Receta: Nuggets de pollo caseros

Si hay algo de lo que podría comer sin cansarme es nuggets de pollo. Me encantan. La idea de comer trocitos de pollo empanados (porque eso es lo que son) me maravilla a pesar de su simpleza.

Para esta receta hace falta un poco de fe.

Sí. Fe.

No es la primera vez que hago nuggets. Sin embargo, siempre que los hago me quedan secos y no se parecen en nada a los nuggets jugosos que venden por ahí (aunque esos estén cargados de muchas cosas artificiales). El caso es que este es el tercer intento o así que hago, y al final me he decidido por utilizar un truco con el pollo que ya empleé en otra receta: bicarbonato sódico.

“¿Bicarbonato sódico?”. Casi puedo ver vuestras caras de sorpresa.

El bicarbonato sódico aumenta el pH de la carne, evitando que las proteínas se agrupen demasiado, lo que hace que la carne esté más tierna una vez cocinada. Es importante NO sobrepasar el tiempo de 20 minutos de marinada y enjuagar muy bien la carne en un colador fino (para que no se nos cuele y se nos quede esparcida por la pila), porque sino podría dejar un regusto en el pollo. Hay mucha literatura al respecto de este tema por Internet, si no tenéis bicarbonato sódico, otra forma popular de hacer el pollo más tierno es dejarlo marinar en clara de huevo y una cucharadita de maizena.

Esta receta es mía original. Los nuggets resultantes quedan jugosos y de sabor básico, podéis incluir en el pollo vuestras propias mezclas de especias (paprika puede ser una opción). También podéis experimentar con distintas salsas y acompañamientos. Un consejo es que hagáis los nuggets pequeños, aunque penséis que son enanos, porque al cocinarse se expandirán y si los hacéis del tamaño ideal en crudo, al cocinarse os quedarán grandes (es lo que me pasó a mí). Además, estos nuggets quedan bastante consistentes, con poquitos nos llenamos enseguida.

Podéis hacerlos y congelarlos, y luego freírlos directamente (aumentando un poco el tiempo de fritura), para que os queden más crujientes por fuera. Otra cosa interesante si tenéis una picadora de carne en casa (o el accesorio de picar carne de la Kitchen Aid) es que podéis utilizar restos de pollo que tengáis por el congelador.

Nuggets de pollo caseros

  ,   

July 11, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 30 mins

    20 mins

    50 mins

  • Produce: 17 ó 18 nuggets grandes.

Ingredientes

Para el pollo

2 pechugas de pollo grandes, hechas carne picada

1 tsp. (cucharadita) de bicarbonato sódico

1 tsp. (cucharadita) de ajo en polvo

8 tbsp. (cucharadas, 90 gr.) de pan rallado normal

1 tsp. (cucharadita) de fécula de patata

Sal

Pimienta negra

Para el empanado

Harina

2 ó 3 huevos (L)

Panko (pan rallado grueso)

Indicaciones

Ponemos la carne picada de pollo con una cucharadita de bicarbonato sódico en un cuenco grande. Mezclamos y dejamos marinar 20 minutos.

Pasados los 20 minutos, en un colador bastante fino (IMPORTANTE), volcamos la carne picada y la enjuagamos bien con agua fría.

Escurrimos bien la carne, quedará una especie de pasta de pollo.

En un bol grande mezclamos todos los ingredientes del pollo (pollo, ajo en polvo, sal, pimienta, fécula de patata y pan rallado). Mezclamos bien, hasta obtener una masa homogénea. La medida es que cuando formes unas bolitas, tienen que mantener la forma, si se desmontan, añade un poco más de pan rallado, hasta que obtengas una consistencia lo suficientemente sólida.

Para formar los nuggets, hacemos unas bolitas (que sean pequeñas) y las aplastamos un poco. Es mejor que cojáis muy poca mezcla cada vez, ya que al cocinarse el pollo "crecerá".

Empanamos pasando primero por harina, luego por huevo y por último por panko.

NOTA: Ahora puedes refrigerar tus nuggets hasta que los vayas a freír. Refrigerarlos un poco ayuda a que luego esté más crujiente el empanado.

Para cocinarlos en sartén: utiliza aceite de girasol, y espera a que esté muy caliente. Con unos cuatro o cinco minutos por cada cara bastará. Para cocinarlos en freidora: Calienta la freidora a 180ºC, fríe los nuggets en pequeños grupos durante 7 u 8 minutos, para que el aceite no se enfríe.

Sírvelos calientes, acompañados de una salsa de tu elección.

00:00

Leave a Reply