Receta: kefta

Kefta ya cocinado

Aunque el kefta no es un aroma, lo cierto es que preparándolo uno tiene los aromas orientales en sus fosas nasales todo el rato (y, por extensión, en sus papilas gustativas).

Lo cierto es que más allá de algún couscous de vez en cuando y esos botes de tikka masala que tengo en la despensa, no practico la cocina oriental en casa habitualmente, lo cual es una verdadera pena, porque sus fragancias y sabores te dejan embriagada(o) antes, durante y después de llevar a cabo la receta.

Me encontré con esta receta de una forma muy curiosa. Este año, una de las compañeras de trabajo de Ignacio organizó una especie de cena de Acción de Gracias (Thanksgiving) en su casa, porque viene de haber vivido muchos años en EE.UU y se trajo con ella la tradición. No obstante, no fue una cena convencional de Acción de Gracias, sino que tenía un poco de todo, reflejando muy bien el espíritu de la anfitriona, una mujer belga-iraní que ha vivido en Costa de Marfil, Marruecos, EE.UU, UK, etc. Así que, al lado del maravilloso y gran pavo que cocinaron ella y su marido, también pusieron platos como éste, el kefta, un plato de arroz con bayas iraníes, un cuenco con salsa de yogur, la tradicional patata machacada… Probé un poco de todo, pero una de las cosas que más me gustaron fue la receta que os pongo aquí, el kefta. Esencialmente, son unas albóndigas de carne de cordero algo aplastadas y con especias orientales.

Alabé profusamente este plato, y muy amablemente me prestaron el libro del que sacaron la receta, que tiene además otras muchas cosas que quería probar.

¿Quieres tener un menú de las Mil y Una noches completo? Combina este plato con el Couscous con berenjena y salsa de orejones.

Ingredientes del kefta
Ingredientes del kefta

Kefta

    

December 11, 2014

  • Preparación: 20 mins
  • Cocinado: 20 mins
  • 20 mins

    20 mins

    40 mins

  • Produce: 16 ó 17 piezas de kefta

Ingredientes

Para el kefta

500 gr. de carne de cordero picada (de un 10% de grasa)

1 cebolla picada muy fina

2 dientes de ajo machacados

1 tbsp. de paprika (pimentón)

1 tsp. de comino.

1/8 tsp. de canela

1 huevo grande, batido

Sal (al gusto)

Pimienta (al gusto)

Aceite de girasol

Para la salsa de acompañamiento

1 yogur griego, natural

1 tbsp. de zumo de limón

1 tsp. de orégano

Indicaciones

Si utilizas la Kitchen Aid: utiliza el accesorio de batidora plana, y vierte en el bol todos los ingredientes. Mézclalo a velocidad 5 durante unos minutos, hasta que esté todo bien mezclado y la mezcla sea homogénea.

Si lo haces a mano: en un bol grande, mezcla todos los ingredientes y amásalos juntos hasta que tengas una mezcla lo más homogénea posible.

Refrigéralo durante 15 minutos (puede ser más).

Con las manos, forma una albóndiga gorda, y luego aplástala con los dedos sujetándola en la palma, hasta tener una pieza de unos dos centímetros de espesor (es decir, tirando a gordito).

Calienta el aceite de girasol en una plancha o sartén plana.

Cocina las piezas cinco minutos por cada lado. El objetivo es que queden tostadas por ambos lados pero jugosas por dentro.

Mientras el kefta se cocina, mezcla los ingredientes de la salsa en un bol.

Para degustarlo, coloca el kefta en el plato y sirve la salsa en un recipiente pequeño a parte, para poder mojar la carne dentro.

Fuente: 'La cuisine marocaine' de Hilaire Walden

00:00

2 comments

  1. Aromas orientales II: Couscous con berenjena y salsa de orejones « A buen hambre

    […] receta es otra de aquellas que iban en el libro que me dejaron para preparar kefta, y la verdad es que son dos recetas que se pueden combinar muy bien para un menú muy consistente y […]

    Reply

  2. Receta: Couscous con berenjena y salsa de orejones | A buen hambre

    […] receta es otra de aquellas que iban en el libro que me dejaron para preparar kefta, y la verdad es que son dos recetas que se pueden combinar muy bien para un menú muy consistente y […]

    Reply

Leave a Reply