Dulces

Receta: Semifreddo de vainilla, 2 estilos

Cuando era pequeña, a veces nos juntábamos con la familia en verano para merendar. Algunas de esas veces, alguien traía una de esas tartas Comtessa heladas, que siempre causaban sensación. A mí me parecían un poco aburridas entonces porque tienen sobre todo nata o vainilla y el chocolate va en capas muy finitas. Yo siempre he sido de las de mejor que sobre chocolate a que falte.

Continue Reading “Receta: Semifreddo de vainilla, 2 estilos”

Receta: Limonada de jengibre y fresa

No os imagináis cómo tengo ahora mismo el jardín de mi casa. Es un jardín pequeño, pero el desastre es tal que la gata de la vecina lo utiliza como recreo, para intentar cazar pájaros y bichos. Ni siquiera la presencia de Dido, mi perra, logra que la dichosa gata se mantenga a distancia. No ayuda que mi perra es más cobarde que Scooby Doo sin su caja de galletas. Un día no quería pasar por delante de un coche porque debajo había un gatito pequeño.

Continue Reading “Receta: Limonada de jengibre y fresa”

Receta: Atayef asaferi

Hoy os traigo la historia de un fracaso y una victoria.

Si me seguís en la cuenta de Instagram, el otro día visteis en los momentos (Stories o como se llame) que estaba intentando hacer clotted cream, un producto típico de Cornwall (Cornualles, para los castizos), en Wales (Gales). Tengo un amigo inglés que siempre comenta lo maravillosos que están los scones con clotted cream, y yo que soy fan de los scones, llevo pensando en esta crema desde que he oído hablar de ella, hace ya unos meses.

Continue Reading “Receta: Atayef asaferi”

Receta: Crostata de paraguayos y cerezas

Tengo una amiga de Murcia que cuando llega verano siempre comenta lo mucho que le gustan los paraguayos, o “chatos”, como ella los llama. Curiosamente, aquí en Luxemburgo los traen de España en los primeros meses de verano, y además son un éxito, ya que están algo más dulces que otras variedades de melocotones, como las nectarinas. El caso es que siempre que paso por la sección de frutería del mercado, me acuerdo de mi amiga.

Continue Reading “Receta: Crostata de paraguayos y cerezas”

Receta: Tartaletas de mascarpone y fresas

Pocas cosas hay en este mundo que griten “¡Ya llega el buen tiempo!” como una caja de fresas.

Aunque ahora se pueden disfrutar prácticamente todo el año (eso sí, a precios prohibitivos), las fresas son el emblema de la primavera y del principio del verano. A mí me resulta una fruta muy práctica porque se pueden incluir con facilidad en desayunos (incluyendo en tostadas), en postres (por ejemplo con chocolate) y he visto por ahí que también en ensaladas, aunque todavía no me he aventurado por esos terrenos.

Continue Reading “Receta: Tartaletas de mascarpone y fresas”

Receta: Mousse de chocolate y crema de naranja

A lo largo del reto Navidades 2015 os he ido enseñando unas cuantas ideas para aperitivos y entrantes que podéis elaborar estas fiestas. Sin embargo, todavía no os había enseñado ningún postre. Con esta mousse de chocolate y crema de naranja seguro que vuestros invitados quedan encantados.

Está basada en una receta que ya hice este verano, y que nos gustó bastante. En este caso, el proceso para hacer la mousse es el mismo, pero la crema de mascarpone y naranja es de invención propia. Si os gusta mucho el sabor de la naranja y el contraste con el chocolate, debo avisaros de que la crema de naranja tiene un sabor bastante suave, si queréis que tenga más sabor podéis añadir más zumo, aunque posiblemente luego haya que batir la mezcla final durante más tiempo para que se monte. Yo no soy muy fan de la combinación naranja-chocolate, por lo que el resultado me pareció ideal.

Aunque es un postre de elaboración compleja, podemos hacer la mousse de chocolate el día antes de recibir a nuestros invitados, ya que la crema de mascarpone y naranja se puede tener lista en 15-20 minutos (menos si tenéis varillas eléctricas o algo similar). La mousse es bastante pesada, por lo que considero que es más acertado servirla en vasitos pequeños, para luego dejar sitio para el turrón y los polvorones.

Mousse de chocolate y crema de naranja

    

December 15, 2015

  • Preparación: 1 hr
  • Cocinado: 30 mins
  • 1 hr

    30 mins

    1 hr 30 mins

  • Produce: 5-6 vasitos de mousse

Ingredientes

Para la mousse

5 huevos (L), claras y yemas separadas

200 gr. de chocolate negro para derretir

2 tbsp. (cucharadas, 30 gr) de azúcar fina

Para la crema de naranja

El zumo de una naranja y 1/2

La ralladura de una naranja

85 gr. de mascarpone

2 tbsp. (cucharadas) de azúcar fina

200 ml. de nata líquida (35-36% grasa)

1 tsp. (cucharadita) de esencia de azahar

Indicaciones

Empezamos por la mousse. Troceamos los 200 gr. de chocolate.

En un recipiente apto para calor colocamos el chocolate para derretirlo al baño. Es importante que no entre NADA de agua en el chocolate, por lo que lo ideal es que el recipiente que escojamos no deje resquicios y NO llenar el cazo con mucha agua.

Cuando el chocolate esté casi derretido, incorporamos los 30 gr. de azúcar y removemos bien para integrarla, a la vez que el chocolate acaba de derretirse completamente.

Una vez el chocolate esté completamente derretido, lo apartamos del fuego y dejamos que se enfríe durante unos minutos.

Cuando el chocolate se haya temperado un poco, vamos agregando una a una las cinco yemas de huevo, mezclándolas bien cada vez.

Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve (puntas firmes).

Para mezclar las claras y la masa de chocolate, utilizamos una espátula y lo integramos todo con movimientos envolventes.

Colocamos la mousse de chocolate en los recipientes de nuestra elección, tapamos con papel film y dejamos enfriar en la nevera durante al menos cuatro horas (se pueden dejar de un día para otro).

Para la crema de naranja, mezclamos bien el mascarpone, el zumo de naranja, la esencia de azahar y la ralladura de naranja.

Una vez mezclado, añadimos la nata (mejor si está fría o muy fría) y batimos todo hasta que se espese un poco.

A continuación, incorporamos las 2 tbsp. de azúcar fina y terminamos de montar la mezcla.

Colocamos la crema de naranja en una manga pastelera y la distribuimos sobre los vasitos de mousse. Servimos al momento o refrigeramos hasta la hora de servirlo.

En los tiempos de preparación y cocinado NO se cuenta el tiempo de enfriado de la mousse.

00:00

Receta: Bizcocho ‘carrot cake’

Ya no se puede mirar hacia otro lado: ha llegado el otoño. Aunque el reflejo natural es quejarnos porque se nos han acabado las vacaciones y las horas de estar tirados en la playa (o en la montaña), hay una razón para alegrarse, y es que con la llegada del otoño podemos desempolvar el horno, que ha estado quieto en verano, y aprovechar deliciosas recetas de bizcochos como ésta.

El carrot cake es un pastel de zanahoria bastante popular y típico de la cultura anglófona. Aunque está riquísimo, lo cierto es que en su variante tradicional es bastante pesado, ya que incluye un glaseado dulce a base de queso crema. Además, es bastante difícil de confeccionar. Pero esta opción que os traigo es algo más ligera y además mucho más sencilla de hacer.

Ya habéis visto antes otras recetas del libro del que saco esta receta (citado más abajo): el bizcocho de avellanas o el bizcocho bicolor de chocolate y sirope de arce. En esta receta me he permitido la libertad de añadir nueces pecanas, ya que las he probado en otros pasteles de este tipo y combinan maravillosamente bien con el bizcocho. Mi sugerencia es que no os cortéis en absoluto con estas nueces, yo la próxima vez que haga este bizcocho las voy a poner también en mitad del bizcocho y no sólo por arriba. Le dan un punto genial.

Posibles sustituciones

Galletas tipo speculoos -> Alguna galleta de miel o galletas de canela.

Nueces pecanas -> Avellanas.

Bizcocho ‘carrot cake’

  

September 22, 2015

  • Preparación: 40 mins
  • Cocinado: 45 mins
  • 40 mins

    45 mins

    1 hr 25 mins

  • Produce: 1 bizcocho de 16 cm.

Ingredientes

300 gr. de zanahorias (peso sin pelar ni limpiar)

6 galletas tipo Speculoos (galletas de miel)

3 huevos, claras y yemas SEPARADAS

160 gr. de azúcar moreno

80 gr. de harina

10 gr. de levadura química

1 pizca de sal (para montar las claras)

Mantequilla (para engrasar el molde)

10 nueces pecanas

Indicaciones

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Pelamos las zanahorias y las rallamos.

Colocamos las seis galletas speculoos dentro de una bolsa y con un rodillo de cocina y las machacamos bien.

En un cuenco grande, mezclamos las yemas de los huevos y el azúcar moreno.

Una vez tengamos una pasta más o menos homogénea, añadimos la harina y la levadura química y mezclamos bien. Quedar una masa un poco difícil de trabajar.

A continuación, añadiremos las zanahorias ralladas y las galletas machacadas. Volvemos a mezclar bien. El agua de las zanahorias ayudará a aligerar la masa.

Quedará una pasta oscura y espesa, pero que se puede verter.

Engrasamos el molde (yo usé uno de 16 cm.). Si le ponemos papel de horno liso en el fondo, luego será más fácil desmoldarlo.

Montamos las claras de los huevos a punto de nieve (puntas firmes), poniéndoles una pizca de sal antes de batirlas.

Vertemos las claras ya montadas y firmes sobre la mezcla de zanahorias.

Con una espátula de madera o plástico, vamos integrando las claras en la mezcla de zanahorias con movimientos envolventes, hasta que quede una masa marrón homogénea con algunas burbujas.

Picamos groseramente las nueces pecanas.

Vertemos la masa en el molde, y espolvoreamos las pecanas picadas por encima.

Horneamos a 180º durante 40-45 minutos, o hasta que pinchando un palillo en el centro del bizcocho, éste salga limpio.

Adaptado de lo que vi en el libro 'Cake. Les meilleures recettes' (Ed. Larousse, 2013)

00:00

Receta: Limonada de sandía

Ahora que el verano está en pleno apogeo y está trayendo muchas jornadas calurosas, apetece más que nunca una limonada bien fría. En la receta de hoy os propongo actualizar vuestra receta de limonada añadiéndole un poco de sandía, una de las frutas estrella de la temporada.

No os conté en la entrada del jueves pasado que, mientras estaba en EEUU me rompí el pulgar de la mano izquierda, justo la primera mañana que pasamos fuera de Nueva York. Y claro, el dedo tiene que estar entablillado hasta el 3 de agosto, así que me resulta imposible hacer recetas muy complicadas (todas las que incluyen masa, por ejemplo). Afortunadamente estamos en verano y apetece poco pasar mucho tiempo cocinando.

Esta receta tan sencilla y apetecible se me ocurrió, precisamente, en el viaje por EEUU. En una de las cadenas de comida rápida a la que fuimos hacían una limonada con sandía que me encantó, con el mismo formato que os enseño aquí: sirope + hielo + limonada + decoración de sandía. Por supuesto, no me dieron la receta, pero he estado maquinando hasta que he encontrado algo similar, aunque mucho más natural y sin ningún tipo de edulcorante artificial. El sirope me ha quedado más oscuro y no de un rojo vivo, pero deduzco que eso se debe a que el mío está realmente hecho con sandía y no con sucedáneos. Si os gustaría un color más rojo, podéis utilizar colorantes.

Curiosamente, es posible en mi limonada notar el sabor de la sandía a la vez que el del limón, y juntos crean una combinación refrescante y muy apetecible para las calurosas tardes veraniegas.

Limonada de sandía

    

July 18, 2015

  • Preparación: 25 mins
  • Cocinado: 2 hrs
  • 25 mins

    2 hrs

    2 hrs 25 mins

  • Produce: 800 ml. de limonada (aprox.)

Ingredientes

Para la limonada

5 limones medianos

500 ml. de agua

2 tbsp. (cucharadas, 30 gr.) de azúcar fina

Para el sirope de sandía

300 gr. de pulpa de sandía

200 gr. de azúcar de caña

Opcional

Sandía troceada, para decorar

Indicaciones

Empezamos preparando la limonada para que le dé tiempo a enfriarse. Exprimimos los 5 limones.

Después de exprimirlos, recomiendo colar el zumo para que no queden trozos de pulpa. Simplemente lo volcamos en la jarra que deseemos utilizando un colador fino, si se atora y no cae zumo, basta con remover con una cucharilla la pulpa de dentro del colador para que deje pasar el zumo.

Añadimos los 500 ml. de agua a la jarra con el zumo de limón y removemos.

A continuación, añadimos las dos 'tablespoons' de azúcar y removemos de nuevo para disolver el azúcar.

Por último tapamos nuestra limonada, y la dejamos enfriar en la nevera mientras hacemos el sirope. (Podéis no taparla, yo lo hago porque soy un poco maniática con los olores)

Para preparar el sirope, colocamos en un cazo mediano la sandía y el azúcar de caña. Lo ponemos a fuego fuerte hasta que la sandía empiece a soltar agua. No os preocupéis por las pepitas, luego se cuela todo y no queda ni una.

Cuando la sandía suelte agua y los trozos se hayan reducido, bajamos el fuego de intensidad, a fuego medio, y dejamos que se siga cociendo durante unos 10 minutos

La sandía no llegará a deshacerse completamente, por lo que recomiendo colar todo y quedarse con el jarabe resultante, que deberemos cocer otros 5 minutos. Queda un sirope de color caoba.

Dejamos que el sirope se enfríe. Podemos dejar que pierda temperatura durante un rato fuera de la nevera, y luego acabar de enfriarlo en la nevera.

Para nuestros vasos de limonada, empezamos poniendo medio dedo de sirope de sandía.

A continuación colocamos hielos.

Acabamos con una buena dosis de zumo de limón.

Decoramos con la sandía si lo deseamos y servimos acompañado de una cucharilla, para mezclar el sirope y la limonada.

En el tiempo de cocinado se cuenta el tiempo de enfriado adecuado para la limonada.

00:00