Receta: Scones de avena y nueces pecanas

Derramando frosting sobre los sones

Hay algo que adoro de la vida adulta: una taza de café. Pero si va acompañada de un buen bollo (viennoiserie, que le dicen aquí) me gusta aún más. Por eso, cuando me encontré con esta receta navegando por los vastos mundos de Internet, supe que tenía que probarla en casa. Y el resultado ha sido estupendo.

Lo que más me gusta de estos scones es que son melosos, y el punto de las nueces pecanas con el sirope de arce y la suave nota de café del glaseado funcionan juntos a la perfección. Una unidad es más que suficiente para un buen desayuno, y para la merienda siempre podemos compartirlo con alguien y tomar sólo la mitad (¡aunque ya os voy adelantando que cuando los probéis no querréis compartirlos!)

En la receta he hecho algunos cambios. Para empezar, no he hecho tanto glaseado, ya que me parecía absolutamente excesivo. “5 cups” de azúcar glas son unos 600-700 gr… Yo hice la mitad de eso y quizá los scones no hayan quedado completamente cubiertos de glaseado, pero creo que el resultado se puede disfrutar igual. Por otra parte, la autora de la receta hablaba de “extracto de arce”, que no es exactamente lo mismo que el sirope, y yo lo he sustituido por una parte de sirope de arce y otra de extracto de vainilla (uno orgánico que he visto recomendado en otros sitios), creo que el resultado es fabuloso y en Europa es más fácil conseguir sirope de arce y extracto de vainilla que extracto de arce. Para finalizar, el café que yo he usado no es fuerte, como pide la receta original, sino uno un poco más suave, aunque esto depende mucho del gusto de quien lo cocine.

Un punto positivo de esta receta es que, como no necesitamos que la masa quede uniforme, es posible hacerla sin Kitchen Aid o cualquier otro procesador similar. El glaseado quizá cueste más, porque hay que batirlo bien para que se integren todos los ingredientes y no quede arenoso, pero también es posible hacerlo a mano.

Vista lateral de los scones
Vista lateral de los scones

Scones de avena y nueces pecanas

  ,   

December 16, 2014

  • Preparación: 1 hr 15 mins
  • Cocinado: 25 mins
  • 1 hr 15 mins

    25 mins

    1 hr 40 mins

  • Produce: 8 scones

Ingredientes

Para los scones

385 gr. de harina

295 gr. de avena, algo molida (que queden tropezones, pero no copos enteros)

60 gr. de azúcar

20 gr. de levadura química

2 gr. de sal

225 gr. de mantequilla sin sal, cortada en cubos

65 gr. de nueces pecanas

1 huevo

180 ml. de nata

5 ml. de sirope de arce

5 ml. de extracto de vainilla

Para el glaseado

300 gr. de azúcar glas

30 ml. de leche

15 gr. de mantequilla, derretida

5 ml. de sirope de arce

5 ml. de extracto de vainilla.

15 ml. de café

Indicaciones

Scones

Precalienta el horno a 175ºC

En un bol grande, mezcla la harina tamizada, la avena, el azúcar, la levadura y la sal. Combínalo bien.

Harina para los scones

Añade a la mezcla los cubos de mantequilla, y mézclalo todo bien hasta que te quede una especie de masa desmigada. Puedes hacerlo con un tenedor, o con dos cuchillos, cruzándolos entre sí. Procura que no queden trozos muy grandes de mantequilla.

Masa desmigada de los scones

Añade las nueces pecanas y mezcla bien.

En un bol mediano, bate la nata, el huevo, el sirope de arce y el extracto de vainilla. No hace falta que lo batas mucho, lo justo para que esté bien mezclado.

Vierte la mezcla líquida sobre la masa poco a poco, removiendo a la vez con movimientos envolventes, hasta que esté todo ligado. La masa no se hará una pelota compacta ni tendrá un aspecto fino, más bien debe parecer una mezcla grumosa, con algunas migas sueltas.

Masa desmigada para scones

Coloca la mezcla sobre una superficie de trabajo, y aplástala con tus manos hasta obtener una torta de unos 15 cm. de diámetro y dos centímetros de espesor (no hace falta ser muy exactos)

Masa de scones

Corta la masa en ocho porciones y colócalas en una bandeja de horno con el papel de horno previamente colocado.

Scones antes de meterlos al horno

Hornea durante 20-25 minutos, hasta que el centro esté algo endurecido. Los scones NO tienen casi color a pesar de estar bien cocinados, no deberían estar tostados por los bordes ni nada parecido.

Scones sin frosting

Déjalos enfriarse bien, se desmigajan con facilidad cuando están calientes.

Glaseado

En un bol grande mezcla todos los ingredientes del glaseado. Bátelo muy bien, el azúcar glas debe quedar bien integrado en la mezcla, o sino después quedara de textura arenosa. La mezcla debe quedar espesa, pero lo suficientemente líquida para derramarla sobre los scones.

Vierte el glaseado sobre los scones y déjalo reposar durante un buen rato, hasta que el glaseado se haya endurecido.

Vista superior de los scones

Adaptado de lo que vi en The Pioneer Woman

00:00

2 comments

  1. Lady Madonna

    ei! He visto en tu otro blog que te abrías uno de cocina, he entrado y he visto esta receta… pintaza! Tengo copos de avena y nueces pecanas en casa (el resto de ingredientes los tengo siempre en stock :P), estoy por ponerme a hacerlos esta tarde xD (de este finde no pasa, al Paprika que va :D)

    Veo que tú también conviertes las unidades de cups a gramos… es lo peor de las recetas anglosajonas, yo también lo hago la primera vez que hago una receta, me parece muy poco práctico medir con tazas (y eso que tengo tazas medidoras!). En cambio las cucharadas/cucharaditas sí lo veo útil (mi medidor de líquidos no tiene la precisión de 5ml :P).

    Una pregunta: la cantidad de avena está bien? Lo digo porque la receta original lleva casi 3 tazas de harina y solo media de avena, y en gramos pones casi la misma cantidad, tan poco pesa la avena?

    Reply

    1. Ana

      ¡Me alegra que te guste la receta! Están riquísimos, no duran nada, te aviso :P

      Yo las convierto porque me fastidia a veces la imprecisión de las cups y eso, como tú dices con el sistema anglosajón dependes mucho de tener un modelo de tazas medidoras parecido a quien hace la receta. Yo por eso intento siempre ponerlo todo en gramos o mililitros.

      Respecto a lo que me cuentas de la avena… ¡Resulta que yo puse dos cups! Debí leerlo mal en la receta o algo xD De todas formas, con dos cups de avena quedan estupendamente, y no noté mucha diferencia entre mis scones y los que la receta original ponía en las imágenes (aunque estas cosas siempre son sui generis). Si pruebas a hacerlo con la cantidad de avena de la receta original, cuéntame qué tal ;)

      Reply

Leave a Reply