Receta: Huevos rellenos de cheddar y bacon

Para la propuesta de aperitivo de hoy traigo un clásico de la cocina más castiza: huevos rellenos, en este caso de cheddar y bacon. Lo bueno de esta receta es lo sabrosa que queda, y además seguro que gusta tanto a los adultos como a los niños. La podemos dejar preparada con antelación y refrigerada, así que al igual que los vol-au-vents Thai, es una opción genial si queremos tener algo preparado para luego dedicarnos a cocinar cosas más contundentes o a atender a nuestros invitados.

A la receta original, citada más abajo, le he hecho algunos cambios. Por un lado, utilizo algo más de cheddar, y el bacon es ahumado. Esto hace que luego prescinda de la sal y la pimienta. También utilizo más eneldo y más mayonesa y en lugar de cebolleta (más difícil de encontrar en invierno) utilizo cebollino fresco. Al utilizar cebollino y eneldo, me ahorro el perejil. 

En cualquier caso, el resultado es delicioso y los sabores muy comunes, de manera que gustará a aquellos invitados con paladares menos acostumbrados a las combinaciones extrañas. Si os sobra parte de la mezcla de relleno, sobre biscotti o mini tostas queda muy bien, y si no, también es un relleno estupendo para un sandwich.

Huevos rellenos de cheddar y bacon

    

December 8, 2015

  • Preparación: 30 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 30 mins

    20 mins

    50 mins

  • Produce: 12 unidades

Ingredientes

6 huevos XL

4 lonchas finas de bacon ahumado

20 gr. de cheddar

Unas ramitas de eneldo fresco

Unas ramitas de cebollino fresco

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de mayonesa

1 pizca de pimentón dulce

Indicaciones

Colocamos los huevos en un cazo amplio con agua fría y los ponemos a fuego fuerte. Una vez el agua rompa a hervir, cocemos los huevos durante 3 minutos

Después, en otro fogón, colocamos las cuatro lonchas de bacon a fuego medio-bajo, de esta forma no se rizarán.

Mientras tanto, rallamos el cheddar.

Picamos el eneldo.

Picamos el cebollino.

Cuando hayan pasado los 3 minutos de cocción del huevo, apagamos el fuego y dejamos los huevos dentro del agua durante 8 minutos

Una vez pasado ese tiempo, sacamos los huevos del agua y los ponemos en un colador, los enfriamos con agua fría durante un minuto y dejamos que acaben de enfriarse en el colador.

Cuando el bacon esté listo, tostado y crujiente, lo sacamos de la sartén y lo colocamos sobre una hoja de papel de cocina, y con otra lo presionamos para sacarle el exceso de grasa.

Una vez seco de grasa, lo cortamos en trozos pequeños con unas tijeras de cocina o lo desmigamos con las manos, dependiendo de lo gordas que sean las lonchas.

Para entonces los huevos se habrán enfriado bastante. Los colocamos de nuevo bajo el grifo de agua fría y los pelamos, de esa forma saldrá mejor la cáscara y hay menos riesgo de romperlos.

Cortamos los huevos longitudinalmente.

Sacamos con cuidado la yema. Si no sale fácilmente podemos intentar sacarla con una cucharilla de café. Colocamos la yema en un cuenco mediano, y repetimos este paso y el anterior con todos los huevos.

Machacamos todas las yemas de los huevos con un tenedor.

Agregamos a las yemas el cheddar, las hierbas picadas y el bacon en trocitos. Mezclamos.

Agregamos la mayonesa y volvemos a mezclar (la mezcla se pegará bastante).

Por último, con una cucharilla de café rellenamos los huevos.

ATENCIÓN: si estás preparando esta receta con antelación, puedes refrigerar ahora los huevos ya montados.

Colocamos los huevos en el plato de nuestra elección y espolvoreamos un poco de pimentón dulce por encima. Servimos.

Adaptado de lo que vi en L'Exquisit

00:00

Leave a Reply