:00

Leave a Reply