Receta: Bocaditos coreanos de pollo

Uno de mis restaurantes favoritos de sushi en Luxemburgo (que hace mucho que no frecuento por el embarazo), tiene en su carta de entrantes unas deliciosas albóndigas coreanas hechas a base de pollo. Hace mucho tiempo que quiero probar a hacerlas en casa, y he encontrado una receta que, si bien no da exactamente el mismo resultado, se acerca bastante.

Lo bueno de las albóndigas es que, a pesar de que parecen poco “elegantes” para una cena de Navidad, podemos dejarlas hechas con antelación y hacerlas en su salsa justo antes de servirlas. Esta receta, además, incorpora un punto exótico a nuestra mesa pero gustará a las personas que no están cómodas con las mezclas de sabores poco convencionales de estas fiestas. Si hacéis una gran cantidad de albóndigas, podéis guardar parte en el congelador y utilizarlas para una sopa de inspiración asiática, parecida a la sopa Wan Tun.

He hecho algunas adaptaciones a la receta que he encontrado. Por un lado, mis albóndigas son de pollo. Además, no utilizo sal en la mezcla (ya que la salsa de soja me parece suficiente).

Si las queréis servir como en la imagen, os recomiendo que las hagáis bastante pequeñas, y si no encontráis brotes, podéis servirla en un cogollo pequeño de lechuga. Otras opciones pueden ser servirlas en pincho.

Bocaditos coreanos de pollo

    

December 17, 2015

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 25 mins
  • 20 mins

    25 mins

    45 mins

  • Produce: 15 albóndigas aprox. (según tamaño)

Ingredientes

Para las albóndigas

500 gr. de carne de pollo picada

2 cebolletas

La yema de un huevo

2 tbsp. (cucharadas) de maicena

1 diente de ajo mediano

1 tsp. (cucharadita) de jengibre fresco rallado

1 tbsp. (cucharada, 15 ml.) de salsa de soja

Para la salsa

3 tbsp. (cucharadas, 45 ml.) de salsa de soja

1 tbsp. (cucharada) de azúcar

2 tbsp. (cucharadas, 30 ml.) de miel

3 tbsp. (cucharadas, 45 ml.) de vinagre de arroz

3 tbsp. (cucharadas, 45 ml.) de agua

2 dientes de ajo, finamente laminados

1 trozo de jengibre pequeño, finamente laminado

OPCIONAL: Para la presentación

Brotes tiernos

Indicaciones

Picamos las dos cebolletas.

Picamos finamente el ajo.

En un cuenco mediano, mezclamos bien todos los ingredientes de las albóndigas. Cuando esté bien mezclado todo, probamos a formar una albóndiga. Si la mezcla está muy líquida o no mantiene la forma, podemos añadir más maicena (o harina, o pan rallado fino).

En un plato aparte colocamos más maicena (o harina si no tenemos maicena). Formamos las albóndigas y las rebozamos un poco.

Una vez nuestras albóndigas esté hechas, las doramos ligeramente en una sartén para sellarlas. No hace falta cocinarlas del todo, acabaremos de cocinarlas con la salsa.

Mezclamos todos los ingredientes de la salsa en un cuenco pequeño.

En una sartén amplia (que quepan todas las albóndigas o la mayoría de ellas), vertemos la mezcla de la salsa y calentamos a fuego medio durante 3 ó 4 minutos, hasta que la salsa se espese ligeramente.

Colocamos las albóndigas selladas y las cocinamos moviendo la sartén cada dos minutos para que se impregnen de la salsa por toda la superficie.

Servimos calientes.

Adaptado de lo que vi en Korean Bapsang

00:00

Leave a Reply