Receta: galletas de chocolate y jengibre

Galletas enfriándose

En Luxemburgo, el día de entregar regalos es el 6 de diciembre, el día de San Nicolás (que es quien trae los regalos). Luego celebran la Navidad, pero los niños ya tienen los juguetes por esas fechas. Desde que vivimos aquí, también es la fecha que Ignacio  y yo tenemos para darnos nuestros regalos, porque es un poco tonto cargar los regalos hasta España en Navidades para luego volverlos a traer.

El caso es que este año, al contrario que los dos anteriores, queríamos hacer algo más especial, que no fuera darnos los regalos y ya. Este año íbamos a todo o nada. Así que pusimos árbol decorado, hicimos glühwein, y dos días antes yo dejé listas estas galletas.

La receta da unas 24 galletas, y eso son muchas galletas para dos personas y una perrita pendiente de las migajas que caen al suelo. Pasado el fin de semana, las seis o siete galletas que quedaron las envolví con un lazo para que Ignacio las llevara al trabajo, donde fueron muy bien recibidas.

A los que no seáis aficionados a las galletas con especias, os diré que en este caso el sabor, si bien es distinguible, no mata en absoluto el sabor del cacao, más bien lo realza y le da un matiz agradable, diferente a lo que estamos habituados a tomar el resto del año. Aunque sean especiales, me parecen apropiadas si tenemos que hacer galletas para una merienda, o viene gente a tomar café o, por qué no, si nos queremos dar un capricho, sin más.

Pepitas de chocolate
Pepitas de chocolate

Galletas de chocolate y jengibre

    

December 14, 2014

  • Preparación: 2 hrs 30 mins
  • Cocinado: 15 mins
  • 2 hrs 30 mins

    15 mins

    2 hrs 45 mins

  • Produce: 24 galletas

Ingredientes

200 gr. de chocolate (70% de cacao)

335 gr. de harina

1 tsp. de jengibre en polvo

1/2 tsp. de canela en polvo

1/4 tsp. de clavo de olor molido

1/4 tsp. de nuez moscada

1 tbsp. (10 gr.) de cacao desgrasado en polvo

120 gr. de mantequilla

9 gr. de jengibre fresco, rallado

55 gr. de azúcar moreno

60 ml. de melaza (melaza= tres volúmenes de azúcar + 1 volúmen de agua)

8 gr. de bicarbonato sódico

Indicaciones

Pica el chocolate en trozos pequeños, no hace falta que seas muy exacto(a), depende de cómo quieras los trozos de chocolate en tus galletas.

En un bol mediano, tamiza la harina junto con las especias secas (jengibre, canela, clavo de olor molido, nuez moscada) y el cacao en polvo.

En el bol de tu Kitchen Aid (o similar), con el batidor plano, bate la mantequilla y el jengibre, unos cuatro minutos a velocidad 6/7.

Añade el azúcar moreno, y sigue batiendo hasta que esté bien integrado.

Añade la melaza, bate hasta que esté bien integrada. La mezcla resultante debe ser de un color marrón claro, como café con leche.

Disuelve el bicarbonato sódico en agua muy caliente en un bol pequeño.

A velocidad 4/5, incorpora la mitad de la mezcla de harina. Tras un par de minutos, incorpora la disolución de carbonato sódico. Después de otros dos minutos, incorpora el resto de la mezcla de harina. Mézclalo todo bien durante unos minutos.

Agrega los trozos de chocolate.

Vierte la masa sobre una pieza de papel film, y dale una forma de "tronco" o brazo de gitano, de unos dos centímetros y medio de grosor.

Refrigera durante dos horas, o más.

Calienta el horno a 165ºC

Saca la masa del refrigerador, y córtala en medallones de medio centímetro de grosor que luego formarás en bolitas.

Si te caben las bandejas del horno en la nevera, puedes colocar las bolitas resultantes ya en la bandeja y refrigerarlas otros 20 minutos, si no, hazlo en una bandeja o plato grande que sí quepa, y recuerda colocar el papel de repostería en una bandeja del horno.

Si las has colocado en la bandeja, mete la bandeja directamente de la nevera al horno. Si no, transfiere las bolitas a la bandeja de horno y de ahí a éste. La ventaja de pasarlo de la nevera al horno es que las pepitas de chocolate conservarán mejor su forma, no se derretirán tan fácilmente.

Hornea durante 10-12 minutos, hasta que aparezcan pequeñas grietas en la superficie de las galletas. No las saques directamente del horno, déjalas dentro otros cinco minutos. Pasados esos cinco minutos, pásalas a una rejilla para que acaben de enfriarse completamente.

00:00

4 comments

  1. La ‘mise en place’ y por qué es importante para novatos en la cocina « A buen hambre

    […] dejamos listos para integrarlos en el plato final. Quizá quede más claro con un ejemplo. En las galletas de chocolate y jengibre que enseñé hace poco era necesario pesar el chocolate y cortarlo en trozos pequeños. Ese […]

    Reply

  2. Procesos: La ‘mise en place’ y por qué es importante para novatos en la cocina | A buen hambre

    […] dejamos listos para integrarlos en el plato final. Quizá quede más claro con un ejemplo. En las galletas de chocolate y jengibre que enseñé hace poco era necesario pesar el chocolate y cortarlo en trozos pequeños. Ese […]

    Reply

  3. misslila

    Muy fan del blog y de cómo está montado (me encanta lo de poder seleccionar los ítems) y de las galletas con jengibre en general.

    Reply

    1. Ana

      ¡Muchas gracias! :) La verdad es que esas galletas son MARAVILLOSAS. Están riquísimas, pero no saturan demasiado (una queja habitual de este tipo de galletas)

      Reply

Leave a Reply